Declara Obama fin de la guerra con Irak

martes, 31 de agosto de 2010

MÉXICO, DF, 31 de agosto (apro).- El presidente estadunidense Barack Obama declaró esta noche el fin de las operaciones militares en Irak, luego de siete años de una intervención en la nación árabe por la que la Unión Americana “pagó un alto precio”.
En un discurso desde el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington, Obama destacó que “esta noche estoy anunciando que la misión de combate estadunidense en Irak ha terminado”.
Desde el mismo despacho donde, hace siete años y medio, su antecesor, George W. Bush, ordenó la invasión del país árabe, Obama aclaró que “la Operación Libertad Iraquí ha terminado y el pueblo iraquí ahora tiene que liderar la responsabilidad por la seguridad en su país”.
El presidente estadunidense admitió que “es tiempo de pasar la página”, para luego enfatizar que, “a través de este extraordinario capítulo en la historia de Estados Unidos e Irak, hemos cumplido con nuestra responsabilidad”.
En el discurso que ofreció en hora de máxima audiencia, Obama reiteró que, como candidato presidencial en 2008, prometió retirar las tropas de combate de Irak, y la ha cumplido con la salida de esas tropas conforme a un plan que presentó en febrero pasado.
Ese plan preveía, además, aumentar los esfuerzos para reforzar a las fuerzas de seguridad iraquíes y apoyar al gobierno y pueblo iraquíes, señaló Obama.
El jefe de la Casa Blanca precisó que “hemos retirado cerca de cien mil soldados de Irak. Hemos cerrado o transferido centenares de bases a los iraquíes” y sacado “millones de equipos”.
Luego reveló que Estados Unidos, que envió más de un millón de militares al país árabe desde la ocupación de 2003 y perdió 4 mil 400 vidas en el conflicto, estuvo “a la altura de sus responsabilidades”.
Unas horas antes, el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, aseguraba a su pueblo que Irak “es ya un país soberano e independiente” en un discurso también retransmitido vía televisiva.
Cinco meses después de haber celebrado elecciones, Irak aún no cuenta con un nuevo gobierno, a pesar de que la violencia empeoró en todo el país.
Maliki prefirió en su discurso insistir en el “momento histórico” del fin de las operaciones militares que se iniciaron para buscar unas armas de destrucción masiva que finalmente nunca fueron halladas.
La guerra que emprendió Bush supuso, por otro lado, el fin del sangriento régimen de Sadam Husein.
El fin de las operaciones militares estadunidenses, destacó Maliki, “es un día que permanecerá en la memoria de todos los iraquíes”.
Pese a ello, Obama instó a los líderes iraquíes a avanzar con “un sentido de urgencia” para la formación de un nuevo gobierno nacional que sea “justo, representativo y que rinda cuentas al pueblo iraquí”.
El mandatario estadunidense enfatizó que poner fin a la guerra en Irak no sólo beneficia al país árabe, sino también a Estados Unidos, que “ha pagado un precio muy alto para poner el futuro de Irak en las manos de su pueblo”.
Por último, Obama agradeció el “sacrificio” de los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas estadunidenses que prestaron servicio en Irak “con valor y determinación”.

Comentarios