Fitch Ratings advierte riesgos en reformas estructurales y política económica si gana López Obrador

viernes, 16 de marzo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La agencia calificadora Fitch Ratings advirtió la existencia de riesgos en la implementación de las reformas estructurales, así como en la política económica del país, en caso de que Andrés Manuel López Obrador gane la Presidencia de la República. Al ratificar la calificación crediticia de México, ubicada en “BBB+” con perspectiva “Estable”, la agencia con sede en Nueva York señaló: “Bajo una administración dirigida por el candidato izquierdista, Andrés Manuel López Obrador, no pueden descartarse riesgos bajo la implementación más lenta de las reformas (especialmente en el sector energético), la reorientación de una política económica hacia una mayor intervención estatal y altos gastos fiscales”. Agregó que “como resultado, la volatilidad del mercado financiero podría intensificarse antes de las elecciones del 1 de julio o después y representar otro obstáculo para el crecimiento y la inversión. Sin embargo, los controles y equilibrios institucionales, la probabilidad de un congreso dividido y salvaguardas constitucionales sobre algunas de las reformas estructurales podría evitar una salida rápida y marcada bajo esta administración”. Debilidad institucional y violencia Fitch Ratings puso el dedo en la debilidad institucional del país y en la violencia. Y es que, señaló que a pesar de que México cuenta con una base económica diversificada y un historial de políticas económicas disciplinadas que han dado estabilidad macroeconómica, las finanzas públicas y las instituciones del país son débiles. “Se contraponen a limitaciones como un crecimiento económico moderado, debilidades estructurales en sus finanzas públicas, poca penetración del crédito y una debilidad institucional que se evidencia por la alta incidencia de violencia y corrupción relacionadas con las drogas”, dijo. La calificadora estimó que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) continuará de forma moderada y espera que sea de 2.4% para 2018 y 2019, en comparación con el 2% que registró en 2017. Al respecto, explicó que “una mayor demanda de Estados Unidos, mayores precios del petróleo y la estabilización de la producción, así como la implementación de las reformas estructurales podrían sostener el crecimiento”. Eso sí, dejó claro que, además del riesgo derivado de las elecciones de julio próximo, “las persistentes incertidumbres” que rodean a las negociaciones Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), representan otro factor que podría afectar la llegada de inversión y el crecimiento de la economía mexicana.

Comentarios