Pretende la Conferencia Episcopal de España orientar el voto en las elecciones

viernes, 1 de febrero de 2008
Madrid, 31 de enero (apro) - La Conferencia Episcopal de España dio a conocer hoy un documento, en el que pretende orientar el voto en las elecciones generales del próximo 9 de marzo; además, fustiga la negociación con grupos terroristas, el matrimonio gay y la asignatura de educación a la ciudadanía, todas ellas iniciativas aprobadas por el gobierno del socialista, José Luis Rodríguez Zapatero El documento de los conservadores jerarcas españoles contiene el resultado de sus deliberaciones en la Comisión Permanente de la Confederación Episcopal Española ante las elecciones generales 2008, en las que destacan las "orientaciones morales que estimulen el ejercicio responsable del voto", y piden mantener "el vigor y la autenticidad de las instituciones democráticas" Lo novedoso de este documento es el reproche de la Iglesia por la política antiterrorista, en abierta alusión gobierno actual, el cual buscó sin éxito mecanismos de negociación para desactivar a la banda separatista vasca ETA El documento denuncia el terrorismo como una práctica "intrínsecamente perversa, del todo incompatible con una visión moral de la vida", y la "negociación política con organizaciones terroristas" "Una sociedad que quiera ser libre y justa no puede reconocer explícita ni implícitamente a una organización terrorista como representante político de ningún sector de la población, ni puede tenerla como interlocutor político", señala Además, advierte sobre "el peligro" de las "opciones políticas y legislativas que contradicen valores fundamentales y principios antropológicos y éticos arraigados en la naturaleza del ser humano, en particular respecto de la defensa de la vida humana en todas sus etapas, desde la concepción y hasta la muerte natural, y a la promoción de la familia fundada en el matrimonio" Las duras críticas en este y anteriores documentos que la jerarquía de la Iglesia ha lanzado contra el gobierno de Rodríguez Zapatero, han tenido ya respuesta por parte de los líderes socialistas, en el sentido de que la Iglesia nunca criticó al Partido Popular cuando éste gobernó, no obstante que esa ley ya existía y no ha sido modificada por el gobierno socialista En el documento, los jerarcas católicos orientan a los votantes en el caso del matrimonio gay, una de las leyes que entró en vigor en esta legislatura, al hablar del "peligro" y la "injusticia" que supone "construir artificialmente una sociedad sin referencias religiosas, exclusivamente terrena, sin culto a Dios ni aspiración ninguna a la vida eterna" Cuestionan, además, que no haya la "necesaria promoción a la libertad de enseñanza y la educación de calidad para todos", en alusión a la nueva asignatura de la Educación para la Ciudadanía En este sentido, el portavoz de los arzobispos, Juan Antonio Martínez Camino, criticó "las dificultades para incorporar el estudio libre de la religión católica en los currículos de la escuela pública", y como la referida asignatura "lesiona el derecho de los padres a formar a sus hijos de acuerdo con sus convicciones religiosas y morales" Además, se refirió a las leyes impulsadas por el gobierno emanado del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y subrayó que debe haber un voto "por el bien mayor" Dijo: "Del voto moral y responsable, depende la democracia No hay democracia sin moral" Esta tarde, el PSOE reaccionó ante el documento de los cardenales, arzobispos y obispos, y sostuvo que las tesis planteadas en el texto reflejan lo alejada en que se encuentra la Iglesia de la sociedad actual La Comisión Ejecutiva Federal del PSOE dijo que es inmoral que tanto la Iglesia como el Partido Popular, utilicen el tema del terrorismo para hacer campaña y como una herramienta electoral Y le recuerdan a la Iglesia que si no hay que votar por un partido que negoció con terroristas, no habría que haber votado por ninguno de los gobiernos, desde el de Adolfo Suárez, Felipe González y José María Aznar, éste último, quien inclusive utilizó a un obispo como intermediario El periódico Público alude en su edición digital que ese obispo, que el PSOE no identifica en su respuesta, es Juan María Uriarte, arzobispo de Zamora, quien sirvió de intermediario entre ETA y el gobierno de Aznar, en 1998

Comentarios