Argentina: Los desafíos de Cristina

martes, 6 de noviembre de 2007
Buenos Aires (apro) - Cristina Fernández de Kirchner, asumirá el gobierno de su país el 10 de diciembre próximo con la mente puesta en un pacto social La presidenta electa en las elecciones del 28 de octubre pasado con 448% de los votos, piensa convocar a empresarios, industriales y sindicalistas para fijar nuevos niveles de precios, tarifas, salarios, tasas de cambio e interés, compromisos futuros de inversión y metas fiscales "Debemos tener una gran paritaria social", resume a Apro el secretario general de la opositora Confederación de Trabajadores Argentinos (CTA), Hugo Yasky Cristina Kirchner tiene un plan a corto plazo Su propuesta es firmar un acuerdo por dos años, la mitad que dura su mandato Ponerle freno a una inflación preocupante es el principal reto de su futuro gobierno "El tema de la inflación es un punto importante porque afecta la cuestión económica y deteriora la imagen política La inflación real de este año es el doble de la oficial Se ubica en 17% cuando el gobierno la sitúa en 85 por ciento", dice a Apro el economista Orlando Ferreres, de la consultora Orlando Ferreres y Asociados El trabajo sucio El gobierno de Néstor Kirchner pactó un acuerdo de precios en determinados productos de la canasta básica para ponerle freno a la inflación en el último tramo de su mandato Las estadísticas se basan en estos precios, "pero la realidad --dice Ferreres-- es que nadie consigue estos productos de primera necesidad a los precios pactados Por ello, la diferencia entre la inflación real y la oficial es tan grande", añade Para el economista Antonio Cicioni, del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), en el país no hay riesgo de hiperinflación; "pero está adquiriendo niveles arriba del 10 por ciento e incluso hay provincias donde el índice llega al 20 por ciento Esto en un país con tanta memoria inflacionaria genera un gran desafío", dice Cicioni en diálogo con Apro "Frente a esto se habla de un pacto social, por un lado; y por otro, hay una cuestión de fondo, que es mantener fuerte la posición fiscal del Estado federal Hay un deterioro de las cuentas fiscales desde 2004 a esta parte, y por ello el gobierno va a efectuar un ajuste importante de determinadas variables para alejar este peligro" y allanarle el camino a Cristina Kirchner En los ambientes oficiales se habla de hacer en los próximos 40 días, los últimos del gobierno de Néstor Kirchner, el "trabajo sucio" para que la presidenta electa asuma sin tener que pagar los costos políticos de las medidas Entre ellas se menciona el aumento de las llamadas "retenciones" a las exportaciones agropecuarias, o sea, un impuesto a las exportaciones del campo --en especial las de la soja, el motor de la economía argentina, que llega a 275 por ciento de su precio de venta Estas "retenciones" son la principal causa de las protestas de los agroexportadores argentinos contra el gobierno Según el Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural, el fisco se aseguró un ingreso de 4 mil 150 millones de dólares por concepto de retenciones por la cosecha 2006-2007 Esa cifra es 71% mayor que lo percibido por igual concepto en la campaña anterior El gobierno y los productores rurales argentinos sueñan con levantarle una estatua a la soja Argentina ha renacido de sus cenizas en los últimos años gracias, en parte, a este cultivo La cosecha de soja 2006-2007 de Argentina, el tercer exportador global de la oleaginosa y el mayor proveedor de harina y aceite derivados del mundo, llegó al nivel récord de 476 millones de toneladas "El país vivió mucho de la soja", dice Ferreres Cicioni enumera las posibles medidas oficiales: "Aumentos a las retenciones (que, según fuentes, económicas llegaría hasta 35 por ciento), disminuciones de subsidios de energía y transporte e impuestos a la renta financiera "La variable principal es la salud fiscal de Estado y las provincias grandes Cristina debe poner ahí atención A nivel federal van a hacer ajustes a través de aumentos dolorosos a retenciones, lo que le dará muchos ingresos extras al gobierno", dice Para Ferreres, el otro punto prioritario para la futura gestión oficial es "lograr una adecuada producción de gas y petróleo" para aplacar la crisis energética que se hizo ostensible en el último invierno austral con cortes de energía y gas en las grandes industrias del país Según especialistas, el país tiene sólo garantizada