Economía, la otra guerra de Bush

sábado, 31 de mayo de 2003
Washington -- Apenas concluyó la guerra militar contra Irak, el presidente de Estados Unidos, George W Bush, inició otra: La guerra económica Su apuesta: Evitar lo que le sucedió a su padre, quien perdió la Casa Blanca pese a que ganó la guerra a Irak "Bush le teme a la economía Ganó la guerra pero le falta ganar la batalla contra la deflación económica que sufre el país A su padre le pasó eso: Ganó la guerra en Irak pero perdió la guerra económica y con ello la reelección", dice a Apro Ricardo Hausmann, profesor de economía de la Universidad de Harvard Con base en la realidad económica, ningún analista apuesta por el futuro político de Bush Ello a pesar de que el mandatario goza de un nivel de popularidad altísimo: El 85% de los estadunidenses aprueban su labor presidencial, según la reciente encuesta realizada por la cadena de televisión CNN y el diario USA Today Concientes de la situación de la economía del país, los asesores políticos de Bush lo instaron a hablar de su programa de recuperación económica Este se enfoca en una reducción tributaria de 550 mil millones de dólares en un plazo de 10 años “Alentará las inversiones y será fuente de empleo", afirma Sean McComarck, vocero del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca "El presidente no le teme a la sombra política de su padre Quiere el beneficio del país y por eso está concentrado en el tema de la economía", añade el vocero Estados Unidos padece la tasa nacional de desempleo más alta desde la década de los años 70 Bush pretende reducirla con un recorte de impuestos a los empresarios y a la clase adinerada Su formula, dice, ayudará a fomentar las inversiones y con ello se recuperará el mercado laboral y la economía “La economía necesita estímulos y para ello se necesita hacer muchas cosas El recorte de impuestos no es una de ellas”, sostiene Bárbara Bergmann, profesora emérita de economía de la Universidad Americana y especialista en el tema de la lucha contra la pobreza y la reforma social En abril la tasa nacional de desempleo se disparó a 6 por ciento, dos décimas por arriba de marzo El Producto Interno Bruto (PIB) paso de 14 por ciento en marzo a 16 por ciento en abril “Los próximos tres meses serán de recuperación lenta, tan lenta que no servirá para aliviar el problema del mercado laboral", apunta Hausmann, execonomista en jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) "Mi recorte de impuestos es la fórmula, aun en el periodo de la post-guerra el PIB creció 02 por cinto en sólo un mes Imagínense lo que podría aumentar en un año con mi programa de recuperación y recorte de impuestos", declaró Bush el 12 de mayo en Santa Fe, Nuevo México EN CAMPAÑA Bush está en campaña Nadie en Washington lo pone en duda La interrogante es: ¿Cuál será el futuro económico en un año, cuando ya se conozca quien será su contrincante presidencial por el Partido Demócrata? “Es maravilloso el nivel de popularidad que tiene (el presidente) Eso sugiere que puede ser reelegido, sobre todo si sigue manejando su discurso de victoria en la guerra y miedo al terrorismo(Pero) la situación económica puede ser talón de Aquiles", añade Bergmann La desaceleración económica de Estados Unidos ocurre pese a la cifra record de 125% en las tasas de interés de prestamos a corto plazo que ha mantenido la Reserva Federal (Banco Central) Es la tasa de interés más baja en casi cuatro décadas, pero insuficiente para fomentar el consumo interno que sigue en picada Hay poca demanda en los sectores macroeconómicos más tradicionales y considerados como los catalizadores del crecimiento Y se mantiene la contracción de la industria de la construcción de vivienda, la de manufacturas y la de servicios Hausmann advierte: Si el plan de recorte de impuestos de Bush resulta un "desastre" en términos del déficit y de la política monetaria, se puede producir “una recesión mundial con coletazos durísimos para México y Brasil" en América Latina “El consumidor esta sobre endeudado, ni aun con el recorte de impuestos los sectores corporativos se atreverán a invertir La cotización del dólar es muy débil frente a otras monedas, especialmente frente al euro", enfatiza el profesor de Harvard Bush está comprometido con los empresarios y con los ricos El 90% de los 550 mil millones de dólares en recorte de impuestos será en su beneficio El 10% restante para la clase media, según el calculo del Partido Demócrata "El déficit presupuestal llegará como mínimo a 400 mil millones de dólares a finales de este año", reitera Bergmann “El crecimiento del PIB puede ser de solamente 1% en 2003", subraya FOCOS DE ALARMA El presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan --llamado el mago de la macroeconomía y arquitecto de la bonanza económica de mediados y finales de la década de los años 90—prendió los focos de alarma cuando se dio cuenta del problema en el déficit que resultará como consecuencia de la reducción de los impuestos a los ricos y a los empresarios "No sería conveniente", dijo en el Capitolio el 6 de mayo, justo cuando Bush propagaba lo contrario "No todo puede estar perdido (Bush) tiene un buen chance de librarse del fantasma político de su padre Pero ello si logra por lo menos una tasa de crecimiento del PIB de 2 por ciento para el segundo trimestre de 2004", sostiene Hausmann "No es lo ideal pero le sirve", remata el economista La política fiscal de la Casa Blanca lucha contra la corriente Son pocos los economistas que compran el argumento de que los recortes de impuestos a los sectores más adinerados funcionarán como estímulos fiscales "Muchas ciudades de varios estados se han visto forzados a recortar los servicios públicos El presidente no está viendo esta realidad", denuncia la profesora Bergmann Para ella, la solución de corto plazo para levantar la economía y contener la caída del mercado laboral sería "enviar de inmediato más dinero del presupuesto federal a los estados; crear más programas sociales para prevenir más despidos, como está ocurriendo" Hausmann no comparte esta fórmula porque "causaría inflación" Propone un antídoto ortodoxo, similar al de Bush, aunque enfocado a otro sector de la población: "Un recorte de impuestos temporal pero para los trabajadores, con el que aumente el ingreso para que disminuyan sus deudas No hay inversión porque no hay áreas rentables para hacerlo Con ésto se crearía un dinamismo económico", sostiene ELECCIONES Y ECONOMÍA Karl Rove, asesor político y mano derecha del presidente Bush, tiene perfectamente bien diseñada la estrategia de reelección, aun por encima de una economía decadente Con un presupuesto de 200 millones de dólares exclusivo para comerciales en televisión y radio, Rove presentará a un Bush preocupado por la economía, por los trabajadores despedidos, por los recortes a los programas sociales, los cuales fueron sacrificados para reducir el pago de impuestos, pero que --según la Casa Blanca-- propiciará nuevas inversiones y plazas de empleo "Economía, economía, economíaVictoria en la guerra con Irak y la lucha contra el terrorismo (el factor del miedo)", son los lemas que Bush ha empezado a repetir en cada una de las giras que inicio desde abril para amarrar su reelección presidencial La teoría de Rove se basa en el miedo y el nacionalismo de los estadunidenses Nadie quiere se que repita la tragedia del martes 11 de septiembre de 2001 El 2 de septiembre de 2004, nueve días antes del tercer aniversario de los ataques terroristas a las Torres Gemelas en Nueva York y al Pentágono en Washington, Bush aceptara otra vez la nominación como candidato de su partido para las elecciones federales, que se realizaran exactamente dos meses después No hay mejor marco que para resaltar el nacionalismo y promover el factor del miedo que la conmemoración de los ataques terroristas a la Gran Manzana Y más aún si se hace en el Madision Square Garden, sede de la Convención Nacional del Partido Republicano Un presidente republicano en una ciudad y estado demócrata que acepta el estandarte de su partido para intentar quedarse cuatro años más en la Casa Blanca Hasta antes de la destrucción del World Trade Center era impensable que Nueva York fuera a ser la sede de la Convención Nacional RepublicanaPero Rove se adelantó a los demócratas y ahora los tiene preocupados por la “invulnerabilidad” de Bush En el Partido Demócrata existe la percepción de que las elecciones de 2004 serán una reminiscencia de las de 1992 Rove, el gurú político de Bush, ya trabaja para evitarlo Su apuesta: Que el presidente elimine el principal problema que causó la derrota de su padre Para ello lo insta a hablar repetidamente sobre la situación económica Tal será el tema principal hasta las elecciones del 2 de noviembre de 2004 Y es que Rove, más que en las elecciones de Bush padre, piensa en las de Ronald Reagan en 1984 En ese entonces, el candidato republicano se enfocó sus discursos en una economía ficticia llena de fantasmas de reducciones de impuestos Logró así apabullar a su contrincante, el candidato demócrata Walter Mondale "Dependerá mucho de la situación económica La gente al final vota con el bolsillo Aunque Estados Unidos no había estado nunca en un estado de pánico por el terrorismo, ni al borde de una recesión extremadamente fuerte", dice Hausmann

Comentarios