Deja 'Irene' 18 muertos en EU

domingo, 28 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La tormenta tropical Irene dejó atrás a Nueva York y siguió su paso hacia el noreste por la costa este de Estados Unidos, causando devastación en algunas localidades de la región de Nueva Inglaterra, formada por los estados de Vermont, Maine, New Hampshire, Connecticut, Rhode Island y Massachusetts. Varias áreas quedaron inundadas y por el momento hay una mujer desaparecida. Los habitantes de la región, caracterizada por sus típicas casas de madera, buscaron refugio en escuelas y otros edificios públicos, reseñó DPA. En particular en Vermont la situación es "terrible", dijo un portavoz de la autoridad responsable de catástrofes Mark Bosma al canal de televisión CNN. "Algunas ciudades pequeñas están completamente bajo agua. Recibimos información según la cual hay personas atrapadas en escuelas o automóviles", indicó Bosma. "Una mujer fue arrastrada en un río. El agua está en todas partes", añadió. En Boston, Massachussets, fue suspendido el transporte público y seguirá así hasta mañana lunes, informaron las autoridades. Unas tres millones de personas en la región quedaron sin suministro de energía eléctrica por los fuertes vientos y la caída de árboles. Hasta ahora, al menos 18 personas han muerto en Estados Unidos por Irene, desde que tocó tierra en Carolina del Norte como huracán de categoría 2. En los días previos, este fenómeno causó al menos tres muertos en República Dominicana. Está previsto que Irene llegue a Canadá, pese a que es poco usual que las tormentas tropicales lleguen tan al norte. Obama pide mantener prudencia El presidente estadunidense Barack Obama, indicó que la emergencia por Irene no ha terminado y que los esfuerzos de recuperación podrían llevar semanas. El mandatario, que intentó demostrar al pueblo estadunidense que estaba a cargo de las tareas de emergencia ante las remembranzas de la mala respuesta del gobierno al huracán Katrina en 2005, recordó asimismo a las personas fallecidas durante la tormenta, señaló AFP. "Quiero que la gente entienda que esto no acabó. La respuesta y los esfuerzos de recuperación serán una operación continua", afirmó Obama en una corta declaración en el rosedal de la Casa Blanca, en Washington. "Quiero recalcar que los impactos de esta tormenta se sentirán por algún tiempo. Y el esfuerzo de recuperación durará semanas o más. Puede haber falta de energía durante algunos días en algunas zonas", señaló. El presidente regresó el viernes, antes de lo previsto, de sus vacaciones para hacerse cargo de la respuesta al huracán Irene, que hoy se degradó a tormenta tropical, y encabezó a los funcionarios de seguridad interior en una masiva operación federal y local. "Nuestros pensamientos y oraciones están con aquellos que perdieron a seres queridos. Y con aquellos cuyas vidas se han visto afectadas por la tormenta", sostuvo Obama. "Deben saber que Estados Unidos estará con ustedes en su hora de necesidad. Mientras la tormenta se debilitó al desplazarse hacia el norte, sigue siendo una tormenta peligrosa que continúa produciendo fuertes lluvias", agregó. Flanqueado por la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, y el jefe de la Agencia Federal de Gestión de Emergencia, Craig Fugate, el mandatario manifestó que estaba preocupado por las inundaciones y los cortes de energía.

Comentarios