Celebra Cuba 57 años de asalto al cuartel Moncada

lunes, 26 de julio de 2010

VILLA CLARA, Cuba, 26 de julio (apro).- Cuba advirtió hoy a Estados Unidos que su despliegue de bases militares en América Latina pone en peligro la paz en la región, e hizo público su apoyo “inquebrantable” con el pueblo de Venezuela frente a las amenazas contra la soberanía de la nación sudamericana.

El festejo del Día de la Rebeldía Nacional, con el que se celebran 57 años del ataque al cuartel Moncada, devino en un acto masivo de total apoyo al gobierno de Hugo Chávez, amenazado --aseguró José Machado Ventura, primer vicepresidente de Cuba-- por una campaña agresiva de Estados Unidos y Colombia.

“Venezuela defenderá sin miedos la paz, tiene todo el derecho de defenderse”, puntualizó el vicepresidente de los consejos de Estado y de Ministros de la isla, y reiteró que contará “siempre” con el firme respaldo de todo el pueblo cubano.

Recordó que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, tenía previsto estar este lunes en la provincia (estado) de Santa Clara, “pero no pudo asistir porque comanda a su pueblo, que se apresta a responder a las amenazas del imperio a la seguridad nacional y la soberanía de ese país”.

Chávez, que tenía previsto arribar a La Habana el domingo pasado y pronunciar un discurso, este lunes 26 de julio, en la Plaza de la Revolución Ernesto Che Guevara, de la capital de Villa Clara, suspendió su viaje aduciendo contar con información de inteligencia sobre el peligro de una agresión a Venezuela desde Colombia.

La semana pasada Chávez rompió relaciones diplomáticas con Colombia, que había acusado a su gobierno de proteger a guerrilleros izquierdistas.

En el acto central por el aniversario 57 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes asistió una amplia delegación venezolana encabezada por los vicepresidentes Rafael Ramírez y Alí Rodríguez, así como seis ministros del país de América del Sur.

“Somos amantes de la paz y lucharemos hasta lo infinito por garantizarla, pero no le tememos a la guerra si nos las imponen, en nuestro pueblo hay pocos cobardes”, aseguró Alí Rodríguez.

Al participar como orador en el acto central, el también viceministro venezolano acusó al gobierno de Estados Unidos de fomentar un enfrentamiento entre Caracas y Bogotá.

El presidente cubano Raúl Castro encabezó el acto político más importante de la Revolución cubana sin la presencia del exmandatario Fidel Castro Ruz, su hermano, ni del presidente latinoamericano más cercano a Cuba, Hugo Chávez, su principal aliado.

 

Silencio de Raúl Castro

 

La fiesta patria por el asalto al cuartel Moncada estuvo precedida por una gran expectativa, de la población, del cuerpo diplomático y de los medios de comunicación extranjeros, sobre las nuevas medidas económicas que anunciaría Raúl Castro en el discurso central del acto, algo cotidiano en estas celebraciones.

La sorpresa fue mayúscula al comprobar que el presidente cubano guardaría silencio para no opacar el apoyo de Cuba a Venezuela.

Castro simplemente presidió el acto pero evitó a toda costa pronunciar el discurso oficial y anunciar medidas concretas que darían respiro al control que tiene el gobierno de la economía.

El vicepresidente José Machado Ventura dedicó pocas líneas al tema de la difícil economía cubana.

Señaló que, posteriormente a los daños causados por los huracanes que azotaron la isla hace cerca de dos años, el pueblo continuó una intensa labor en medio de un entorno adverso, resultado de la crisis global, “en la que no tenemos responsabilidad en su aparición, pero que sufrimos sus consecuencias”, además del anacrónico bloqueo y los efectos cada vez más visibles del cambio climático.

Dijo que la producción de alimentos es un frente esencial de la batalla económica, “al que debemos continuar dándole la máxima prioridad”, y destacó la importancia del ahorro, reducción de gastos y máxima eficiencia en el uso de fuerzas y recursos.

“Continuaremos los estudios, análisis, así como la toma de decisiones que conduzcan a superar deficiencias y perfeccionar la sociedad. Pero éstas no serán populistas, demagógicas, sino con sentido de responsabilidad, paso a paso, sin improvisaciones ni precipitaciones para no errar, y dejar atrás errores y medidas que no se avienen a las condiciones actuales.

“No tememos a las dificultades y retos”, acotó.

Otro de los temas destacados por el primer vicepresidente de Cuba fue la buena salud que ha mostrado públicamente el expresidente Fidel Castro.

“Es motivo de alegría –dijo-- para hombres y mujeres progresistas, más allá de nuestras fronteras, que Fidel está presente y combatiendo”.

Machado Ventura se refería a las seis apariciones públicas que ha realizado Fidel Castro en menos de un mes. En todas ellas se le ve con un mejor semblante, sonriente y con una notable mejoría en el tono de su voz.

La última aparición fue el pasado sábado en el poblado de Artemisa, 60 kilómetros al oeste de La Habana, para conmemorar el asalto al cuartel Moncada. Era su sexta aparición pública en el mes, pero la primera que hacía más allá de la capital cubana.

Con su camisa verde olivo acudió el sábado en la mañana a rendir tributo a los mártires del 26 de Julio en el Mausoleo que los honra en el municipio de Artemisa.

 

Comentarios