Luchar contra el desempleo, prioridad de Rajoy

lunes, 19 de diciembre de 2011
Madrid, (apro).- El presidente electo de España, Mariano Rajoy, anunció hoy que la lucha contra el desempleo será la prioridad de su gobierno. Actualmente, dijo, el número personas sin empleo ronda los 5.4 millones, equivalente a 23% de la Población Económicamente Activa, “la cifra más dramática” de la crisis económica. Durante su discurso de investidura ante el pleno del Congreso, Rajoy finalmente hizo públicas las líneas generales de su plan de choque para atender la compleja situación financiera que vive España, azotada particularmente por el desempleo y el déficit público. Sobre este punto, Rajoy aseguró que el primer objetivo de su mandato será reducir en 16 mil 500 millones de euros el déficit en 2012. El mensaje del político conservador era ampliamente esperado en España, debido a que hasta ahora se desconocía su verdadero programa para atajar la crisis económica, ya que su particular estilo fue justamente ocultarlo durante el reciente proceso electoral, sólo ofreciendo esperanzas y dando tiempo al derrumbe del gobierno socialista. Hoy, ante los diputados, Rajoy –que esta misma semana jurará el cargo ante el Rey Juan Carlos– aseguró que su objetivo será incentivar la actividad y crear empleo. Explicó que el déficit rozará los 65 mil millones de euros al final de 2011, y se comprometió a reducirlo en 16 mil 500 millones para 2012. “Ese es nuestro compromiso y a él nos vamos a atener”, dijo Rajoy, mensaje que tenía clave hacia al exterior, hacia sus socios de la Unión Europea, que han demandado que España cumpla con la reducción del déficit. Rajoy se ha comprometido –recientemente ante los líderes europeos– a iniciar una reforma laboral para flexibilizar las condiciones de contratación y permitir a las empresas abaratar el despido.  En ese sentido, el líder popular señaló: “Queremos incentivar la prolongación voluntaria de la vida laboral y fomentar la compatibilidad entre el cobro parcial de una pensión y la continuidad en el mercado laboral”. Según dijo, pretende acercar “la edad real de jubilación con la edad legal”, además de poner “freno a la práctica abusiva que supone hacer de la prestación por desempleo, en los últimos años de la vida laboral, un mecanismo de prejubilación encubierta”. El presidente electo español señaló que la tarea de la recuperación de la economía corresponde a todos, y por ello el “mejor instrumento para coordinar la energía de la nación es el diálogo”. También expresó que buscará redimensionar el sector público y de personal al servicio del gobierno. Explicó que habrá cero reposición de personal del sector público, excepto en el ámbito de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y servicios públicos básicos. Asimismo, manifestó que se reducirán los “gastos de funcionamiento de la administración mediante el recorte de los gastos corrientes de la administración general del Estado”, además de que se comprometió a concluir la reforma del sistema financiero en la primera mitad de 2012. Para el acto de investidura de Rajoy, el Congreso de los Diputados permaneció acordonado por la policía, que incluso ocupó las azoteas de edificios aledaños, en el centro de la capital española. Por la tarde continuará el debate de investidura, con la intervención del representante del grupo socialista Alfredo Pérez Rubalcaba y luego el resto de las fuerzas políticas.

Comentarios