Cambia Betancourt a política por activismo

jueves, 25 de septiembre de 2008
MADRID, 24 de septiembre (apro) - La excandidata presidencial colombiana, Ingrid Betancourt, confirmó su decisión de abandonar la política y concentrarse en la liberación de las personas que mantienen privadas de su libertad las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Sostuvo que mientras esto último no ocurra "seguiremos encadenados a los árboles de la selva" Y añadió: "Es cierto que estamos muy felices por nuestra liberación, pero también es muy cierto que nuestros corazones siguen encadenados a los árboles de la selva, y seguirán estándolo mientras el resto de nuestros compañeros no vuelvan a la libertad, porque no se puede gozar plenamente cuando se sabe que otros siguen allá" Betancourt participó aquí en una conferencia de prensa en la Casa de América, durante la presentación del libro Infierno Verde, de Luis Eladio Pérez, uno de sus compañeros de cautiverio de años en la selva colombiana, en manos de las FARC "Debo reconocer que no he sido capaz de abrir el libro Admiro a Luis Eladio por su fortaleza para escribirlo, porque confieso que a mí todavía me falta esa fortaleza para hacer algo parecido", dijo Betancourt Señaló que en sus planes futuros no tiene intención de participar en la política, "al menos como se entiende la política ahora, donde existen fuertes intereses, agendas ocultas" Añadió que pretende crear una fundación relacionada con el tema de los derechos humanos "Mis planes son servir a mi patria porque la amo, para que los colombianos podamos vivir de otra manera, y que se abra un espacio de concordia y diálogo, y dejemos a un lado los odios y la venganza Pero pienso que puedo hacerlo desde otro ámbito, con una perspectiva diferente No quiero volver a ser política", aseguró Betancourt dijo que es recurrente en sus reflexiones el papel de los "muchachos" que están en manos de las FARC, sin esperanzas y "esclavos", y señaló: "Hoy, yo estoy libre, pero ellos no Siguen encadenados, siendo esclavos de los comandantes y, en realidad, mucho más prisioneros que nosotros" Indicó que, en el acto en el que recibirá el premio Príncipe de Asturias en Oviedo, España, piensa organizar una mesa redonda con menores de entre 6 y 8 años de edad, con el fin de hablar de este tema Y refirió que piensa en menores de esas edades porque es el tiempo en que Luis Eladio y ella estuvieron en cautiverio Afirmó que anhela que en su país haya cambios políticos y que las FARC entiendan que tienen un espacio para ellos en Colombia, para vivir y luchar por sus convicciones para transformar el país, "pero tienen que escoger, porque no hay espacio para quienes sigan practicando el secuestro o usando el narcotráfico para financiar su guerra" A una pregunta en el sentido de qué había perdido y qué había ganado en su cautiverio, Betancourt afirmó que las principales pérdidas fueron la de su padre, quien falleció durante el tiempo del cautiverio y la infancia de sus hijos, pero también había "cosas que tenía que perder, mucha bobada, mucha impaciencia" Y dijo: "La selva es un ejercicio de depuración espiritual" Por su parte, Luis Eladio Pérez, secuestrado por las FARC cuando era senador de Colombia, hizo un llamado para no olvidarse de las personas que aún están en poder de la guerrilla, y aseguró que hubiera sido "inhumano" que tanto él como Betancourt se olvidaran de sus compañeros que aún siguen en cautiverio Precisó que no sólo hay que acordarse de la treintena de personas consideradas "canjeables" aún cautivas de las FARC, sino entre tres mil y cuatro mil colombianos que hoy siguen secuestrados o encarcelados por motivos políticos Dijo: "Pienso que Álvaro Uribe es un presidente que el país necesitaba, que ha hecho un papel fundamental, que le tocó hacer la guerra, pero no creo que sea el presidente para hacer la paz, porque para ello se necesita sanear el espíritu, aplicar perdón y olvido y construir un país sobre la base de superar los odios y los rencores" Señaló que siempre se ha opuesto y se opondrá al rescate militar, por lo que dijo que, "desde España, lanzamos un llamado al presidente Uribe para que recapacite y no impulse más operaciones militares, y mejor (se haga) por la cooperación internacional" Añadió que sería más efectiva una estrategia donde se involucren todos los presidentes de la región, incluido el venezolano Hugo Chávez, el boliviano Evo Morales y otros, para presionar a las FARC y que sean liberados los secuestrados y, a cambio, se ofrezca una alternativa a las FARC "Pensar que la vía militar es la solución al drama de Colombia, es un craso error", señaló

Comentarios