Bush "es muy estúpido"

sábado, 23 de noviembre de 2002
Matemático y filosofo, Morris Berman es un severo critico de la cultura norteamericana y de su presidente George W Bush A su ver, los Estados Unidos viven el crepúsculo de su cultura, un final como lo vivió el imperio romano: de corrupciones y pobreza intelectual Y como ejemplo pone a su propio presidente, de quien dice, “es muy estúpido”, y empezó su administración con el robo de las elecciones Entrevistado por Proceso, el intelectual norteamericano habla de la política militar de su país después del 11 de Septiembre (11S), de la crisis intelectual en los Estados Unidos y de la similitud entre Bush y Vicente Fox “Son mediocres”, asienta Sin cortapisas advierte que Bush no es capaz de hablar en conferencia de prensa si antes no le han puesto su discurso en la pantalla del telepronter “Así es de estúpido” Pero lo peor, advierte, es que esta pobreza política e intelectual no es exclusiva del presidente, sino también de la población “iletrada” que esta muy alejada de la elite intelectual de las universidades y centros de investigación “Los Estados Unidos tienen más premios Nóbel que ningún otro país, especialmente en ciencia Se podría decir que en la cúpula hay una delgada capta de brillante trabajo intelectual, pero está tan alejada de lo que la mayoría de la gente hace que es como si fueran dos mundos distintos”, apunta Morris visitó recientemente México para participar en el foro de derecho a la libertad de prensa e impartió un seminario en la UNAM Desde hace 30 años ha sido profesor en varias universidades, recibió la licenciatura en Matemáticas en la Universidad de Cornell y el doctorado en Filosofía por la Universidad de John Hopkins En su carrera como investigador ha recibido varios reconocimientos como el Rollo May Center Grant for Humanistic Estudies en 1992 Es autor de cuatro libros sobre la cultura de su país, el último de ellos El crepúsculo de la cultura norteamericana calificado Notable Book por el New York Times El profesor Berman hace varios apuntes para mostrar el declive cultural de los Estados Unidos: “Para una población estupidizada, perdida, la democracia no será más que el derecho a comprar o a elegir entre Wendy’s y Burger King, o a ver CNN y pensar que este infotenimiento dirigido constituye la verdad de las noticias Como dije, la hegemonía corporativa, el triunfo de la democracia/consumista global basada en el modelo norteamericano, es el colapso de la civilización norteamericana” Colapso que a México, su vecino y socio, alcanzaría con graves consecuencias económicas y culturales, por lo cual el doctor en filosofía de la Universidad Johns Hopkins, recomienda: “mantengan su distancia cultural con los Estados Unidos Tienen su propio mundo y es un mundo mejor” El profesor Morris estima que la relación en México y Estados Unidos no cambió mucho después del 11S porque la preocupación esencial de Bush con la frontera mexicana es el trafico de drogas, no el terrorismo Además, observa que México es un aliado de los Estados Unidos y se sujetará a la política de: “estas conmigo o estas contra mí” Inclusive militarmente advierte que México y Canadá no interesan a los estadounidenses para integrar una fuerza trilateral Los Estados Unidos están vueltos en si mismos, advierte, “van a llevar su propia militarización y están gastando 60 billones de dólares con fines militares, así que no creo que incluyan a México y Canadá como parte de ese proyecto” Aunque comparten más de 3 mil kilómetros de frontera, Morris Berman sostiene que por lo expresado por Bus a los medios en su país, no se preocupa porque los terroristas islámicos vayan a cruzar por México, sino por los grupos que ya se encuentran en los Estados Unidos Además, aprecia que luego del ataque a las Torres Gemelas, lo que Bush a hecho realmente es sustituir la “guerra contra las drogas” por la “guerra contra el terrorismo”, para llenar el vacío que dejó la “guerra fría” desde hace diez años -- Por la forma en que está actuando Bush, pareciera que está queriendo salvar su pobreza intelectual con una guerra contra Irak -- Bush no es muy inteligente, en ocasiones cuando alguien es tan poco inteligente su forma de pensar se expresa en términos opuestos Bush no puede pararse frente a una cámara, con reporteros, y decir una sola oración sin cometer un error gramatical Es así de estúpido Lo que hace es leer de una pantalla