Exigen comparecencias en España por vuelos ilícitos de EU

lunes, 1 de diciembre de 2008
MADRID , 1 de diciembre (apro)- El gobierno del conservador José María Aznar (1996-2004) autorizó en enero de 2002, en menos de 24 horas, el uso de los aeropuertos y el espacio aéreo españoles de vuelos militares de Estados Unidos, para trasladar a supuestos presos talibanes y miembros de Al Qaeda, a su base de Guantánamo Según documentos clasificados como "muy secretos" que el diario El País publicó en sus ediciones del pasado domingo 30 de noviembre y este lunes 1 de diciembre, el uso de los aeropuertos españoles por aviones de la CIA con prisioneros de guerra era un tema que no había sido reconocido hasta ahora por el gobierno de Aznar ni el de su sucesor, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero El asunto ya provocó reacciones, incluso, los partidos Izquierda Unida (IU) y el Partido Popular (PP) pidieron, por separado, la comparecencia del ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos y de la ministra de Defensa, Carme Chacón, no obstante que la autorización de los aeropuertos fue una decisión del gobierno de Aznar El diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares acuso al gobierno de Aznar de "lacayo de Estados Unidos", pero también exigió explicaciones del actual ejecutivo Y recordó que en la pasada legislatura, el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) le dijo al Congreso, que se había enterado de los vuelos de la CIA "por la prensa" Cabe recordar que Aznar fue uno de los miembros del "triunvirato": en la famosa fotografía en las islas Azores, donde el presidente español sumó su apoyo al estadounidense George W Bush y al británico Tony Blair, para emprender la guerra de Irak y sumarse a la "lucha contra el terrorismo" Y su sucesor, Zapatero, enfrentó el enfriamiento absoluto de las relaciones con Washington, luego de sacar a las tropas españolas de Irak Desde Doha, donde asiste a un encuentro diplomático, el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, anticipó que una comisión investigará las circunstancias en que el gobierno de Aznar autorizó al gobierno de Bush el uso de los aeropuertos españoles para el traslado de presos a Guantánamo Indicó que la información que se obtenga será puesta en manos de la Audiencia Nacional, la cual inició una investigación luego de los primeros indicios sobre esos vuelos que publicó el Diario de Mallorca El director de Amnistía Internacional España, Esteban Beltrán, aseguró que el caso de los vuelos de la CIA "es un agujero negro de la verdad", y fustigó que "pese a todas las evidencias, no ha habido ninguna investigación oficial sobre cómo se ha utilizado el espacio aéreo español", dijo a la agencia Servimedia Hace apenas un mes, AI había difundido su más reciente informe donde concluye que entre 2002 y 2005 volaron sobre España 200 presos desde Afganistán con destino a Guantánamo en los llamados vuelos de la CIA El matutino español difundió el domingo que el 10 de enero de 2002, el consejero político-militar de la embajada de Estados Unidos en Madrid, se reunió con el director general de Política Exterior para América del Norte del Ministerio de Asuntos Exteriores, Miguel Aguirre de Cárcer para externarle la petición de su país Aguirre de Cárcer redactó un informe (3329/02) con el emblema "muy secreto" dirigido al entonces Ministro, Joseph Piqué, y al secretario de Estado Miquel Nadal, el cual demostró que España tenía conocimiento de los vuelos ilegales que transportaban presuntos terroristas El texto dice a la letra: "Los EEUU van a iniciar muy próximamente vuelos para trasladar prisioneros talibanes y de Al Qaeda desde Afganistán hasta la base de Guantánamo en Cuba" "Estos vuelos serán con aviones de largo alcance y, en consecuencias, sin escalas", apuntaba "Sin embargo, en caso de que por razones no previstas fuera necesario realizar un aterrizaje de emergencia, el gobierno de EEUU quisiera disponer de autorización del gobierno español para utilizar algún aeropuerto de nuestro país" El diplomático español consignó en su informe: "El Gobierno de EEUU asegura que estas escalas serían por el tiempo mínimo imprescindible para poder trasladar otro avión al aeropuerto en cuestión para continuar el vuelo y que, a estos efectos, dispondrían de aviones de reserva en la región preparados para desplazarse con carácter inmediato si fuera necesario En todo momento los EEUU se harían cargo de la seguridad de las personas transportadas" El periodista Miguel González, con amplia experiencia en temas de Defensa, advierte que resultaba sorprendente, debido a que era innecesaria tanta precisión y la autorización, toda vez que ese país y España ya mantienen acuerdos de tipo militar que les permitía utilizar los aeropuertos castrenses de la isla ibérica en caso de emergencias La misma solicitud habría sido formulada a Portugal, Italia y Turquía, por encontrarse en la ruta utilizada por las aeronaves estadounidenses La premura de Estados Unidos por obtener la aprobación española, explica el periodista, se debía a que el primer avión del país norteamericano ya había salido del aeropuerto de Kandahar, al sur de Afganistán, con rumbo a la base estadounidense en Cuba Aún sin tener todavía autorización de España, el diplomático español sugirió que "sería preferible utilizar aeropuertos en bases militares, como Morón o Rota, en vez de aeropuertos civiles" Un día después de la solicitud, el vicealmirante Manuel Calvo, presidente de la Sección Española del Comité Permanente Hispano-Norteamericano, confirmó esa propuesta "Se estima que el aeropuerto más discreto es el de la base de Morón y alternativo, Rota", según publicó El País en una segunda entrega de los documentos secretos sobre la aprobación otorgada por Aznar a Estados Unidos para que aviones de este país utilizara el espacio aéreo español para transportar presos a su base de Guantánamo La base militar de Morón se encuentra a unos 50 kilómetros de Sevilla Como parte del cruce de acusaciones y de declaraciones, María Dolores de Cospedal, la secretaria general del Partido Popular, el partido de Aznar, acusó al gobierno de Zapatero de haber filtrado a El País los documentos, por lo que demandó la comparecencia de algunos colaboradores de Zapatero El diputado de Iniciativa por Catalunya, Joan Herrera, opinó que esta revelación "demuestra lo que nos habían negado hasta ahora: la cooperación de ese gobierno con una acción delictiva Y el gobierno de Zapatero no ha tenido la transparencia necesaria para informar de este asunto", acusó

Comentarios