El ALCA y su futura sede permanente

sábado, 1 de noviembre de 2003
México, D F (apro)- Hace casi diez años, en Miami, los presidentes de 34 países americanos (con la importante excepción de Cuba), acordaron dar inicio a la construcción de un área de libre comercio a escala continental Con el objetivo de apoyar la eliminación paulatina de obstáculos comerciales y la inversión extranjera, la Primera Cumbre de las Américas se puso como meta asegurar la libre circulación de bienes, servicios e inversiones en la región a partir del 2005, dando forma al proyecto del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) Desde su gestación, este proyecto ha sido considerado de enorme complejidad debido a razones endógenas y exógenas Dentro de la realidad interna de la región, destaca que el proyecto cuenta con un alto número de participantes, quienes, además, presentan grandes asimetrías entre sí, sobre todo en lo referente a los niveles de desarrollo e intereses comerciales Dentro de los factores externos, destaca que la negociación del Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA) se empalma con las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) --referente a la Agenda para el Desarrollo de Doha-- y con otros acuerdos subregionales de integración El proyecto fue apoyado por 34 países del continente, quienes acordaron coordinar esfuerzos a través de las reuniones anuales de ministros de Comercio, con el fin de debatir los temas de integración Es importante mencionar que dichas reuniones se llevaron a cabo en diferentes ciudades, empezando por Denver, Colorado; Cartagena, Colombia; Belo Horizonte, Brasil; y San José, Costa Rica En esta última --en el año de 1998--, fueron definidas las presidencias y vicepresidencias del principal comité, el de negociación comercial Se determinó que para los siguientes 36 meses --correspondientes a la primera fase de las negociaciones-- Canadá, Argentina y Ecuador ocuparían los cargos siguiendo un sistema de rotación De igual manera se seleccionaron tres sedes para las conversaciones –Miami, Panamá y Ciudad de México-- y se definió que la fase final de las negociaciones sería presidida por Estados Unidos y Brasil De lo anterior, resalta que el ALCA no cuenta todavía con una sede permanente donde se puedan reunir sus funcionarios y establecer el secretariado Dicha cuestión deberá ser resuelta antes de su entrada en vigor en el 2005 y ha sido catalizadora de un intenso debate sobre qué ciudad es la indicada para albergar la sede del ALCA Dentro de las consideraciones que guiarán esta decisión, resulta de especial importancia tomar en cuenta que la ciudad electa tenga los servicios necesarios (como aeropuerto eficaz, comunicaciones terrestres adecuadas, infraestructura bancaria y presencia de profesionales involucrados en la dinámica de integración), asegure una protección adecuada a los funcionarios y muestre una sensibilidad cultural hacia todos los países del continente El resultado de esta competencia determinará el surgimiento de un nuevo centro regional, el auge de una nueva “capital de las Américas” y centro representativo del continente Determinará también la creación de nuevos empleos y la generación de millones de dólares anuales Las ciudades candidatas para ser sede son Miami, Ciudad de Panamá, Atlanta, Ciudad de México, Puebla y Puerto España (en Trinidad y Tobago) Sin embargo, aunque en los últimos días se han mencionado constantemente estas seis ciudades, las favoritas son las dos primeras y la batalla parece cerrarse cada vez más Por un lado, Miami ofrece amplios servicios (probablemente más que cualquier otra ciudad candidata) y es considerado como un espacio representativo de América Latina Un gran porcentaje de sus habitantes tiene ascendencia latina y más de la mitad de la población habla en casa un idioma diferente al inglés Además, su candidatura ha sido fuertemente apoyada por George W Bush --nada extraño, tomando en cuenta el peso que tiene su hermano, Jeb Bush, en el estado de Florida El primer país en apoyar formalmente a esta ciudad ha sido Uruguay, aunque algunos críticos han destacado que encierra cierta contradicción que la sede de un acuerdo entre 32 países latinoamericanos y dos de América del Norte se establezca fuera de América Latina Por el otro lado, Panamá se erige como fuerte candidata debido a que tiene una posición demográfica estratégica, al hecho de que su moneda legal sea el dólar estadunidense, al moderno sistema de comunicaciones con el que cuenta y que ha demostrado una importante estabilidad económica-política También habla a su favor el hecho de que asumió la sede temporal del secretariado durante dos años La candidatura de esta ciudad está siendo promovida por la fundación privada Pro-ALCA, compuesta por diferentes funcionarios, empresarios y profesionales, quienes buscan apoyo extranjero a la candidatura de Panamá La Ciudad de México se presenta en tercer lugar, aunque parece claro que la decisión se tomará entre Miami y Ciudad de Panamá Sin embargo, la palabra final aún no está dicha El debate formal aún no ha iniciado y la decisión deberá ser tomada por consenso

Comentarios