Petroprecios dan respiro al peso este lunes; el dólar se oferta en $20.20

lunes, 21 de mayo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Después de cerrar la semana en su peor nivel en lo que va de 2018, el peso logró recuperar terreno este lunes frente al dólar, tras el alza de los precios internacionales del petróleo, así como la disminución en la tensión entre China y Estados Unidos. En sucursales bancarias, el billete verde se ofertó en 20.20 pesos, mientras que a nivel interbancario se cotizó en 19.85 unidades, es decir, 0.43% más barato que el cierre del pasado viernes. Las presiones a la baja se debieron a un aumento en la demanda por activos de riesgo, luego de que disminuyeran las tensiones por una posible guerra comercial entre Estados Unidos y China. “Si bien, ambos países acordaron contener las presiones sobre una disputa comercial, la incertidumbre sobre si Estados Unidos logrará disminuir su déficit comercial con el gigante asiático permanece”, señaló el análisis del Banco Base. Por otro lado, el incremento en los precios del petróleo fue otro de los factores que permitió que las divisas de economías productoras de commodities, en particular de crudo, registraran ganancias frente al dólar estadunidense. Al cierre de la jornada, el peso colombiano mostró una apreciación de 1.65%, el dólar australiano ganó 0.97% y el rublo ruso avanzó 1.01%. El Banco Base explicó que “el alza en los precios del crudo se debió a la expectativa de que la oferta de petróleo a nivel global continuará disminuyendo, debido a una potencial reducción en la producción petrolera de Irán y a la caída ya observada en la producción de Venezuela”. Lo anterior, llevó al WTI a cerrar la jornada con una ganancia de 1.61%, cotizando en 72.43 dólares por barril, cerca de su nivel máximo desde noviembre de 2014. Respecto del TLCAN, puntualizó el análisis, es importante notar que durante sesión la incertidumbre relacionada con el proceso de renegociación del acuerdo incrementó nuevamente. Al inicio de la jornada, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, mencionó que los negociadores estadunidenses seguirán enfocados en alcanzar el mejor resultado posible para su país y dejó abierta la posibilidad de que Trump sugiera la aprobación de un skinny-deal, un acuerdo que no necesitaría ser aprobado por el Congreso. La propuesta de Mnuchin amplía la ventana de tiempo para que los tres países puedan alcanzar un acuerdo en el corto plazo. Sin embargo, un aumento en las tensiones comerciales no puede ser descartado, pues el próximo 1 de junio terminará el plazo para que Estados Unidos aplique los aranceles de 15 y 10% a las importaciones de acero y aluminio provenientes de México y Canadá. Cabe recordar que la administración estadunidense decidió exentar a ambos países con la condición de que durante mayo se alcanzara un acuerdo en la renegociación del TLCAN.