Inflación registra crecimiento anual de 3.99%, el más alto en 14 meses

lunes, 24 de agosto de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).—La inflación se aceleró en la primera quincena de agosto, al registrar un crecimiento anual de 3.99%, el más alto de los últimos 14 meses, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). En el interior del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), la inflación subyacente se elevó 0.18% para colocarse en una tasa anual del 3.93% en los primeros 15 días de agosto. Este tipo de inflación excluye a los productos agropecuarios, energéticos y las tarifas autorizadas por el gobierno. Mientras que la inflación no subyacente, que solamente integra a los productos antes mencionados, los cuales se caracterizan por su elevada volatilidad, aumentó 0.43%, ubicándose en una variación anual del 4.18%, de acuerdo con Inegi. Los bienes que más aumentaron en la primera quincena de agosto son el jitomate con un incremento quincenal de 9.51%; derechos por suministro de agua, 2.77%; gas doméstico, 1.05%; limón, 15.73%; tomate verde, 10.97%; piña, 20.21%; papel higiénico y pañuelos desechables, 1.73%; automóviles, 0.46%; loncherías, fondas, torterías y taquerías, 0.18%; y electricidad, 0.58%. En contraste, los que disminuyeron son la gasolina de bajo octanaje con una disminución quincenal de 0.55%; pollo, -1.20%; naranja, -7.30%; huevo, -1.33%; cerveza, -0.61%; Universidad, -0.39%; plátanos, -2.18%; aguacate, -2.10%; papa y otros tubérculos, -0.89%; y cine, -1.62%. https://twitter.com/SantaellaJulio/status/1297858799659814922?s=20 "La variación quincenal de 0.24% q/q del Índice Nacional de Precios al Consumidor en la primera quincena de agosto es la segunda más baja en 5 años para dicha quincena en años anteriores; en términos anuales quedó en 3.99% a/a.", escribió en Twitter el presidente de Inegi, Julio Santaella. De acuerdo con el análisis del Banco Ve por Más, la contracción en la actividad económica y en la demanda compensan parcialmente los efectos que tienen al alza sobre la inflación la depreciación del tipo de cambio e interrupciones en la oferta de bienes y servicios, entre otros. Sin embargo, acotó,  el panorama para la inflación, la economía y las condiciones financieras es altamente incierto, por lo que, aún considerando el nivel actual y esperado de las tasas de interés externas, se prevé que Banxico mantenga la tasa objetivo en 4.50%. “Prevemos que la inflación general se modere y cierre el año dentro del rango de tolerancia de Banxico, bajo la expectativa de que el tipo de cambio se mantenga relativamente estable y que se vaya normalizando la actividad económica”. Con esto último, remató el banco,  se disiparían algunos cambios en los patrones de consumo y parte de los problemas en la proveeduría de algunas mercancías. Adicionalmente, prevemos que el consumo privado siga manteniendo cierta fragilidad, lo que también limitaría las presiones inflacionarias.