una producción de combustibles para los próximos 10 años "Se ha producido un notable aumento de la demanda energética gracias al crecimiento de la economía; pero la producción está estancada por la falta de un reacomodo de precios", indica En este punto, cobra trascendencia la política exterior que pondrá en marcha el nuevo gobierno Para Diego Guelar, exembajador en Estados Unidos, la Unión Europea y Brasil, se debe ir hacia "una normalización plena" de los vínculos energéticos con Chile Argentina cortó en varias ocasiones el flujo de gas enviado a Chile para atender la demanda interna durante el invierno pasado "Se debe ir a un mercado común de gas con Chile y dejar de lado esa política de ajustar el envío de acuerdo con la situación interna local Debemos tener un tratamiento igualitario para los consumidores de ambos países", dice Guelar a Apro Además, el nuevo gobierno debe "priorizar el tema del gas con Bolivia --el principal productor del Cono Sur y de donde Buenos Aires importa gran parte del gas para su consumo interno-- y la situación energética con Paraguay Y ambos casos están interrelacionados con Brasil", agrega Actualmente existe un acuerdo con Bolivia por el cual La Paz se compromete a exportar 77 millones de metros cúbicos de gas al día La exportación subirá a 277 millones cuando se construya el Gasoducto del Nordeste Argentino (GNEA) Mientras tanto, los Kirchner sueñan con el Gasoducto del Sur que prometió construir Hugo Chávez para enviar el gas venezolano desde su país hasta el Mercosur, el mercado común que integra junto con Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay El aumento del stock energético es vital para el crecimiento argentino La economía viene creciendo a un ritmo de 9 por ciento anual en los últimos cuatro años Para este 2007 Ferreres estima que el índice se ubicará en 8 por ciento El año próximo la crisis energética "va a frenar a todos los sectores" y habrá una caída que situará el crecimiento en 55 puntos del PIB Acuerdo social El sindicalista Hugo Yasky, de la centroizquierdista Central de Trabajadores Argentinos, dice que "la idea es proponerle al gobierno una gran paritaria social" que se firme en los primeros meses de la gestión de Cristina Kirchner "El gran compromiso consiste en dar prioridad a un modelo de distribución de la riqueza que permita recortar la brecha de la desigualdad y empezar a revertir el proceso de concentración económica que se sigue profundizando en Argentina", sostiene Yasky Se estima que en el país 80 por ciento de la renta nacional está vinculada al quintil más rico, que representa menos del 10 por ciento de la población "El índice de pobreza oscila en 23 por ciento, la desocupación está en 7 por ciento, aunque si se incorpora a los beneficiarios de planes sociales trepa al 95 por ciento Aun hay bolsones de pobreza estructural profunda con indigencia que afecta en especial a la niñez Este es un tema que se debe resolver Y hay una sola manera de hacerlo: distribuyendo la riqueza", afirma el sindicalista Cuando Néstor Kirchner asumió su gobierno el 25 de mayo de 2003, la pobreza se ubicaba en más de 50 por ciento y el desempleo rondaba el 25 "Hoy se está completando un periodo histórico de cinco años de crecimiento a tasas por encima del promedio de América latina Esto ha producido una mejora que acerca al desempleo a la media histórica de Argentina Se han generado empleos y la tasa de desocupación bajó a un digito Pero muchos trabajadores están viviendo por debajo de la línea de pobreza Creemos que se debe traducir el crecimiento económico en desarrollo social sustentable y esto requiere de políticas públicas en el marco de un diálogo social con participación genuina de los trabajadores", añade Yasky Ferreres abre el crédito para el futuro: "Generalmente la expectativa dura 100 días En ese lapso apoyamos todas las medidas porque queremos ver qué consistencia tienen Al gobierno de Néstor Kirchner, en materia económica, podría ponerle un 10 (en una escala de 1 a 10), pero si hablamos de crecimiento futuro le pondría un 2 En cuanto a logros económicos todo está muy bien, pero Kirchner no pensó en cómo seguir Ahora vine el problema de encontrar una continuidad en el crecimiento, lo que será bastante difícil "Kirchner --concluye-- encontró muchas cosas hechas (ayudado en parte por el favorable contexto económico internacional); las usó pero no las repuso Y ese es un gran problema" (5 de noviembre de 2007)

Comentarios