y entonces su inglés es correcto Si está declarando la guerra o quiere mostrar su enojo ante un enemigo entonces sí es claro pero no tiene la mente ninguna especie de pensamiento sutil Para ese tipo de personas que no son muy inteligentes a menudo la única forma en que pueden pensar es en términos de “nosotros contra ellos” La “guerra contra el terrorismo” contra el “eje del mal” de Bush, Berman la explica: “Esto es también una continuación de la Guerra Fría que terminó en 1991 Durante 10 años los Estados Unidos no supieron qué hacer consigo mismos, no tenían propósito alguno El padre de Bush trató de hallar razones incluso para que los Estados Unidos existieran Así que hizo una “guerra contra las drogas” por un año Eso fue un completo fiasco Después tuvimos la guerra con Irak, la Guerra del Golfo, que fue, en mi opinión, una guerra falsa Simplemente necesitábamos ir a la guerra Después tuvimos, bajo Bill Clinton, tuvimos años de tonterías: escándalos sexuales, el juicio de OJ Simpson, nada importante, sólo llenaban espacio Repentinamente, cuando fuimos atacados el 11 de septiembre, de nuevo teníamos un propósito: continuar la Guerra del Golfo, sustituir la palabra “comunismo” por “terrorismo” Profesor de varias universidades como la de Victoria, Washington, British Columbia, Morris Berman muestra lo que piensa el ciudadano norteamericano de su presidente: “Recientemente el New York Times realizó una encuesta en la que preguntaban a la gente quién creían que estaba manejando el gobierno americano, 45% de los encuestados dijo que no era Bush, que era alguien más Considero eso muy asombroso porque es intuitivamente correcto” --¿La pobreza intelectual de Bush es el reflejo de una pobreza política e intelectual en los Estados Unidos? -- Sí, desde luego, él en realidad no fue electo, Al Gore ganó la elección pero fue robada por el Partido Republicano y por la Suprema Corte En verdad fue robada No obstante, millones de personas votaron por Bush y para mí eso refleja la pobreza intelectual de los Estados Unidos en general “Existe un dicho que reza: Una nación tiene los gobernantes que se merece, pero también es el caso que una nación tiene los líderes que en realidad ella misma es Cuando la gente vio a Bush en los debates con Gore, no decían “qué estúpido es”, decían “es uno de nosotros” Ahora somos iletrados, ya no somos más un país inteligente Si vives en los Estados Unidos ves esto todos los días He dado clases en universidades durante 30 años en distintos intervalos y durante esos años he visto que los estudiantes han perdido la capacidad para pensar críticamente” - ¿Qué pasa entonces con el mundo de periodistas, escritores, científicos sociales? ¿Hay pobreza intelectual también en ellos? - Hay una gran brecha entre la elite intelectual en los Estados Unidos y el resto de la población Siempre ha existido pero nunca había sido tan grande como hoy en día Si, por ejemplo, lees revistas académicas en los Estados Unidos, el análisis es de primer nivel Es muy preciso Los Estados Unidos obtienen más premios Nóbel, especialmente en ciencia, que ningún otro país Así que se puede decir que, en la cúspide, hay una delgada capa de brillante trabajo intelectual pero está tan alejado de lo que la mayoría de la gente hace que es como si fueran dos mundos completamente distintos De mayor importancia es que, en términos de crítica, esa capa es delgada y si es que critica al gobierno, no tiene voz -- Por su pobreza intelectual, por su poca capacidad en el manejo del gobierno ¿Podría ser un riesgo Bush? -- Creo que sí Hay una muy buena revista en los Estados Unidos, The New Yorker, el editor David Remnick, quien es un gran académico así como periodista, fue entrevistado para la televisión y dijo, “Saben, durante la elección mucha gente dijo que no importaba si el presidente era o no inteligente" Otra gente podía hacer su trabajo por él Tiene un grupo de asesores a su alrededor que son muy listos así que ellos podían hacer el trabajo así que el presidente no tenía que ser inteligente Pero lo que ahora estamos aprendiendo es que como el presidente es quien toma las decisiones principales, como la de sí deberíamos o no ir a la guerra con Irak, sí es muy importante que esta persona sea inteligente Estamos en grandes aprietos porque esta persona no es inteligente” -- ¿Es parte de la crisis cultural norteamericana la forma de proceder de la elite intelectual, de