Ganan terreno en el mundo las drogas sintéticas, alerta ONU

jueves, 23 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Las drogas sintéticas se han propagado rápidamente y han desplazado ya a las de mayor consumo, como la cocaína, heroína y mariguana, de acuerdo con el Informe Mundial sobre las Drogas 2010, presentado por la Organización de las Naciones Unidas. El director ejecutivo de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC), Yuri Fedotov, señaló que “la moda de las drogas sintéticas de diseño, que imitan a las sustancias ilegales, han neutralizado los progresos observados en los mercados tradicionales de la droga”. Así, sustancias no reglamentadas se venden en el mercado como drogas legales y sustitutas de estimulantes ilícitos como la cocaína y el éxtasis. Por ejemplo –añade el informe–, la metanfetamina, una sustancia sumamente adictiva que empezó a repuntar en 2009, luego de varios años de descenso, se ha propagado en toda Asia oriental y en América del Norte. Según el documento, alrededor de 210 millones de personas –4.8% de la población de 15 a 64 años de edad– reconoce haber consumido sustancias ilícitas mínimo una vez durante el último año. Asimismo, apunta que mientras el consumo general de drogas se mantuvo estable, se disparó la demanda de sustancias no sometidas a fiscalización internacional, como la piperazina y la catinona. Cifras de la ONU citadas en el informe refieren que la superficie total de cultivo de coca se redujo 18% entre 2007 y 2010, quedando en 149 mil hectáreas en el mundo, gracias a la caída en la producción colombiana. La producción de hojas de coca, materia prima para producir cocaína, se concentra en Bolivia, Colombia y Perú. Entre los tres países produjeron las 149 mil 100 hectáreas de coca en 2010, por debajo de los 221 mil 300 del año 2000. El informe de la ONU señala que pese al avance de las drogas sintéticas en Asia y América del Norte, en América Latina la cocaína sigue siendo el principal problema, pues la población que consume esta droga representa el 17% de consumidores en el mundo, cuando sus habitantes no representan ni siquiera el 6% de la población mundial. “La cocaína continúa siendo el principal problema en Latinoamérica y el Caribe, responsable de 50% de los tratamientos por drogas en la región”. Y añade que en 2010 América Latina registró pocas muertes asociadas al uso de las drogas, pero la mayoría fueron causadas por la cocaína. De acuerdo con la UNODC, los flujos de cocaína salen de Bolivia, Colombia y Perú, principalmente hacia Estados Unidos, pero con puertos de tránsito en países centroamericanos, caribeños y México. Los flujos destinados a Europa llegan directamente de la región andina o países vecinos, o hacen escala en el Caribe o África. El organismo de la ONU sostiene que el consumo de cocaína se ha propagado geográficamente y en forma ascendente en África y Asia, pero muestra un descenso en América del Norte, que concentra un tercio de los usuarios. También se tiene registrado un declive en la producción de opio, debido a que una plaga acabó con la cosecha en el principal país productor: Afganistán. La producción descendió 38% en 2010, al quedar en cuatro mil 860 toneladas. Por el contario, Birmania incrementó la producción de opio, pues si en 2007 su producción representaba 5% del total mundial, en 2012 alcanzó 12%. La mariguana, según el informe de la UNODC, no ha sufrido merma, ya que sigue siendo la sustancia ilícita más producida y consumida en todo el mundo.

Comentarios