Alerta máxima en Grecia por paquetes-bomba

martes, 2 de noviembre de 2010

MÉXICO, D.F., 2 de noviembre (apro).- Tras la detonación de dos explosivos, ahora en las sedes diplomáticas de Suiza y Rusia, el gobierno griego puso en “máxima alerta” la seguridad en embajadas, consulados, representaciones extranjeras, oficinas de correo y empresas privadas de mensajería en Atenas.
    Un día después de que un paquete-bomba estalló en el barrio de Pagrati, en Grecia, y cuyo destinatario era la embajada de México en ese país, la policía antiterrorista desactivó hoy tres bombas dirigidas ahora a las legaciones de Alemania, Bulgaria y Chile.
    El ministerio griego de Relaciones Exteriores informó que todas las embajadas extranjeras en Atenas estarán resguardas por agentes del escuadrón antiterrorista de la Policía para evitar situaciones similares a las registradas en las últimas 24 horas.
En un comunicado, explicó que ante la detección de varios explosivos por parte de la policía en Atenas y los paquetes-bomba que detonaron, se ha pedido a las embajadas extremar precauciones en el tratamiento de correspondencia y mensajería.
Según un reporte de la agencia ANA, la cancillería griega se ha puesto en contacto con las embajadas extranjeras a las que fueron destinados los paquetes sospechosos por correo para mantenerlos informados de las investigaciones en curso.
“Las misiones diplomáticas extranjeras han expresado su agradecimiento al Ministerio de Relaciones Exteriores por la rápida y exitosa reacción de la policía griega”, destacó la cancillería.
Asimismo, informó que las autoridades griegas también pusieron en estado de alerta a todas las oficinas postales y los correos privados por temor a que nuevos paquetes-bomba sean entregados y puedan causar daños humanos o materiales.
El pasado lunes 1, tres paquetes-bomba, aparentemente dirigidos a las embajadas de Bélgica, Holanda y al presidente francés Nicolas Sarkozy, fueron descubiertos por la policía y desactivados, sin causar daños. Dos sospechosos fueron detenidos.
Los paquetes fueron interceptados por las autoridades griegas luego de que una bomba, dirigida a la embajada de México, explotó en las manos de una empleada de la empresa de mensajería privada Swiss Mail, causándole heridas en las manos.
Ante ello, las autoridades griegas también pusieron en estado de alerta a todas las oficinas postales y los correos privados por temor a que nuevos paquetes-bomba sean entregados y puedan causar daños humanos o materiales.
Ayer, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México confirmó que el sobre-bomba que estalló en manos de una empleada de mensajería en Atenas “iba dirigido a la sede diplomática, pero dicho paquete no fue recibido por la citada representación, por lo que no causó ningún daño ni al personal ni a las instalaciones de la embajada".
En un comunicado, la Cancillería apuntó que las autoridades de Grecia “han señalado que el sobre estaba destinado a la embajada mexicana y que, por indicios relacionados con este incidente, dos ciudadanos griegos fueron detenidos en posesión de sobres con explosivos improvisados, destinados a otras dos representaciones diplomáticas europeas en Atenas, así como a autoridades de Francia".
Hasta ahora nadie se ha responsabilizado por el envío de los paquetes explosivos, pero la policía sospecha que están relacionados con grupos de izquierda radical.
Las primeras investigaciones sobre la ola de bombas apuntan a la organización "Conspiración de los Núcleos de Fuego" o 'Secta de los revolucionarios', un grupo radical que apareció en 2008 y es responsable de ataques con bombas de gas a varias oficinas públicas.
Un portavoz policial consideró que los paquetes explosivos tienen por objetivo llamar la atención internacional y descartó que estuvieran relacionados con las bombas enviadas la semana pasada desde Yemen y cuyo destino eran dos sinagogas de Chicago, Estados Unidos.

Comentarios