El diálogo con EU sólo cuando acabe el "retrógrado" gobierno de Bush: Raúl Castro

viernes, 27 de julio de 2007
México, D F, 26 de julio (apro)- En su calidad de gobernante interino de Cuba, Raúl Castro, reiteró su oferta de diálogo al gobierno de Estados Unidos, aunque advirtió que éste sólo será posible cuando acabe la "peligrosa" y "retrógrada" administración de George W Bush y ocupe la Casa Blanca un nuevo gobierno Por primera vez desde que llegó al poder en 1959, el presidente de Cuba, Fidel Castro, no asistió a las festividades del 26 de julio, día que marca el inicio de la revolución cubana El tradicional discurso de celebración fue pronunciado esta vez por su hermano Raúl, quien ejerce como mandatario interino desde hace un año En su discurso, en ocasión de la celebración del asalto al Cuartel Moncada en 1953, la principal fiesta revolucionaria de la isla, Raúl Castro recordó que, a fines del año próximo, tendrán lugar elecciones en Estados Unidos y manifestó su esperanza de que la próxima administración sepa aceptar el "ramo de olivo" que ha ofrecido Cuba ya en tres ocasiones desde que inició su mandato provisional Castro instó al futuro sucesor de George W Bush a poner a un lado la fracasada política hacia la isla y discutir "de modo civilizado" la solución del conflicto bilateral Lamentó que Bush haya desarrollado lo que llamó una "errática administración, caracterizada por el pensamiento retrógrado y fundamentalista que no deja espacio al análisis racional" Raúl Castro sostuvo que si las nuevas autoridades de Estados Unidos ""dejan a un lado la prepotencia y deciden conversar de modo civilizado, bienvenido sea", pero, "si no es así, estamos dispuestos a continuar enfrentando su política de hostilidad durante otros 50 años" En otra parte de su discurso y en abierta referencia a la Unión Europea, Raúl Castro advirtió que La Habana "no cederá un ápice ante intentos de presión o chantaje de país o grupo de países alguno, ni hará la más mínima concesión unilateral dirigida a enviarle señales de ningún tipo a nadie" Raúl Castro, un general de 76 años de edad, habló ante más de 100 mil personas reunidas en la Plaza Ignacio Agramonte, de la ciudad de Camaguey, a 533 kilómetros de La Habana, al cumplirse un año de la última aparición pública del convaleciente presidente Fidel Castro El hermano menor de los Castro dijo que Fidel, quien le traspasó en forma temporal el gobierno el 31 de julio de 2006, tras la primera de varias cirugías intestinales, "despliega una actividad cada vez más intensa y sumamente valiosa" Dijo que, además de sus "Reflexiones", publicadas en la prensa, "ni en los momentos más graves de la enfermedad, dejó de aportar su sabiduría y experiencia ante cada problema y decisión cardinal" en estos últimos 12 meses que describió como "muy difíciles" "Aunque con efecto diametralmente opuesto al que esperaban enemigos" que pronosticaron el caos y el desplome del socialismo, mientras "importantes funcionarios de Estados Unidos declararon el propósito de aprovechar el escenario para destruir la revolución", dijo Raúl se quejó de que Washington impone obstáculos a transacciones comerciales de Cuba en el exterior, el acceso a servicios bancarios mediante la imposición de leyes extraterritoriales, y anunció que incumplirá la entrega de 20 mil visas anuales para inmigrantes En este sentido, prometió que Cuba "continuará honrando sus compromisos con los acuerdos migratorios" firmados por ambos países en 1994 para garantizar una emigración legal segura y ordenada en medio de la llamada "crisis de los balseros" Dijo que casi 70 por ciento de la población de Cuba nació después del embargo económico de Washington, que "tiene incidencia directa en las mayores decisiones económicas" y "nos agobia en la alimentación, transporte, vivienda, materias primas y equipos necesarios"

Comentarios