El retiro anticipado de las tropas de EU en Irak sería desastroso para la población civil: Bush

jueves, 23 de agosto de 2007
Washington, 22 de agosto (apro) - En un intento más por defender su política-militar en Irak, el presidente, George W Bush, afirmó que una retirada anticipada de las tropas estadunidenses de territorio iraquí, tendría resultados desastrosos para la población civil, como ocurrió hace más de tres décadas durante la guerra de Vietnam "Uno de los legados inconfundibles de Vietnam es el precio que pagaron millones de ciudadanos inocentes por el retiro de las tropas estadunidenses", declaró Bush en la convención anual de los Veteranos de las Guerras Extranjeras, celebrada en Kansas City, Missouri "Tres décadas después de que terminó el conflicto en Vietnam, hay un debate legítimo sobre cómo fue que nos involucramos en la guerra y cómo nos retiramos", acotó Lo cierto es que Bush cambió ahora de opinión Antes, rechazaba categóricamente cualquier comparación entre el conflicto iraquí y la guerra de Vietnam De lo dicho por el presidente se desprende que una retirada de las tropas de Irak en el corto plazo, daría como resultado una guerra civil y sectaria más sangrienta, en la que la población civil pagaría las consecuencias En Washington, legisladores criticaron a Bush por esa comparación, con la que, dijeron, se escuda para defender su errada política en Irak Bush insistió en rechazar cualquier sugerencia sobre la necesidad de comenzar el retiro de las tropas estadunidenses, lo que de hacerlo, afirmaron, implicaría que aceptaría un fracaso total en su estrategia bélica en esa nación árabe En el mismo discurso ante los veteranos de guerra, Bush dio otro giro de 180 grados en términos de su estrategia para Irak "No corresponde a los políticos en Washington decidir quién se debe mantener en el puesto", dijo Bush, en clara referencia al senador demócrata, Carl Levin, quien, a su regreso de Irak esta semana, afirmó que el reemplazo del primer ministro iraquí, Nouri al-Maliki, podría ser una de las fórmulas para lograr la estabilidad en ese país "El primer ministro al-Maliki es una buena persona, con un trabajo muy difícil y yo lo apoyo", puntualizo Bush La Casa Blanca explicó que Bush nunca ha dejado de respaldar al gobierno de al-Maliki y que tampoco comparte la idea de que su destitución en el gobierno de Irak, puede ser la solución al conflicto Los funcionarios del gabinete de Bush intentaron en todo momento aclarar que su jefe no es un político ambivalente y, mucho menos, que esté pensando retirarle el respaldo al gobierno del primer ministro de Irak Ante los veteranos de las guerras extranjeros, Bush recurrió nuevamente a su tradicional retórica para intentar callar las voces que critican su política militar en Irak Afirmó que, mientras siga siendo Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, no dejará de luchar por la estabilidad en la nación árabe "Nuestras tropas son testigos de los avances y tengo la confianza de que prevaleceremos", subrayó Bush, quien sigue estando bajo la mira de los legisladores demócratas, quienes no dejan de criticar su política para Irak, además de exigirle en todo momento una retirada inmediata de las tropas para fincarle más responsabilidad de lo que ocurre en su país al primer ministro al-Maliki

Comentarios