ONU y OEA exigen solución en Libia

jueves, 14 de abril de 2011

MÉXICO, D.F., 14 de abril (apro).- Reunidos en El Cairo, dirigentes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Unión Europea (UE), Liga Árabe, Unión Africana (UA) y la Organización para la Conferencia Islámica, urgieron a encontrar una solución para alcanzar un alto al fuego en Libia y dar paso a un proceso de diálogo.
    Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, presidió la reunión celebrada en la sede de la Liga Árabe, donde externó su profunda preocupación por la escalada de violencia y las víctimas civiles en Libia, calculadas por los rebeldes en unas 10 mil desde el inicio del conflicto, el 15 de febrero pasado.
    Los líderes coincidieron en la  necesidad de acabar con el derramamiento de sangre en Libia y permitir la asistencia humanitaria para los afectados por el conflicto.
    La UE se comprometió a dirigir dicha asistencia si la ONU se lo pide.
Catherine Ashton, jefa de la diplomacia de ese organismo, enumeró las prioridades de la comunidad internacional en el cese al fuego: la protección de los civiles, la ayuda humanitaria y una transición democrática dirigida por el pueblo libio.
    Al lugar de la reunión, en la capital egipcia, llegaron grupos de apoyo al líder libio Muamar Gadafi, pero también al bando rebelde, que se enfrentaron lanzándose piedras.
    En la reunión, que todos los asistentes calificaron de “muy útil”, estuvieron, además de Ashton y Ki-moon, el secretario general de la Organización para la Conferencia Islámica, Oglo Ekmeledin Hasan Oglo, y el presidente de la comisión de la Unión Africana, Jean Ping.
    En tanto, los países de la Organización del Atlántico Norte (OTAN) se comprometieron este jueves a quedarse en Libia todo el tiempo que requiera la misión para proteger a la población civil y dotarla de los recursos necesarios.
    Sin embargo, no hubo eco en cuanto a aumentar su participación militar en las operaciones, como se los demandó Francia y Reino Unido, países que tienen a su cargo la mayor parte de los combates aéreos contra objetivos terrestres del régimen.
    La razón es que no se ha recibido ninguna oferta concreta de alguno de los países miembros, reveló el secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen.
    Y manifestó su confianza en que los países responderán al llamado, entre ellos Italia, que según fuentes diplomáticas citadas por EFE es uno de los socios que prevén aportar más medios a la misión.
    Estados Unidos, que retiró sus fuerzas el día que la OTAN tomó el control de las operaciones en Libia, el pasado 29 de marzo, señaló que apoyará "firmemente" la misión hasta que logre todos sus objetivos, aunque no ofreció sus unidades.
    La OTAN indicó que más que imprescindibles, los recursos son necesarios para mantener el ritmo de las operaciones, que han sido cuestionadas por los rebeldes por considerarlas “insuficientes”.
    Los 28 países miembros de la OTAN signaron un documento en el que se comprometieron a proveer “todos los recursos necesarios” a su misión en Libia y a continuarla hasta que el dictador detenga los ataques, se haya constatado el retiro de sus tropas de las calles y se permita la entrada de ayuda humanitaria a la población.
    También manifestaron su apoyo a las gestiones del Grupo de Contacto sobre Libia que se reunió el miércoles pasado en Katar, y acordó financiar al bando rebelde.
    Finalmente, se pronunciaron en favor de una salida negociada al conflicto, aunque insistieron en que Gadafi debe dejar el poder.
    En los últimos cinco días, los aviones de la Alianza han destruido más de 70 tanques blindados del régimen.
    La televisión estatal libia, informó que los aliados lanzaron ataques este jueves en diversas ciudades del país, entre ellos la capital (Trípoli), Kekla y El Aziziya.
    Después de esos ataques Gadafi paseó por las calles de Trípoli tras los ataques. Imágenes de su recorrido fueron difundidas por la televisión oficial libia.
    Apareció vestido con ropa oscura y un sombrero, a bordo de un vehículo todoterreno blanco descapotado, de pie y saludando a sus simpatizantes.
    Decenas de personas se arremolinaron alrededor del auto con pancartas con la imagen de Gadafi para expresarle a su apoyo. El líder libio respondió el gesto haciendo la V de la victoria con sus dedos y alzando los puños al cielo.