El voto de Chile en el Consejo de Seguridad: "Decisión de Estado"

sábado, 1 de marzo de 2003
Santiago de Chile -- A medida que se acerca la fecha de una definición del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre Irak, el tema del voto de Chile –miembro no permanente de este organismo internacional-- se torna el más relevante para la política chilena El gobierno del país sudamericano ha actuado con cautela Evita pronunciarse sobre cuál va a ser su posición Dice que antes estudiará la propuesta estadounidense y escuchará a los diversos sectores sociales y políticos El presidente Ricardo Lagos y la canciller Soledad Alvear han iniciado una ronda de conversaciones en las que han participado todos los partidos políticos del país, incluyendo a aquellos sin representación parlamentaria, como los partidos Comunista y Humanista Asimismo, se han verificado reuniones con la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, y se hará lo mismo con su similar del Senado También se convocará al Consejo de Relaciones Exteriores (CRE), órgano asesor de la Cancillería, constituido por excancilleres y expertos en asuntos internacionales El gobierno chileno quiere tratar el tema como un asunto de Estado El sentir general de la sociedad chilena es de rechazo a la guerra, y por tanto a la propuesta norteamericana En esto hay consenso en todos los sectores, incluyendo a los partidos políticos, como lo manifestaron unánimemente sus máximos dirigentes a la salida de la reunión que sostuvieron con el presidente Lagos el martes 25, donde además expresaron su respaldo a la posición del gobierno, en el sentido de jugársela por una salida pacífica En el parlamento ocurre algo similar Sólo pronunciamientos a favor de una salida pacífica de congresistas de todas las bancadas No hay siquiera un parlamentario que se haya manifestado a favor de apoyar la resolución inglesa y norteamericana El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, el viejo político democratacristiano y excanciller del gobierno de Eduardo Frei padre, Gabriel Valdés, se ha mostrado partidario de la posición francesa de darle más tiempo a los inspectores y ha señalado: “si Estados Unidos exige que se vote su fórmula, yo pienso que Chile debe abstenerse" “CHILE NO ES TURQUÍA” Su par de la cámara de diputados, Jorge Tarud, es abierto partidario de que Chile vote en contra de la guerra Consultado por Apro, manifestó: “Chile va a tomar una decisión que va a representar a la nación chilena” Respecto de la posibilidad de que las fuertes presiones que está recibiendo de Estados Unidos, y que incluyen el arribo del enviado especial para asuntos del hemisferio occidental, Otto Reich, podrían inclinar la posición chilena hacia el lado norteamericano, Tarud manifestó que “el presidente de Chile no se va a dejar presionar, porque él va a representar el espíritu y la tradición de nuestro país en materia de política internacional, que está por la resolución pacífica de los conflictos y por reforzar el multilateralismo, y en consecuencia vamos a actuar en forma absolutamente independiente” “Chile no es Turquía, Chile no se arrienda ni se vende”, dijo Tarud en referencia al dinero exigido por el gobierno turco para permitir el ingreso de tropas norteamericanas a su territorio Agregó que él es partidario de la posición sostenida por Francia y Alemania, de reforzar la labor de los inspectores, y lograr por esa vía el desarme de armas químicas y biológicas de Irak El presidente Lagos se ha manifestado a favor de una solución pacífica y consensuada del conflicto, expresando su deseo de que los países con derecho a veto adopten una posición común El miércoles 26 manifestó, en la norteña ciudad de Ovalle, que Chile está trabajando con México una posición común para que se respeten las decisiones de Naciones Unidas sobre el desarme de Irak y para que “no se recurra a la fuerza, sino como última instancia” La existencia de una postura común en este tema de ambos países latinoamericanos, quedó meridianamente establecida la tarde del jueves 27, a la salida de una reunión en la sede de la ONU, cuando el embajador chileno Juan Gabriel Valdés, acompañado de su par mexicano Adolfo Aguilar Zinser, declaró que ambos países no quieren una nueva resolución hasta que no se encuentre un punto de acuerdo entre las diferentes posturas en la crisis con Irak Ambos embajadores dejaron entrever que se necesita más tiempo para continuar con las inspecciones y pidieron unidad en la ONU Esta declaración conjunta, puede ser interpretada como un esfuerzo de ambos países por impulsar una decisión consensuada dentro del Consejo de Seguridad y también como una manera de dar más tiempo a los inspectores, y de esta forma abrir paso a una solución pacífica al conflicto Un destacado diplomático chileno, consultado por Apro sobre cuál iba a ser el voto de su país en el Consejo de seguridad, señaló que dentro del Ministerio de Relaciones Exteriores existe la convicción de que Chile no iba apoyar la moción norteamericana, debido a que transgrede los principios básicos de la política exterior chilena, como son la preservación del multilateralismo y la búsqueda de soluciones pacíficas a las controversias Señaló que la propuesta estadunidense lo único que ofrece es “la destrucción del orden internacional y la imposición de la ley del más fuerte” Agregó que Chile tiene un “prestigio internacional que ha sido difícil de construir y una decisión errónea en esta materia menoscabaría nuestro status como nación para siempre” Finalmente señaló que sacrificar todo lo anterior por apoyar a Estados Unidos “sería como venderse por un plato de lentejas” Un aspecto que es muy importante tomar en cuenta para entender la posición chilena: la colonia árabe en este país es muy numerosa, superando el medio millón de personas, contando inmigrantes y descendientes De hecho, en Chile habita la colonia palestina más importante fuera de Medio Oriente Los árabes ocupan importantes posiciones en la banca, en la política y en el comercio, e incluso existe el único equipo profesional que representa a una colonia palestina en occidente: el club Palestino Ciertos análisis de prensa han especulado que el gobierno chileno terminaría por ceder a las presiones norteamericanas en momentos en que está pendiente la aprobación de un Tratado de Libre Comercio entre ambos países Sin embargo, es difícil evaluar esos análisis, considerando que Estados Unidos, no es el único aliado de Chile en el mundo, ni tampoco el único país que lo presiona El propio Lagos, admitió que aunque no ha recibido presiones de nadie, diversos países le han dejado en claro lo que Chile puede perder o dejar de ganar si apoya tal o cual postura Chile acaba de firmar un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, en cuya concreción Francia y Alemania fueron agentes cruciales, y no sería de extrañar que el propio presidente francés Jack Chirac, en sus continuos llamados a Santiago de los últimos días, le haya recordado a Lagos la importancia de no deteriorar esta nueva y poderosa relación Finalmente, es importante considerar que el entorno sudamericano también ha expresado su opinión contraria a la guerra, siendo particularmente relevante la posición de Brasil, Venezuela y Argentina, que apoyan e impulsan a Chile en su actitud de rechazo a la guerra y al unilateralismo

Comentarios