Expresa la CEM su solidaridad con el pueblo de Honduras

lunes, 27 de julio de 2009
MEXICO, D F, 27 de julio (apro)- Tras manifestar su solidaridad con el pueblo de Honduras, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) afirmó hoy que ese país está presente en sus oraciones, para que por sí mismo resuelva la "compleja situación" que enfrenta
          Por medio de una carta dirigida a Oscar Rodríguez Maradiaga, presidente de la Conferencia Episcopal de Honduras, la CEM da su apoyo a la actitud asumida por éste y la Iglesia de ese país por la actual problemática en esa nación
          Afirman los obispos mexicanos: "Eminencia: Consideramos muy sensatas sus declaraciones tanto personales como las hechas por la Conferencia Episcopal de Honduras, llamando a todo el pueblo hondureño a la calma y exhortando a los ciudadanos a buscar caminos de concordia y de paz"
          En la carta, firmada por el presidente y secretario general de la CEM, Carlos Aguiar Retes y Leopoldo González González, respectivamente, también señalan su comprensión por la forma como se han desarrollado los hechos en Honduras
          Señalan: "Por las declaraciones hechas por la Conferencia Episcopal de Honduras comprendemos la complejidad de la situación y la dificultad de entender, especialmente desde el exterior, las causas y factores que han provocado las decisiones tomadas por los poderes Legislativo y Judicial del país"
           A nombre de los obispos y del pueblo católico de México, la CEM expresa su deseo de que sean los hondureños los que resuelvan la situación en su país y se declaren extrañados por los reclamos de personas ajenas al conflicto, que exigen una solución inmediata sin conocer el fondo del problema
           "Nadie mejor que los mismos hondureños saben cómo se han dado estos tristes acontecimientos Por ello, nos extraña las voces que, desde fuera del país reclaman, desde una visión meramente formal, una vuelta a la normalidad sin examinar a fondo lo que la ha provocado", dice
         Y añade: "Oramos por usted, por los obispos de Honduras y por el pueblo al que sirven, para que Jesucristo, Señor de la historia, los llene de sabiduría y fortaleza, y les conceda la reconciliación y la paz"

Comentarios