Peso cae ante posibilidad de que la Fed aumente tasas de interés

miércoles, 8 de marzo de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El peso retomó la senda negativa ante la probabilidad de que la Reserva Federal (Fed) aumente las tasas de interés la próxima semana. En sucursales bancarias el billete verde alcanzó los 20 pesos, mientras que a nivel interbancario o al mayoreo se ubicó en 19.64 unidades, 0.83% más caro que al cierre de ayer, informó el Banco de México (Banxico). De acuerdo con el análisis económico de Banco Base, la depreciación del peso estuvo relacionada principalmente con una mayor probabilidad de que la Fed suba su tasa de referencia, que según el mercado se ubicó en 100%. “Esto ocurrió después de que se publicara la encuesta ADP de empleo del sector privado en Estados Unidos, mostrando la creación de 298 mil posiciones laborales durante febrero, lo que supera las expectativas del mercado y hace probable que los datos de la nómina no agrícola del mismo mes, que se publicarán este viernes, también sean positivos”, explicó. Además, el peso fue impactado por los precios internacionales del petróleo, que tuvieron un retroceso después de que las estadísticas semanales de la Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) mostraron un incremento de los inventarios petroleros de 8.21 millones de barriles, el mayor incremento semanal desde octubre de 2016. Impactado por reporte de Fitch En nuestro país, la agencia calificadora Fitch Ratings advirtió que se ha acentuado la perspectiva negativa para la calificación de la deuda soberana de México, haciendo referencia a un débil crecimiento económico (2.5% en los últimos cinco años) en comparación con otros países de calificación comparable (3.5%). Además hizo hincapié en el riesgo que representa para la inversión extranjera la nueva administración estadunidense, lo que dejaría el financiamiento del déficit de cuenta corriente a merced de la inversión de cartera y el endeudamiento externo. Frente a ese panorama, el peso tuvo un día gris este miércoles, pero no fue la única moneda entre los países emergentes. Según el Banco Base, la divisa con mayores pérdidas entre los principales cruces fue el real brasileño, con una depreciación de 1.59%, cotizando en 3.16 reales por dólar, seguida del rand sudafricano, que perdió 1.33%, mientras que la corona noruega se depreció 1.13%. El dólar canadiense también registró una depreciación de 0.60%.

Comentarios