Se reúnen Fidel y el Papa: "Benedicto XVI es una buena persona", dice

miércoles, 28 de marzo de 2012

MÉXICO, D.F. (apro).- En el último día de su periplo por México y Cuba, el Papa Benedicto XVI se reunió con el líder de la revolución cubana, Fidel Castro, minutos después de oficiar una misa en la Plaza de la Revolución, donde exhortó a los cubanos a buscar lo que llamó una libertad auténtica.

En declaraciones a periodistas, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, señaló que durante el encuentro de aproximadamente 30 minutos –realizado en la Nunciatura Apostólica de La Habana–, Castro y Benedicto XVI conversaron sobre el actual escenario mundial, así como en torno a temas de ciencia, cultura y ecología.

También, dijo, abordaron la liturgia de la Iglesia y sus cambios en las últimas décadas.

Lombardi comentó, asimismo, que el Papa mencionó su alegría por estar en Cuba y expresó gratitud por la acogida, mientras Fidel Castro se interesó por las labores propias de Benedicto XVI.

En una “reflexión” publicada la víspera en el portal oficialista Cubadebate, el líder de la revolución cubana, retirado del poder desde 2006 por razones de salud, se refirió al encuentro de este miércoles con el Papa.

“Gustosamente saludaré (...) a su excelencia el Papa Benedicto XVI, como lo hice con Juan Pablo II (en 1998), un hombre a quien el contacto con los niños y los ciudadanos humildes del pueblo suscitaban invariablemente sentimientos de afecto.

“Decidí por ello solicitarle unos minutos de su muy ocupado tiempo cuando conocí por boca de nuestro canciller Bruno Rodríguez que a él le agradaría ese modesto y sencillo contacto”, añadió.

Fidel Castro considera a Benedicto XVI “una buena persona” y, según le dijo hace varios años al actual secretario de Estado vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, cuando lo visitó en la isla, tiene “la cara de un ángel”.

Ya en aquella ocasión, Fidel Castro pidió a Bertone que trasladase al Papa su invitación para visitar Cuba.

El 22 de enero de 1998, el líder de la revolución cubana recibió en La Habana a Juan Pablo II, con quien ya se había reunido en el Vaticano el 19 de noviembre de 1996. En aquella ocasión el encuentro duró 50 minutos.

Antes de iniciar esa entrevista, Castro le dijo a Juan Pablo II, refiriéndose a los fotógrafos y cámaras presentes: “Aquí nos tienen que pagar ellos a nosotros, nos explotan santidad y no nos pagan”, a lo que el Papa contestó: “Sí, no pagan”.

Comentarios