Sin posibilidad de fianza, el autor de la masacre de Tucson

lunes, 10 de enero de 2011

MÉXICO, D.F., 10 de enero (apro).- Un juez federal de Phoenix, Arizona, ordenó la detención, sin posibilidad de fianza, de Jared Lee Loughner, quien el sábado pasado disparó contra la muchedumbre en un acto político en Tucson, en el cual murieron seis personas y 14 más resultaron gravemente heridas, entre ellas la congresista demócrata Gabriella Giffords.
La orden fue emitida en la primera aparición de Lee Loughn ante un tribunal, luego de que el juez federal leyera los cinco cargos de los que se le acusa por el asesinato de dos personas y el intento de asesinato de otras tres, entre ellas la congresista Giffords, quien permanece en estado crítico, pero estable.
Loughner apareció en la corte con la cabeza rapada y esposado; y a pesar de que se ha especulado sobre su salud mental, el acusado aseguró que comprendía los cargos que se le imputan y las sanciones que derivarían de ello, entre ellas la pena de muerte.
El juez dijo a Loughner que podía enfrentarse a pena de muerte o cadena perpetua por los dos cargos de asesinato en primer grado, uno por la muerte del juez federal John Roll, y otro por Gabriel Zimmerman, uno de los directores del equipo de la congresista.
En la acusación, sin embargo, aún no se ha indicado si se buscará la pena de muerte para Loughner.
El joven, de 22 años, se enfrenta, además, a tres cargos por el intento de asesinato de un funcionario público, el de la congresista Giffords y el de dos de los miembros de su equipo que resultaron heridos y permanecen hospitalizados, Pam Simon y Ron Barber.
El proceso federal se limita a juzgar los ataques a personas que ostentan cargos oficiales, y por tanto, no incluye los cargos relacionados con las otras cuatro muertes que se produjeron el sábado, entre ellas la de la niña de 9 años Christina Taylor Green.
Además de ser juzgado también por esos cargos, existe la posibilidad de que Loughner sea procesado bajo la ley que persigue el terrorismo doméstico, según indicó ayer el director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), Robert Mueller.
Durante la audiencia, el acusado evitó el contacto visual directo con los asistentes y sólo intercambió palabras con su abogada, Judy Clarke, quien en ocasiones anteriores ha representado al terrorista Ted Kaczynski, Unabomber, y al miembro de Al Qaeda, Zacarias Moussaoui

Comentarios