Moncayo, libre

martes, 30 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 30 de marzo (apro).- El militar Pablo Emilio Moncayo llegó hoy al aeropuerto de la sureña ciudad colombiana de Florencia, donde se reencontró con su familia después de permanecer secuestrado durante más de 12 años por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El sargento colombiano, de 31 años de edad, el rehén más antiguo de las FARC, tuvo un emotivo encuentro con su padre, el profesor Gustavo Moncayo, quien, con sus manos encadenadas, le entregó un ramo de flores blancas, en señal de bienvenida.

Moncayo arribó a las 17:40 horas (tiempo de Colombia) en un helicóptero brasileño de la Cruz Roja Internacional, acompañado por la senadora Piedad Córdoba y el obispo Leonardo López.

Uno a uno, los familiares del sargento Moncayo se acercaron a abrazarlo, felices por el reencuentro, incluida una a la que ni siquiera conocía: su hermana menor.

Después de los saludos, Moncayo levantó las manos al cielo en señal de victoria y soltó un globo blanco al aire.

Moncayo fue secuestrado en diciembre de 1997 durante el asalto de un comando de las FARC a la base militar de Pastacoy, en el sur del país.

El suboficial del Ejército colombiano fue entregado por las FARC en una zona desconocida de la selva, en el departamento de Caquetá, donde se suspendieron las operaciones militares para permitir la entrega del exrehén.

El domingo pasado el grupo guerrillero liberó al soldado Josué Calvo en el departamento de Meta, en una operación que se cumplió sin inconvenientes con el apoyo logístico de Brasil, que facilitó dos helicópteros militares que llevaban el emblema de la Cruz Roja Internacional.

Aún quedan en poder de las FARC 22 militares colombianos, los cuales el gobierno federal pretende canjear por 500 guerrilleros recluidos en diversas cárceles del país sudamericano.

Comentarios