Decide España por Mariano Rajoy

domingo, 20 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy ganó hoy con holgada mayoría absoluta las elecciones generales en España al conseguir 186 escaños, con más del 90 por ciento de los votos escrutados, frente a un Partido Socialista (PSOE) que se hundió junto a su candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba, hasta los 110 escaños. Un 44.45 por ciento de los votantes confió su voto al partido conservador, hasta hoy en la oposición. El PSOE obtuvo una derrota de dimensiones históricas con el 28.65 por ciento del apoyo. “Puede decirse que el PP ha ganado las elecciones. Por ello, en nombre del gobierno quiero expresar la felicitación al Partido Popular y a su candidato, Mariano Rajoy”, dijo el portavoz del Ejecutivo, José Blanco, al comparecer en rueda de prensa para dar los datos del escrutinio. En el nuevo Congreso de los Diputados, con 350 escaños, la tercera fuerza política seguirá siendo el partido nacionalista catalán Convergència i Unió (CiU), que amplía de 10 a 16 sus representantes. El grupo Izquierda Unida (IU) obtuvo un ascenso significativo tras pasar de uno a 11 escaños. Además, debutará en el arco parlamentario nacional la coalición electoral Amaiur, integrada por tres partidos separatistas y la izquierda “abertzale”, que obtuvo siete representantes tras el cese definitivo de la violencia de ETA. Ese número de diputados les da incluso grupo parlamentario propio (se consigue con un mínimo de cinco). Rajoy logró la presidencia en su tercer intento, prueba de su constancia, sobre todo en política, donde es casi imposible ver repetir a un candidato que ha perdido dos elecciones. El dirigente popular enfrenta ahora el reto de hacer realidad su mensaje de cambio. La crisis de deuda sitúa a España en el punto de mira de Europa, la economía está al borde otra recesión y la tasa de desempleo del 21.5% tiene a casi cinco millones de personas desocupadas. Rajoy prometió hoy que gobernará “al servicio de España y de todos los españoles”. En un dicurso conciliador, envió un mensaje a los que no votaron por el PP en el sentido de que está decidido a “ser el presidente de todos y a anteponer el interés general al particular”. Sus únicos enemigos, dijo, serán “el paro, el déficit y el estancamiento económico”. “Nadie tiene que sentir inquietud alguna”, señaló.

Comentarios