Fijan para el 7 y 8 de febrero audiencia sobre el caso Assange

martes, 11 de enero de 2011

MÉXICO, D.F., 11 de enero (apro).- El juez Nicholas Evans programó para los próximos 7 y 8 de febrero las audiencias sobre el caso que se le sigue Julian Assange, fundador del portal WikiLeaks, por presunto abuso sexual contra dos mujeres en  Suecia.
    Durante una visita relámpago a un tribunal de Londres el fundador de Wikileaks retieró su temor de que sea extraditado a Suecia y, posteriormente, entregado a la justicia estadunidense, que lo reclama por la divulgación de expedientes secretos de la diplomacia de Estados Unidos.
    El expediente de Assange fue radicado a una corte de Belmarsh especialista en casos de terrorismo, pese a que el australiano es acusado de delitos sexuales en Suecia.
    Al respecto, la defensa de Assange, advirtió que si su cliente es extraditado a Suecia, éste corre el riesgo de que termine confinado en una prisión ilegal o que sea condenado a la pena de muerte.
    El australiano, de 39 años, se declaró “muy contento” con el resultado de la vista, durante la cual el juez Nicholas Evans modificó también ligeramente las condiciones de su libertad condicional para que pueda dormir en la capital en los días en los que debería decidirse sobre su extradición.
“La única variación en su libertad es que en las noches del 6 y del 7 de febrero podrá usted residir en el Frontline Club de Londres”, declaró el juez durante los 10 minutos que duró esta sesión de trámite en el tribunal de Woolwich, al sureste de Londres, antes de citarlo para el 7 por la mañana.
El Frontline Club es el club de periodistas fundado por Vaughan Smith, amigo de Assange, y también propietario de la mansión campestre donde éste reside desde que el juez le concedió la libertad bajo fianza el 16 de diciembre.
Assange ha negado las acusaciones de supuestos delitos sexuales contra dos mujeres por las que Suecia pide su extradición; y estima que el caso está políticamente motivado tras la difusión de miles de cables confidenciales de la diplomacia norteamericana, y documentos secretos sobre las guerras de Irak y de Afganistán.
    Por su parte, los abogados de Assange presentaron un documento durante la audiencia oral en la corte de Belmarsh en el que advierten de un peligro real de que su cliente sea recluido en una cárcel como la de Guantánamo, hasta ser ejecutado.
    Antes de ingresar al tribunal, Assange anunció que WikiLeaks incrementará la publicación de expedientes clasificados de Estados Unidos, aunque admitió que el portal pierde diariamente unos 500 mil euros semanales (650 mil dólares) desde el comienzo del cablegate, la difusión de los mensajes procedentes de embajadas estadounidenses en numerosos países del mundo.

Comentarios