El Salvador: Los señalamientos de la ONU

sábado, 9 de agosto de 2003
Ginebra -- Al tiempo que se abre la contienda electoral en El Salvador, el Comité de Derechos Humanos de la ONU --que vigila el respeto por parte de los gobiernos del Pacto de Derechos Civiles y Políticos--, criticó severamente al actual gobierno salvadoreño, según un dictamen dado a conocer este viernes 8 en Ginebra Naciones Unidas constata que perdura la impunidad y persisten las secuelas de 12 años de conflicto armado, que dejó un saldo de 70 mil muertos, siete mil desaparecidos y 1 millón de exilados y desplazados Entre los principales motivos de preocupación que formulan los expertos de este Comité nombrados por los Estados miembros de la ONU, figura la Ley de Amnistía vigente en El Salvador desde 1993 tras los acuerdos de paz del 16 de enero de 1992, “que impide que se investigue y se sancione a todos los responsables de violaciones de los derechos humanos”, y que se repare a las víctimas La ONU reitera lo que ya le recomendara a El Salvador en 1994, que enmiende o derogue esa ley El Comité manifiesta también su preocupación por el caso del asesinato del Arzobispo de El Salvador, Monseñor Oscar Romero, que “fue archivado por haberse declarado la prescripción del delito, a pesar que se individualizó el presunto responsable del crimen”, pidiéndole al gobierno que argumente por escrito las razones que lo hizo actuar de esa manera La ONU le pregunta además a El Salvador si ha suspendido de sus cargos a todos los militares y funcionarios judiciales acusados de violar los derechos humanos, cuyos nombres fueron citados en el informe de la Comisión de la Verdad, el órgano oficial reconocido unánimemente para esclarece el pasado de guerra civil El gobierno es urgido a presentar un informe detallado sobre el cumplimiento de este requerimiento En cuanto a la policía, el Comité afirma tener información que no se cumple con el requisito de no admitir nuevos miembros con antecedentes penales, al tiempo que fluyen las denuncias que la policía continua aplicando la tortura, abusa de su autoridad y atenta contra el derecho a la vida La ONU dispone de pruebas que imputan crímenes contra el derecho internacional humanitario y contra la humanidad, abusos de autoridad y malos tratos que concierne a miembros de las fuerzas de seguridad, y que estas no respetan las normas de uso de las armas de fuego reconocidas por Naciones Unidas Para castigar debidamente los malos tratos, la ONU pide a El Salvador que tipifique con claridad el delito de tortura en su código penal, en apego a la Convención Internacional contra la Tortura, ratificada por El Salvador el 17 de junio de 1996 A su vez el Comité indica a El Salvador que las reformas democráticas del sistema judicial emprendidas no son suficientes, que continúan abogados, jueces y fiscales con títulos falsos, y que no existen garantías para el normal desenvolvimiento de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y es precaria la asistencia material para que cumpla con su labor La ONU demanda que las reformas se profundicen, que los recursos materiales se incrementen en función de la misión encomendada a los magistrados, y espera una respuesta formal rápida del gobierno sobre el curso de los acontecimientos que muestren una mejoría de la situación La ONU se inquieta por el nivel de la violencia intrafamiliar en El Salvador y la violencia contra las mujeres, incluyendo dentro de la misma policía Reclama que las leyes se cumplan y que se elabore un plan institucional que incorpore los principios internacionalmente reconocidos en la Convención de la ONU sobre la Mujer El hacinamiento en las cárceles prosigue como un problema grave en El Salvador y la ONU alienta al gobierno a concluir la separación de cárceles para presos en situación preventiva y reclusos en cumplimiento de pena, y a hacer un esfuerzo presupuestario para que se mejoren las condiciones de detención en las penitenciarias La ONU lamenta que el Parlamento no haya legislado correctamente la penalización del aborto, sancionando tanto a los por razones médicas como a los por violación, “especialmente en vista de que los abortos ilegales tienen consecuencias negativas graves para la salud y el bienestar de la mujer” Para atacar el mal la ONU recalca que es imperativo que El Salvador defina medidas para “ayudar a la mujer a prevenir embarazos no deseados y para que no tenga que recurrir a abortos clandestinos que puedan poner en peligro su vida” La ONU deplora que el Parlamento siga negándose a crear una Comisión Nacional de Niños Desaparecidos durante la guerra interna, una labor de búsqueda que llevan adelante organizaciones humanitarias, con 255 casos esclarecidos y 687 en vías de indagación, la mayoría raptados y dados en adopción ilegal, el 60% en el extranjero En ese contexto los expertos de la ONU exhortan a las cámaras legislativas a que reconsideren su conducta y a crear esa Comisión dotada de un fondo de reparación para los niños encontrados

Comentarios