Se tambalea rescate financiero de EU

viernes, 26 de septiembre de 2008
WASHINGTON, 25 de septiembre (apro) - Sin acuerdo y en medio de un ambiente de incertidumbre terminó la reunión del presidente George W Bush, con los líderes demócratas y republicanos del Congreso, y con los dos candidatos presidenciales, John McCain y Barack Obama, sobre la definición del contenido y condiciones del paquete de rescate financiero por 700 mil millones de dólares Bajo un clima de tensión y preocupación por el enojo de los ciudadanos estadunidenses que se oponen al rescate de la banca privada, cuando ellos afrentan una crisis económica y el riesgo de un embargo hipotecario, sin que el gobierno federal les ofrezca dinero como a Wall Street, la sesión en la Casa Blanca concluyó de manera inesperada cuando los republicanos abandonaron la reunión en protesta por las modificaciones que pretenden los legisladores del Partido Demócrata "Eventualmente se alcanzará un compromiso", declaró Obama, el candidato presidencial demócrata, al término de la reunión con Bush, durante una entrevista con la cadena de televisión CNN "Creo que tiene que haber más negociaciones entre el presidente, el secretario (del Tesoro, Henry) Paulson, los republicanos de la Cámara de Representantes y, tal vez, con los del Senado, aunque éstos han estado trabajando de manera coordinada con los demócratas", apuntó Obama La reunión en la Casa Blanca se había anunciado como una sesión que serviría para acelerar el proceso de consideración legislativa, con el propósito de que fuera aprobado el proyecto de ley lo antes posible, incluso para que McCain pudiera participar en el debate con Obama que está programa para este viernes Sin embargo, el candidato presidencial republicano dijo que participará hasta que haya un acuerdo "Esta reunión es un intento por hacer avanzar el proceso, mi esperanza es que podamos alcanzar un acuerdo muy pronto", declaró Bush al inicio de la reunión en la Casa Blanca El recuento del encuentro marca una discusión partidaria, donde demócratas y republicanos mostraron sus diferencias e ignoraron las plegarias del presidente Bush por lograr un acuerdo sin modificaciones sustanciales a su plan con el que pretende rescatar a Wall Street "No hay un acuerdo definitivo, persisten las preocupaciones sobre algunos de los detalles del plan original del presidente", declaró Steny Hoyer, el líder de la mayoría demócrata del Congreso federal La sesión en la mansión presidencial ocurrió después de que los líderes del Congreso anunciaron que habían logrado un "acuerdo en principio", respecto al paquete que les envió Bush, pero en esta ocasión fueron los republicanos del Congreso los que frustraron las aspiraciones de la Casa Blanca y del senador McCain El candidato presidencial republicano, de acuerdo con la versión oficial del encuentro, habló muy poco y con su silencio se alió con la disidencia republicana, que se opone a la instrumentación de medidas de supervisión sobre el uso del dinero del erario en Wall Street, para que no haya una "cacería de brujas" para encontrar y castigas a los ejecutivos de la banca privada responsables directos de la crisis "Estaremos en una seria crisis económica si no aprobamos esta legislación? lo que debe saber el pueblo estadunidense es que todos los que estamos en torno a esta mesa tomamos la situación con mucha seriedad y estamos conscientes de que debemos concretar algo lo antes posible", subrayó el presidente Bush Obama y los demócratas han estipulado su posición sobre el paquete de rescate financiero y no desean entregarle un cheque en blanco a la banca privada El bloque demócrata delineó sus condiciones, que consisten en regresar en un futuro el dinero que el erario federal está invirtiendo para rescatar al mercado bursátil, que se implemente un sistema de supervisión legislativa para la rendición de cuentas de la banca privada, y que se le nieguen las bonificaciones millonarias a los ejecutivos de la banca privada en bancarrota, además de definir un programa de asistencia hipotecaria para rescatar a los estadunidenses con riesgo de embargo de sus viviendas John Boehner, el líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, fue uno de los primeros en abandonar la sesión de la Casa Blanca, en señal de protesta a las condiciones de los demócratas que, en principio, ya fueron aceptadas por Bush El legislador republicano indicó que "no se puede lograr un acuerdo" cuando los intereses de los demócratas no buscan el beneficio del erario que aportará el dinero Obama, por su parte, advirtió a McCain que corre el riesgo de empeorar las perspectivas económicas y financieras del país, si insiste en hacerse el "mártir político" al querer anteponer una discusión legislativa al proceso proselitista que ha suspendido, en aras de la definición del paquete de rescate financiero y, sobre todo, evadir el debate presidencial "Una de las preocupaciones que tengo es la de comenzar a inyectar el aspecto político en negociaciones delicadas, porque puede resultar en la creación de más problemas Es increíble todo lo que se puede lograr cuando no están las cámaras (de televisión y la prensa gráfica) y nadie pretende acreditarse resultados, por ello creo que tanto el senador McCain como yo; tenemos que ser muy cuidadosos sobre nuestra intervención en este proceso", acotó Obama El demócrata aclaró, además, que pese a la renuencia de su contrincante republicano de llevar a cabo el debate, él se presentará el viernes en el auditorio de la Universidad de Oxford, Mississippi, donde está programado el primero de los tres debates entre los aspirantes a la presidencia de Estados Unidos

Comentarios