Justifica Rajoy aumento de impuestos: no quedaba otra opción

martes, 10 de enero de 2012
Madrid, (apro).- El presidente español Mariano Rajoy justificó el aumento de impuestos como parte de su plan de choque para atajar la crisis económica, medida que consideró “dura y dolorosa, pero absolutamente imprescindible. No quedaba otra opción”. Alegó que tomó la decisión de subir el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) porque el déficit que encontró al llegar al gobierno era superior al 6% previsto por el anterior gobierno para fines de 2011. Lo encontró en 8%, alrededor de 20 mil millones de euros de déficit. En su primera entrevista como presidente, concedida a la agencia de noticias EFE, Rajoy dijo que “era fundamental para la credibilidad del país y poder financiarnos fuera”. Y aseguró que va a “dar la cara” ante la crisis económica y “no se va a esconder”. El jefe del ejecutivo español aseguró que América Latina es una “prioridad capital” de su gobierno, tras recordar que España es el segundo país inversor en la región y se ha puesto como objetivo mantener “las mejores relaciones” con los países de la comunidad iberoamericana. Esa es, dijo, una instrucción que trasladó al nuevo ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo. Tras 20 días de silencio y en medio de críticas por su ausencia tras el anuncio de recortes y aumento de impuestos anunciados por su equipo de gobierno, Rajoy decidió ofrecer una entrevista con el presidente de EFE, el periodista Alex Grijelm Explicó que si hubiera considerado preciso subir el IVA no le “habría temblado la mano”, pero que no prevé incrementarlo. Rajoy explicó que a diferencia del gobierno anterior, su mandato, “aportamos (a los mercados) nuestra historia, nuestra convicción. Y aportamos a los mercados una mayoría sólida que han apoyado los españoles, y la estabilidad política para recuperar la confianza. Ir hacia un modelo donde las administraciones públicas no gasten lo que no tienen”. Dijo que se decidió a no crear una vicepresidencia económica porque “con cinco millones de parados la economía es lo más importante, y quería dar una señal de que el presidente va a dar la cara y no se va a esconder”. Desde el principio de su gobierno, se anunció que sería el presidente quien atendiera de manera directa la coordinación del gabinete económico, por ser la crisis y el paro los mayores problemas de España. Asimismo, señaló que espera el acuerdo entre la patronal y los sindicatos para la reforma laboral. “La reforma laboral es una necesidad que demandan todos, me gustaría el mayor acuerdo posible”. Reconoció que las medidas adoptadas hasta el momento son importantes y necesarias, pero insuficientes y retomando la expresión que usó la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, dijo que lo asumido hasta el momento es “el inicio del inicio”.

Comentarios