Ecuador: Remesas, esperanza para el repunte

sábado, 27 de noviembre de 2004
Quito, Ecuador(apro) - A pesar que las remesas de dinero que transfieren los 2,5 millones de emigrantes desde Estados Unidos y Europa a sus familias en Ecuador constituye hoy una de las fuentes de entrada de divisas más importantes para el país, el gobierno del presidente Lucio Gutiérrez; y el conjunto de los empresarios y productores estiman que la crisis económica solo se resolverá con el retorno de ecuatorianos que han escapado al extranjero huyendo de la pobreza “España se ha convertido en nuestro principal inversor, pero debería invertir aún mas para crear nuevas fuentes de trabajo y entonces más ecuatorianos, en lugar de irse a España, se quedarán trabajando aquí”, considera el presidente Lucio Gutiérrez, actualmente en la mitad de su mandato de cuatro años, en un país de 13 millones de habitantes El plan para estabilizar la economía necesita, sin embargo, que los mercados aumenten los precios de las materias primas, que el potencial turístico de Ecuador alcance un apogeo todavía lejano y que los servicios de los 16 mil millones de dólares de deuda externa sean menos onerosos para el Tesoro Nacional En el 2003 las remesas de los emigrantes alcanzaron los 1,560 millones de dólares, una cifra superior a las exportaciones conjuntas de bananos, café, camarones, cacao y pescado, sólo por detrás de las exportaciones petroleras Pero en el 2003 la economía ecuatoriana creció apenas el 2,7%, uno de los porcentajes más bajos de la década; se mantuvo un 12% de desempleo, una tasa alta de inflación (6,1%) e índices inciertos de subempleo y niveles de pobreza que castigan hasta el 70% de la población Hoy en Ecuador, 13 de cada 100 habitantes viven en la indigencia y 4 de cada 10, sufren de pobreza extrema, especialmente en los centros urbanos Para desarrollar la economía y así incitar la vuelta de los emigrantes, el Estado y los grupos privados han creado un ente sin fines de lucro, la Corporación de Promoción de Exportaciones e Inversiones (Corpei), que certifica la transparencia de las operaciones financieras y la calidad de los productos Reconocida por varias agencias de la ONU y por la Unión Europea, trata de incrementar las exportaciones y atraer inversiones, buscando “la competitividad de las empresas con responsabilidad social y medio ambiental”, según su presidente, Vicente Wang, el magnate ecuatoriano del banano y la piña Pero la profundización de la privatización de la industria petrolera y los altos precios actuales del crudo, no suministran el volumen de beneficio requerido para levantar la economía ecuatoriana “De cada cinco dólares que engendra la venta de petróleo, sólo nos llega uno”, se lamenta Patricio Johnson, ministro de la Producción, quien admite que las compañías y los intermediarios se quedan con el grueso de las ganancias Los bajos precios internacionales de las materias primas que exporta Ecuador, como el café, el cacao o el pescado, no permiten tampoco sacar un provecho considerable en relación con las exigencias para reforzar el aparato productivo del país “Se gana cada vez menos por la misma cantidad de toneladas que exportamos”, calcula Sergio Cedeño Amador, uno de los grandes productores de cacao “Estamos fabricando un tercio de lo que producíamos hace una década”, dice Alicia Ortega, la heredera de Homero Ortega & Hijos, creadores en la ciudad de Cuenca del celebre sombrero “Panamá”, tejido a mano con paja toquilla en las provincias ecuatorianas de Manabí y Azuay “Muchos tejedores han emigrado, y los precios internacionales de nuestro sombrero no permiten pagar los salarios que posibilitarían retener la mano de obra que emigra”, concluye Gladis Eljui de Álvarez, ministra de Turismo, y Fabian Valdivieso, su colega de Medio Ambiente, conjugan esperanzas en que las entradas por el flujo turístico comenzarán a multiplicar sus frutos; pero la oferta de Ecuador no es para un turismo de masas, cuya explosión, por ejemplo, brindó tanto rendimiento financiero en España en las décadas del 60 y 70 El turismo que se puede disfrutar en Ecuador es selectivo, de elite, para sectores de importantes niveles de consumo La jungla del Amazonas o las islas Galápagos, que deben cuidar la preservación de la naturaleza, circunscriben la explotación a contingentes reducidos A pesar de estas limitaciones, el presidente Lucio Gutiérrez aventura que tanto en el turismo como con el petróleo, su fórmula es la que aportará los mayores réditos Abrevia que su “política es mantener el equilibrio entre el desarrollo del país y la conservación del medio ambiente No podemos desarrollarnos destruyendo la naturaleza y tampoco evitar una incursión controlada y que no podamos desarrollarnos Estamos siendo mucho más rigurosos en la concesión de contratos petroleros, en las normas de control y en el impacto ambiental”

Comentarios