Consumo de gasolina en el país se desplomó entre 15 y 20%: Onexpo

jueves, 22 de febrero de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por donde se vea, el constante incremento del precio de las gasolinas ha impactado el bolsillo de los mexicanos, obligando a los consumidores a reducir la compra de este combustible. Así lo dejó ver Roberto Díaz de León Martínez, presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo), quien en rueda de prensa realizada en las instalaciones del gremio aseguró que el consumo de gasolina en el país se desplomó entre 15 y 20% entre enero y febrero, debido al alza en los precios, tanto en la Magna como en la Premium y el Diésel. “El comportamiento de precios nos ha afectado. Ha bajado el consumo porque, ante los incrementos de precio, el uso racional de los vehículos se ha puesto a operar por parte de los consumidores”, señaló el líder empresarial. No es poca cosa, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el precio de las gasolinas aún continúa impactando en la inflación: En la primera quincena de febrero, el costo de la gasolina de bajo octanaje tuvo un alza quincenal de 2.55%, mientras que la gasolina de alto octanaje, es decir, la Premium, se elevó 2.06%. Para Díaz de León, los precios de la gasolina pueden bajar a futuro cuando el costo internacional de combustible disminuya y el tipo de cambio se reduzca, pues los precios del combustible se determinan sobre una fórmula estructurada por esas variables, aunque dejó en claro que no es posible saber cuándo ocurrirán esas condiciones. Sin embargo, el Banco de México (Banxico) anticipó riesgos para la inflación, como una depreciación de la moneda nacional en respuesta, entre otros factores, a una evolución desfavorable del proceso de negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y una reacción adversa de los mercados a las acciones de política monetaria en Estados Unidos. Entre otros riesgos destacan episodios adicionales de choques en los precios de los bienes agropecuarios o que se presenten presiones al alza en los precios de algunos energéticos, ya sea por incrementos en sus referencias internacionales o por ausencia de condiciones de competencia en algunos mercados. Para el gremio de los gasolineros además persisten más preocupaciones como el aumento en la cuota de mantenimiento que Petróleos Mexicanos (Pemex) cobra a los expendedores, la cual se incrementó en 100% este año. Díaz de León detalló que esa cuota, que se paga para mantener la franquicia de la petrolera, se calcula cada año en el mes de enero y representa alrededor de un centavo por litro de gasolina vendida, por lo que su duplicación pone en riesgo a muchos gasolineros que no podrán solventar el alza. Otros de los problemas que enfrenta el sector son el rezago en la constitución de nueva infraestructura de almacenamiento y transporte por ducto de gasolina y diésel; así como la inadecuada negociación de contratos de importación, transporte, almacenamiento, comercialización y distribución. También, pugnaron por la instalación de nuevas franquicias y ampliar el mercado en lugares que lo requieran. En materia de inseguridad, el líder de la Onexpo mencionó que el evitarla es un trabajo en conjunto, tanto del gobierno como de la población; e invitó a denunciar cualquier acto de compra-venta ilegal de combustible. Luego agregó que la presencia de huachicoleros en distintos puntos de la República desincentiva a los posibles nuevos franquiciatarios a invertir en nuevas gasolineras en este tipo de regiones. Igual, recordó que en este problema destacan municipios de Sinaloa, Guanajuato, Tabasco, Puebla, Tamaulipas, Veracruz como sitios en “focos rojos”.

Comentarios