Alemania: Recesión ligera, porfiado estancamiento

sábado, 20 de septiembre de 2003
Berlín- El producto interno bruto alemán disminuyó en el segundo trimestre de este año un 01 por ciento, en comparación con el trimestre anterior Así lo informó el Instituto Federal de Estadísticas (SB, por sus siglas en alemán), señalando la caída de las exportaciones como el factor determinante La baja se suma a la que ya se había percibido en el primer trimestre de 2003 (0,2%) y al crecimiento nulo del último trimestre de 2002 Muchos especialistas señalan que la economía del país sufre un porfiado estancamiento En el gobierno socialdemócrata-verde nadie quiere oír siquiera la mención de las palabras más temida: “Abierta recesión” Pero de acuerdo a estos indicadores económicos, según la definición de uso corriente, Alemania experimenta una “ligera recesión” El informe aclara que en el segundo trimestre las exportaciones cayeron fuertemente con respecto a las importaciones, con lo que su excedente se redujo y se frenó la actividad económica, pese al leve aumento del consumo interno La caída de las exportaciones tiene varias causas Una de ellas es la alta cotización del euro con respecto al dólar En mayo de este año, la moneda europea alcanzó una cotización por unidad de 119 dólares, la más alta desde su lanzamiento en 1999 “La economía alemana es muy dependiente de las exportaciones De ahí que el euro fuerte sea un grave problema”, dice a Apro Elmar Altvater, titular de la cátedra de Economía Política Internacional en la Universidad Libre de Berlín Sin embargo, Altvater señala que las importaciones baratas favorecen la estabilidad de precios, haciendo posible la baja de intereses, la mejor orientación de las inversiones y la eventual creación de puestos de trabajo “Hoy los flujos financieros son más importantes que los comerciales En ese sentido un euro fuerte es extraordinariamente favorable para los colocadores de capital en Alemania y otros países de Europa”, agrega De acuerdo al Instituto Europeo de Estadísticas, el estancamiento económico afecta a toda la región donde rige la moneda europea, denominada Eurozona Sus tres motores económicos –Alemania, Francia e Italia– atraviesan dificultades Mientras que la economía italiana ha tenido un crecimiento negativo en los últimos dos trimestres, la francesa decreció un 0,3% en el último También Holanda ha entrado en recesión Estas cuatro economías contribuyen con el 75 por ciento del rendimiento económico total de la Eurozona El Archivo Económico Mundial de Hamburgo (HWWA, por sus siglas en alemán) pronostica sin embargo un crecimiento del 07 por ciento para toda la región en 2003 Magro si se lo compara con el 18 por ciento y el 22 por ciento pronosticados para las economías japonesa y norteamericana respectivamente “Puede que la economía norteamericana crezca Pero estructuralmente va a debilitarse”, sostiene Altvater “Crecen la industria armamentística, algunos sectores de servicios, los empleos baratos, pero no el capital humano, ni la base para un desarrollo económico social duradero El déficit en el balance comercial y en el presupuesto han causado la caída del dólar y el fortalecimiento del euro” Desocupación y huelgas Otra de las causas de la baja económica en Alemania es la caída de la producción industrial, endilgada a la huelga metalúrgica que se realizó en junio en el este del país Allí los trabajadores reivindicaban, a 13 años de la reunificación alemana, equiparar sus 38 horas de trabajo semanales con las 35 que disfrutan sus colegas en el oeste A tal punto fracasó la huelga, que hoy se habla de que los occidentales trabajen más en el futuro El gobierno vivió el desenlace con alivio pero sin estridencias A fin de cuentas los sindicatos son la base histórica de apoyo al partido socialdemócrata del canciller Gerhard Schroeder “No se puede festejar la reunificación y al mismo tiempo privar a los alemanes del este de tener las mismas condiciones de vida y de trabajo que sus colegas occidentales (…) Los salarios bajos y la jornada laboral más larga hacen que los jóvenes se marchen hacia el oeste y se destruya la economía de regiones enteras”, dice Altvater Otro factor que impulsó la baja es la menor cantidad de población activa que contribuyó al rendimiento económico Los 381 millones de trabajadores activos en el segundo trimestre significan 646 mil menos que un año antes Aquí entra en juego otro de los problemas estructurales de Alemania El desempleo, que con una tasa actual del 102 por ciento, afecta a 4 millones 410 mil personas Y alcanzará en 2004 la cifra récord de 5 millones, según prevé el Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW, por sus siglas en alemán) El canciller Schroeder irradia sin embargo buen humor Para los anuncios antipáticos está su ministro de finanzas Hans Eichel Por un lado, el consenso y la oportunidad política; por el otro, las medidas que el mercado considera razonables Eichel insiste en profundizar el ahorro y las restricciones para consolidar el presupuesto El nuevo plan de recortes se anunciará en otoño La reducción afectará esta vez a jubilados y empleados públicos El gobierno decidió, contra la voluntad del ministro de finanzas, brindar ayuda económica a 250 mil personas que crían solas a sus hijos Schroeder anunció una reducción de impuestos, que representaría para el fisco una caída en la recaudación de 15 mil millones de euros en 2004 Los sindicatos temen, sin embargo, que este monto sea menor al que se le quita a la población a través de los recortes Altvater sostiene que la política laboral del gobierno, contenida en la llamada Agenda 2010, ataca el estado de bienestar, tan caro a la sociedad alemana, en temas como el subsidio de desempleo o la protección contra el despido Muchos especialistas opinan que la situación de la economía alemana es mejor que en los dos años anteriores, en los que se vivió un proceso recesivo Pronostican un mejoramiento de la coyuntura económica en la segunda mitad del año Pero contrariamente al gobierno, que todavía se aferra al pronóstico de crecimiento anual del 075 por ciento, suponen que éste será nulo Hay coincidencias, sin embargo, en que el 2004 traerá reactivación económica, tanto en Alemania como en el ámbito europeo El Instituto Alemán de Investigación Económica vaticina un crecimiento del 13 por ciento; el gobierno, por su parte, uno del 2 por ciento, tasa histórica a partir de la cual la economía alemana ha creado empleo “Para los estándares capitalistas este crecimiento negativo significa crisis”, replica Altvater “Pero una buena alternativa sería ajustar la política económica a la idea de que en el futuro el crecimiento será menor o inexistente, y ejecutar una política totalmente diferente a la actual, que fomenta el crecimiento En principio porque ésta no funciona y además, porque de funcionar sería dañina, sobre todo a nivel ecológico Advierte: “El crecimiento cuesta Sus costos son en la actualidad más altos que la propia tasa de crecimiento Un verdadero absurdo En la década de los años 90 la tasa de crecimiento en Alemania fue del 08 por ciento Pero los intereses reales fueron del 3 o el 4 por ciento Esto a largo plazo no funciona Eso se ve claramente en México y en todos los países de Latinoamérica, donde los enormes intereses y el bajo crecimiento llevan a una distribución muy desigual, que provoca conflictos sociales Esta posibilidad no se puede descartar en Alemania”

Comentarios