Argentina: Temor por armas nucleares

sábado, 13 de diciembre de 2003
Buenos Aires,(apro) - "Estamos ante el riesgo de hipotecar la vida de las generaciones futuras de argentinos", dice Juan Carlos Villalonga, jefe de Campañas de Greenpeace Argentina, sobre la posibilidad de que armas nucleares transportadas por la flota británica en la Guerra de las Malvinas, en 1982, estén hundidas en el Atlántico Sur "El tema es muy serio porque, además, tiene implicaciones políticas", dice Villalonga en entrevista con Apro La cuestión sobre la presencia de armas nucleares durante la Guerra de Malvinas pasó del rumor latente en los últimos 21 años a la confirmación lisa y llana del gobierno británico Por primera vez desde la finalización del conflicto bélico, Londres admitió que sus buques transportaron armas nucleares ante la premura de enviar la flota al Atlántico Sur y la imposibilidad de perder tiempo en desmantelarlas, según la versión oficial divulgada por la cancillería británica "Más allá de declaraciones, Inglaterra violó el Tratado de Tlatelolco", al que se adhirió sin condiciones y que establece una región libre de armas nucleares, afirma Villalonga, experto de Greenpeace en campañas nucleares y contra tóxicos del cono sur desde 1994 Argentina invadió militarmente las islas el 2 de abril de 1982, en plena dictadura militar El Reino Unido, que las había arrebatado por la fuerza en 1833 expulsando al gobernador argentino y a sus habitantes, las recuperó tras una guerra que duró 74 días y en la que murieron un millar de combatientes, 800 de los cuales, soldados argentinos con escasísima preparación militar y pobremente equipados, abrigados y alimentados Pese a sufrir una dura derrota militar, la aviación argentina dio varios golpes importantes a la flota británica, en ataques a baja altura que provocaron el hundimiento de varios buques, entre ellos el Sheffield Este buque de guerra fue hundido el 4 de mayo de 1982 al sur de la isla Soledad (una de las dos más grandes que integran el archipiélago austral), tras ser alcanzado por un misil tierra-aire Exocet, de fabricación francesa Todas las sospechas apuntan que este buque estaba equipado con armas nucleares "Todas las informaciones indican que la fragata Sheffield tenía armas nucleares a bordo Participaba en ejercicio de la OTAN antes de su misión en las Malvinas Los caminos divergentes en cuanto a versiones indican que las armas se hundieron con el barco o se transfirieron a otro buque antes del hundimiento", dice Villalonga Agrega que, tras el impacto del misil y ante la inminencia del naufragio, "hubo mucho movimiento" en el buque "En ese lapso pudo haber ocurrido el traspaso de armas nucleares Si esto no fue así, están en el fondo del mar, a 2,000 metros de profundidad", añade Pero el Ministerio de Defensa británico asegura que ninguno (de los buques cargados con armas nucleares) llegó a la zona de conflicto ni pasó por aguas jurisdiccionales de algún país latinoamericano "Teníamos algunas (bombas) en nuestra fuerza de tareas y eran trasladadas de barco a barco por razones de seguridad y para cumplir el Tratado de Tlatelolco", dijo un vocero del ministerio británico El gobierno argentino reaccionó con vehemencia ante la admisión británica y el presidente Néstor Kirchner llegó a afirmar que Londres debería pedir "perdón" Su ministro de Defensa, José Pampuro, calificó de "pueril" el argumento para justificar el envío de armas nucleares basada en una supuesta falta de tiempo para desmantelarlas Villalonga también desconfía de la versión británica: "El tema es serio porque tiene implicaciones políticas La presencia del Sheffield significó una violación por parte de Inglaterra al Tratado de Tlatelolco, un acuerdo que nuestros países se han jactado como motivo de orgullo Aquí no caben atenuantes El conflicto no era nuclear, ni con un país nuclear Implicó la violación de un pacto que el Reino Unido había firmado con América latina" --En caso de confirmarse el hundimiento de material nuclear en el Atlántico Sur, ¿cuál es el riesgo para la región? --preguntó Apro --Es difícil estimarlo con precisión, pero es una situación de enorme riesgo porque ese material, sin duda, va a liberarse al medio ambiente tarde o temprano Por efecto del tiempo y corrosión esto será inevitable --¿Cuál sería el impacto ambiental en la zona? --El daño sería total y perduraría cientos de años Se afectaría el ecosistema y el daño a los seres humanos estaría latente por ejemplo con el eventual consumo de pescado contaminado El riesgo es que uno termine consumiendo alimentos de esa zona La ingesta tiene la particularidad que de no se sufre una reacción o un efecto agudo instantáneo Estos elementos contaminantes van al organismo y una vez alojados en un órgano o tejido están permanentemente irradiando y genera en algún momento un tipo de cáncer --¿Y cuál sería el impacto económico? --Habrá inevitablemente un fuerte impacto económico en el área por la intensa actividad pesquera del calamar, no sólo de buques argentinos en aguas jurisdiccionales, sino también de barcos extranjeros en mar internacional Es un área importante de recursos pesqueros y ése será el primer impacto La actividad se vería colapsada Habría que imponer una zona de exclusión por mucho tiempo --¿La contaminación podría llegar al continente? --Tranquilamente Las aguas contaminadas podrían llegar a la costa argentina, dependiendo de las corrientes marinas Se requiere una evaluación precisa de la pérdida (de elementos nucleares) y luego una simulación de cómo se van dispersando Pero esto requiere primero que Londres acepte brindar información Hasta ahora la política es ni negar ni confirmar nada Nunca confirmar ni negar la existencia de armas nucleares en un determinado sitio en un momento dado --¿Qué es lo primero que habría que hacer en caso de confirmarse que hay armas nucleares hundidas en el Atlántico Sur? --Si están hundidas, hay que urgentemente desarrollar un programa para recuperar estos elementos del lecho marino Y, por supuesto, requeriría diplomáticamente una reacción a nivel regional en virtud de la violación del Tratado de Tlatelolco --¿Y cómo ha sido la reacción argentina a este tema? --Esta información se conoció en 1991 a través de un documento de la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA, dependiente de Naciones Unidas) Argentina tuvo siempre un comportamiento ciclotímico Hoy reacciona con bastante virulencia, pero con (el gobierno de Carlos) Menem (1989-99) el tema no tenía el impulso necesario que ameritaba la gravedad del caso"

Comentarios