Palestina: Solidaridad mexicana

lunes, 14 de agosto de 2006
México, D F, 14 de agosto (apro)- "Son tan precarias las condiciones médicas de los palestinos que muchos pacientes no han tenido la oportunidad de verse beneficiados de operaciones maxilofaciales hasta los 18 años", dice el maestro Javier de la Fuente, director de la Facultad de Odontología de la Universidad Autónoma de México (UNAM) Sabe lo que dice: acaba de regresar por segunda vez de una misión humanitaria de una semana --del 26 de mayo al 3 de junio-- en la ciudad de Nablus en Cisjordania, donde encabezó un equipo de seis personas compuesta por tres odontólogos de la UNAM, un médico saudita y una anestesióloga palestina, los cuales fueron asistidos por una enfermera especializada Javier de la Fuente, Juan Carlos López Noriega y Rafael Ruiz fueron invitados por la fundación humanitaria Palestine Children´s Relief Fund que promueve acciones de tipo medico en Cisjordania, con el aval de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) Según De la Fuente, la ANP reconoció que los mejores cirujanos maxilofaciales son los de la UNAM, no sólo por su capacidad en realizar cirugías, sino por su compromiso con el trabajo durante 25 años en las comunidades de México Con jornadas intensivas --desde las 7:00 de la mañana hasta las 11:00 de la noche, inclusive sábados y domingos-- los cirujanos trabajaron en el quirófano del hospital de la ciudad de Nablus, donde practicaron operaciones maxilofaciales en alrededor de 65 pacientes, en su mayoría niños y jóvenes atacados de malformaciones genéticas y por secuelas de la guerra En entrevista con Apro, De la Fuente señala que los adultos eran los más tocados por las secuelas de la guerra Para los que habían sobrevivido a las heridas de balas --mortales, la mayoría de las veces--, las operaciones consistieron en colocar placas y hacer reconstrucciones La misión tuvo también un lado académico Con el objetivo de capacitar a palestinos que más adelante puedan hacerse cargo de los procedimientos quirúrgicos, los odontólogos mexicanos dieron pláticas en Jenin, en la universidad Árabe Americana, en la Universidad Al Quds (Jerusalén) y dentro de la comunidad odontóloga de Nablus De la fuente dice que, en efecto, Palestina padece carencias de personal calificado Además, los médicos palestinos tienen que trabajar con los pocos recursos que tienen: las enfermeras y los médicos de Nablus tenían tres meses de no recibir salario Además, faltan camas de hospital, lo que afecta la calidad de vida de los pobladores El director de la Facultad de Odontología señala que los médicos de la UNAM llevaron material médico, suturas y medicamentos que faltan en toda la región palestina; pero no sólo la escasez de equipo médico explica la falta de atención odontológica de los palestinos ?muchos de los que sufren malformaciones maxilofaciales debieron ser atendidos desde la infancia--, también existe otra causa De la Fuente la expone: Dichas malformaciones no comprometen la vida de los pacientes, pero generan desfiguración y afectan la calidad de su vida Así, dice, las operaciones maxilofaciales pasan a segundo término ante la gravedad de los problemas que la gente vive cotidianamente y ante la carencia de recursos humanos especializados Sin embargo ?sostiene De la Fuente-- la mayoría de los problemas, económicos, sociales y médicos resultan de la dificultad de desplazarse Explica que para entrar a la ciudad de Nablus se requieren permisos del ejército israelí Sin embargo, dice que éste puede cerrar completamente las entradas de manera arbitraria Afirma que este restringido acceso a la ciudad asfixia su economía y, en consecuencia, socava las posibilidades de conseguir trabajo Cuenta que los días en que el ejército israelí decide cerrar la ciudad, los palestinos pueden ocupar hasta seis horas para recorrer cinco kilómetros entre Nablus y otra ciudad de los alrededores Comenta que miembros de una misma familia pueden permanecer sin verse durante siete años, aunque no vivan muy lejos unos de otros Los médicos se percataron de las consecuencias sociales del cierre de la ciudad De la Fuente dice que, ante la imposibilidad de libre tránsito para las personas, no existe tampoco el flujo de ideas "Los habitantes se quedan sin expectativas, con resentimiento, en una ciudad que parece apagada", señala "Las condiciones de vida son muy precarias y la estabilidad es muy difícil de alcanzar mientras no se superen estos niveles de abandono y de opresión de estos pueblos", abunda De la Fuente afirma que esta situación afecta la población en términos médicos "Llevar un convoy humanitario y seguir los pacientes operados se ha vuelto prácticamente imposible, ya que cuesta mucho trabajo para los profesionistas de la salud conseguir permisos de paso", explica Además, observa una correlación entre la marginación social y el elevado grado de malformaciones genéticas Como lo pudo comprobar también en México: "Los estados de mayor incidencia de este tipo, son estados de gran marginación" Los carteles de mártires pegados en los muros del hospital donde trabajaron los médicos mexicanos y la presencia de gente armada, les recordaron que el conflicto es permanente entre grupos palestinos y el ejército israelí De la Fuente comenta que, a pesar de que aún no se había iniciado el conflicto entre Israel y Hezbolláh, durante la noche, los médicos podían oír los ruidos de los enfrentamientos entre milicias palestinas y los soldados israelíes A pesar de ello, De la Fuente dice que la misión de odontólogos de la UNAM tiene planeado regresar a Palestina cada seis meses, con el propósito de dar seguimiento a los pacientes que fueron operados, así como practicar otras cirugías De la Fuente afirma que preparar los permisos, los espacios y la logística en el lugar lleva casi seis meses Señala, además, que el cansancio por el ritmo de trabajo y la imposibilidad de desplazarse en la región, impide que alguien soporte más de dos semanas Comenta que inmediatamente después de haber regresado a México, en junio pasado, los médicos se reunieron con representantes de la Autoridad Palestina en México y con el embajador de Líbano en el país para anticipar la próxima salida Su próximo objetivo: ir a los campos de refugiados en las ciudades del sur de Líbano, donde se calcula que viven alrededor de 4 millones de desplazados palestinos Esperan estar allí, así como en la Franja de Gaza en noviembre 2006 Sin embargo, advierte De la Fuente, el proyecto está suspendido debido a la guerra que Israel contra Líbano