Banxico

Aumento de tasa de interés "fue precipitado": subgobernador de Banxico

El subgobernador del Banxico, Gerardo Esquivel advirtió que la decisión de aumentar la tasa de interés a 4.25% “fue precipitada” y  podría tener “un efecto indeseable y contraproducente sobre la inflación”.
jueves, 8 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– El subgobernador del Banco de México (Banxico), Gerardo Esquivel advirtió que la decisión de aumentar la tasa de interés a 4.25% “fue precipitada” y  podría tener “un efecto indeseable y contraproducente sobre la inflación”.

Al dar a conocer el Minuta Número 85 de la Reunión de la Junta de Gobierno del Banxico, con motivo de la decisión de política monetaria anunciada el 24 de junio de 2021, además de Esquivel, la subgobernadora Galia Borja Gómez también votó en contra de incrementar la tasa de interés en 25 puntos base.

Gerardo Esquivel fue claro ante la “sorpresiva” alza, considerada por los analistas:

“Considero que esta decisión sugiere un cambio abrupto en la narrativa, lo que envía la señal de un comportamiento errático y poco predecible por parte del Banco. El hecho de que ningún analista anticipara el aumento de la tasa apunta también en esa dirección”.

Por otro lado, agregó, se ha dicho que el aumento en la tasa podría contribuir a anclar las expectativas de inflación.

Sin embargo, matizó Esquivel, este cambio abrupto también podría tener un efecto indeseable y contraproducente sobre la inflación y sus expectativas al sugerir que los choques son de una naturaleza más permanente, lo que podría incidir negativamente en el proceso de formación de precios.

Por su parte, Galia Borja argumentó que en circunstancias económicas de alta incertidumbre, un endurecimiento no previsible de la postura monetaria podría interpretarse como un cambio en el ciclo y no como un refuerzo de la postura actual, derivando en un estrechamiento aún mayor de las condiciones financieras locales que podría ser contraproducente.

“En mi opinión, y dado el ciclo no tradicional que enfrentamos, la mejor manera de cumplir con nuestro objetivo constitucional es siendo consistentes con nuestra comunicación y enfoque de política monetaria, el cual se ha caracterizado por ser prudente, cauteloso, gradual y predecible”, abundó.

Quienes votaron a favor de aumentar la tasa de 4% a 4.25% fueron el gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León, y los subgobernadores Jonathan Heath e Irene Espinosa.

De acuerdo con la Minuta, la mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno destacó que si bien los choques que han afectado a la inflación son de naturaleza transitoria, por su diversidad, magnitud y horizonte en el que han venido incidiendo sobre la inflación, pueden implicar un riesgo para el proceso de formación de precios en la economía.

Por el lado de la inflación, la mayoría señaló que la inflación en México sigue resintiendo los efectos directos e indirectos de la pandemia. Mencionaron que las presiones inflacionarias están asociadas al efecto de una baja base de comparación, como en el caso de los energéticos, a la recomposición del gasto, a presiones por los incrementos en los precios internacionales de las materias primas y otras presiones de oferta.

Sobre la actividad económica, coincidieron en que la recuperación de la economía mexicana registró un importante repunte en marzo y cierta moderación en abril.

Uno señaló que el avance en el proceso de vacunación ha apoyado la reactivación de la economía. Otro enfatizó que, si bien la actividad económica sigue mejorando, la recuperación aún es frágil e incompleta y la economía se encuentra lejos de su potencial. Por el lado de la demanda, la mayoría coincidió en que el sector externo continúa apoyando la recuperación.

Comentarios