quedarse en su nivel, separada de la población? -- Tengo la sensación de que la brecha entre los intelectuales y el resto de la población no era tan pronunciada en años anteriores Creo que se ha vuelto así porque los intelectuales se ven a sí mismos como una especie en peligro de extinción en los Estados Unidos En realidad no tienen voz Para alguien como Bush son completamente irrelevantes a menos que estén de acuerdo con él No era así para Clinton Era un hombre letrado, acudió a Oxford Pero generalmente los presidentes republicanos son bastante estúpidos Esa es la verdad No están muy interesados en los intelectuales Éstos sienten que son una especie en peligro de extinción al interior del país y muchos de ellos están molestos por ello Se le recuerda a Morris Berman la frase de Porfirio Díaz: “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos” y otra más popular que establece que si a los Estados Unidos les da una gripa a México le da una pulmonía, para conocer la fuerza del impacto que recibiría México con la crisis política y cultural de su país “Si el 78% del comercio internacional de México es con los Estados Unidos, entonces es lógico que si los Estados Unidos estornudan México se enferme Además, los Estados Unidos controlan el FMI y México, desde 1994, depende del FMI para mantener el peso estable, así que ese es otro ejemplo de la enorme influencia que los Estados Unidos tienen “Pero en términos culturales, en mi opinión, México tiene mucho más en común con Argentina, Chile, Nicaragua, que con los Estados Unidos La tradición cultural en México es de 2000 años y los Estados Unidos no tienen nada como eso ¿En qué se ha convertido nuestra cultura? En McDonalds y Burger King Los Estados Unidos no tienen nada que enseñar culturalmente a México sino todo lo contrario Así que creo que el patrón que Díaz estableció es verdadero en cuanto a lo económico pero no necesariamente en cuanto a lo cultural” Por eso sentencia: “Si tuviera alguna recomendación para la gente de México diría, “mantengan su distancia cultural con los Estados Unidos Tienen su propio mundo y es un mundo mejor” Los Estados Unidos se han convertido en una cultura muy superficial Ustedes no querrían imitar eso” -- ¿Usted cree que hay similitud entre Bus y Fox? -- Sí, hay similitudes Ambos son muy mediocres No hay mucho acá arriba, en la cabeza, ninguno de ellos tiene una gran visión para sus países Es más una intención de irlo manteniendo a flote Ambos tienden a hablar más de lo que en realidad hacen Es pura imagen pero no es real No son personas como un Cárdenas en la historia mexicana o un Franklin D Roosevelt Son un tipo de personas muy distinto Son mediocres No hay gran cosa en cuanto a ellos -- ¿Cómo explica la llegada de estos dos presidentes? -- Puedo darte una explicación para los Estados Unidos Es acerca de lo que escribo en este libro El crepúsculo de la cultura norteamericana Los Estados Unidos se hallan en la última fase de un período imperial, como la Roma antigua En este último caso, para el siglo IV, el último gran emperador romano fue Diocleciano, después de él no recordamos los nombres de los emperadores romanos Una mediocridad tras otra porque el imperio se estaba desmoronando Actualmente estamos produciendo en los Estados Unidos una mediocridad tras otra porque el imperio se está desmoronando Es el mismo patrón En el caso de México, el problema está en que se encuentran bajo la influencia económica de los Estados Unidos Alguien como Carlos Salinas, que tenía huevos y era adorado por el FMI, emergió como una figura fuerte y atrajo toda esta inversión extranjera “Por eso era una figura tan importante Cualquier político que se levantara y dijera “quiero poner distancia entre México y los Estados Unidos” estaría en grandes problemas políticamente hablando Quisiera ver emerger en México a un líder fuerte que rechace a los Estados Unidos Alguien como, hablemos de la realidad, Luis Donaldo Colosio, que dos semanas antes de morir dijo “no puede haber libertad en México sin democracia y no puede haber democracia sin mayor igualdad social” Concluye el filósofo y escritor radicado en Washington: “Es muy difícil que emerja un líder fuerte en México que se oponga a las políticas de los Estados Unidos En cuanto a los Estados Unidos, como cultura estamos muriéndonos y cuando una cultura está muriéndose produce personas como George W Bush”

Comentarios