Acusa Quadri a AMLO de sembrar "virulencia" en las universidades

QUERÉTARO, Qro. (apro).- En medio de ovaciones a Andrés Manuel López Obrador, el candidato presidencial de Nueva Alianza (Panal), Gabriel Quadri, ingresó este lunes a las instalaciones de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) para presentar sus propuestas a la comunidad estudiantil. En el auditorio “Fernando Díaz Ramírez”, Quadri de la Torre debió remar a contracorriente ante los gritos de “¡Títere de Elba Esther!”, “¡Fuera títeres!”, “¡No te burles de nuestra universidad”, “¡Es un honor estar con Obrador”. También salieron a relucir pancartas en las que se advertía: “¡Ni un voto al Panal corrupto de Gordillo!”, así como “¡Quadri, si aún tienes dignidad, renuncia!”, y “Narro a secretario de Educación”, junto con imágenes del reportaje titulado “Quadri, el candidato de las mentiras”, publicado por el semanario Proceso (número1854), actualmente en circulación. El semanario publicó, con base en declaraciones de Jesús González Schmal, aspirante al Senado por el Movimiento Progresista, que el candidato de Nueva Alianza “está rodeado de fantasmas por las tropelías cometidas en perjuicio de comuneros de varias entidades del norte del país, cuando fue titular del Instituto Nacional de Ecología”. En esta ocasión, la exposición de Quadri ante la comunidad universitaria transcurrió de manera accidentada y ríspida. Así, los alumnos cuestionaron cada una de las propuestas del aspirante presidencial, su relación con la dirigente vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y su postulación como supuesto “candidato ciudadano”. El ambientalista tampoco pudo contener el compás de los gritos que retumbaban en el auditorio: “¡Obrador, Obrador, Obrador!”. Molesto, el abanderado del Panal soltó un que “¿qué ganan? Cantando estribillos no van a ganar nada”. De poco le sirvió a Quadri que reconociera, “como chilango”, el progreso de Querétaro en cuanto a tecnología, economía y seguridad. Sus propuestas sobre la “revolución educativa” fueron echadas por la borda cuando los estudiantes culparon a la maestra Gordillo del rezago en el sector. Y sus ideas de impulsar la “reforma laboral” causaron repudio cuando propuso “flexibilizar el mercado de trabajo”. No sólo eso: el aliancista fue criticado por querer hacer de Petróleos Mexicanos una empresa privada, a semejanza de la brasileña Petrobras. “Petrobras ha funcionado porque tenía un presidente de izquierda y honesto”, replicaron los universitarios. Una propuesta más, la de banda ancha para todos, fue descartada. “Cómo pretende hacer de eso un derecho social, cuando ni siquiera está garantizado el derecho a la alimentación”, deploraron los estudiantes. El otrora director del Instituto Nacional de Ecología (INE) buscó encarar a los estudiantes cuneado éstos gritaron: “¿Tienes miedo Quadri?” --¿Qué? ¿Yo te tengo miedo a ti? --reviró Quadri. Inmediatamente, los universitarios cuestionaron su “prepotencia” y “arrogancia”. Y así. A la par que resonaban los gritos de apoyo al candidato de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador, unos 30 simpatizantes del Panal corearon “¡Quadri, Quadri, Quadri!”. Luego, dando pasos de un lado a otro del pódium y con el brazo en alto, Quadri de la Torre entonaba, a manera de estribillo, “quiero contestar, quiero contestar, quiero contestar”. El gestó desató risas y burlas entre el estudiantado. Luego sugirieron a Quadri que mejor se hubiera registrado bajo las siglas del Verde Ecologista, por su presunta posición ambientalista, y le restregaron que Nueva Alianza es una institución de dudosa procedencia. Además, le reclamaron congruencia al no postularse como candidato independiente. Así transcurrió la intervención de Quadri ante los alumnos: gris, llena de inquietudes, con interrogantes sobre el candidato y el Panal. Al semejanza del “viernes negro” del priista Enrique Peña Nieto en la Ibero, Quadri partió de la UAQ entre gritos de “¡Cobarde, cobarde!”. Con paso rápido, el ingeniero civil por la Universidad Iberoamericana salió del auditorio y se subió a su camioneta blindada, no sin antes ser despedido con un “nos saludas a tu mamá, Elba Esther Gordillo”. Pasado el mediodía, en rueda de prensa, Quadri culpó a López Obrador del “clima de virulencia en las universidades”. Evidentemente, denunció, “los estudiantes que gritaban eran partidarios de López Obrador”. Por la tarde, el candidato de Nueva Alianza canceló un encuentro con alumnos de la Universidad Autónoma de Guanajuato, con el argumento de “que se fue la luz”. Arremete contra Proceso Este día, el candidato de Nueva Alianza acusó al semanario Proceso de orquestar una campaña en su contra. Al preguntarle su opinión por el reportaje “Quadri, el candidato de las mentiras”, el aspirante presidencial soltó: “Lo que publicó tu revista es absolutamente falso, por eso digo que es una campaña de difamación. Jesús González Schmal es un politiquillo que ha brincado de un partido a otro; tiene terrenos en ese lugar (en el municipio de General Cepeda) y, por sus intereses económicos, no permitió que se construyera un confinamiento de residuos industriales, y por su culpa se están contaminando ríos, barrancas, cañadas y suelos de Coahuila”, acusó. Además admitió que el candidato al Senado por la izquierda interpuso un recurso y ganó al final por razones de procedimiento, y “por su culpa no se hizo esa instalación. “El lo plantea de otra manera. Por otro lado, viene una andanada de descalificaciones de personajes identificados con la más ultra, delirante ultra izquierda, con cosas que son verdaderamente falsas. Me acusan de cosas que se hicieron en los años ochenta, cuando no tenía nada que ver con el servicio público”, dijo el aliancista. Quadri de la Torre aseguró que lo publicado en Proceso son calumnias. “Como no tienen de qué acusarme, porque mi historial es limpio y todo mundo lo conoce, están empezando a inventar este tipo de historias y ello es previsible. “Y sí lamento mucho que Proceso se sume a esta cadena de insultos. El que tú le des cabida a quien me quiera calumniar me parece que no es correcto. Si tu medio le va dar cabida a cualquiera que quiera calumniarme o difamarme, especialmente a gente de ese tipo, la verdad es que un flaco favor le estamos haciendo a la democracia”, sentenció.

Comentarios

Otras Noticias