Los magnates y el arte de la "fuga" de sus millones

viernes, 27 de julio de 2012
LONDRES (apro).- Amparados por vacíos legales, contables y bancarios, magnates y multimillonarios internacionales --entre ellos empresarios, banqueros y financistas privados-- ocultan capitales y evaden impuestos fuera de sus países por un total de al menos 20 mil millones de dólares, equivalente al PIB combinado de Estados Unidos y Japón. El estudio El precio de los paraísos fiscales revisitados, realizado por Tax Justice Network, organización independiente que hace campaña contra la evasión fiscal, y publicado en el Reino Unido el pasado 22 de julio, estima que esa cantidad salió de una gran cantidad de países hacia cuentas secretas en “jurisdicciones enormemente proteccionistas”, como Suiza o las islas Caimán. Tales transferencias fueron realizadas con ayuda de bancos privados que tienen el objetivo de atraer a los llamados "individuos de alto valor neto". Señala que la riqueza de estos individuos –miembros de élites económicas-- está “protegida” por “un grupo de profesionales, muy bien pagado y disciplinado, que se aprovechan de una economía global cada vez más transfronteriza y con menos fricciones”. El informe concluye que esos paraísos fiscales habrían aportado 278 mil millones de dólares en concepto de recaudación por impuestos. La investigación Tax Justice Network fue dirigida por el economista James Henry, exdirectivo de la consultora McKinsey y experto en paraísos fiscales. El informe, elaborado con base en estadísticas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco de Compensaciones Internacionales (BIS), concluye, además, que para muchos países en desarrollo el valor acumulado del capital que ha salido de sus fronteras desde la década de los años 70 sería más que suficiente para pagar lo que deben al resto del mundo. De acuerdo con el cálculo de McKinsey, 9 mil 700 millones de dólares son de propiedad de apenas 92 mil personas, el 0.001% de la población mundial. El informe señala además que los países petroleros han sufrido esta evasión de capitales y menciona, por ejemplo, que de Rusia han salido desde principios de los noventa unos 725 millones de dólares, en tanto que de Arabia Saudita se fueron 266 mil millones de dólares desde mediados de los setenta y de Nigeria otros 302 millones de dólares. “El problema es que los activos de estos países están en manos de un pequeño número de individuos adinerados mientras las deudas son asumidas por la población a través de los gobiernos", indica el informe, Con respecto a América Latina, Tax Justice Network ejemplifica: los millonarios brasileños tienen fortunas por unos 520 mil millones de dólares depositados en paraísos fiscales, que los convierte en los cuartos a nivel mundial en mantener su dinero fuera del país y sin declarar, detrás de los chinos, rusos y coreanos del sur. A nivel latinoamericano, los ricos brasileños son seguidos por los mexicanos, venezolanos y argentinos en evadir al fisco de sus países con dinero en paraísos fiscales. En total, según el informe, millonarios de 139 países tienen hasta 32 mil millones de dólares depositados en paraísos fiscales, de los cuales 10 mil millones pertenecen a 100 mil personas. El informe indica que los ricos mexicanos están detrás de Brasil en la lista con 417 mil millones de dólares en paraísos fiscales, seguidos por los de Venezuela (406 mil millones de dólares) y los de Argentina (399 millones de dólares). El estudio revela también que 50 bancos privados realizan este tipo de movimientos financieros, con relevancia para los gigantes UBS, Credit Suisse y Goldman Sachs. De acuerdo con la investigación, los diez principales bancos privados han gestionado más de 6 mil 200 millones de dólares en 2010, un ascenso sustancial frente a los 2 mil 300 millones de dólares cinco años antes. Para John Christensen, miembro de Tax Justice Network, el informe publicado en Londres pone de manifiesto que "la desigualdad es mucho, mucho peor de lo que enseñan las estadísticas oficiales". “La gente en la calle no se engaña en absoluto acerca de cuán injusto se ha vuelto el sistema”, destacó. El secretario general del principal congreso de sindicatos de Gran Bretaña, el TUC, Brendan Barber, afirmó que muchos países en todo el mundo están bajo intensa presión para reducir sus déficit fiscales “y los gobiernos no pueden darse el lujo de dejar escapar semejantes fortunas a los paraísos fiscales”. “Cerrar estos agujeros impositivos explotados por multinacionales y los súper-ricos para evadir el pago de sus impuestos justos reduciría el déficit en muchos países. De esta forma, el gobierno podría enfocarse en estimular la economía, en lugar de ahogarla con recortes y aumentos de impuestos para el 99% de la gente que no es lo suficientemente rica para evadir sus impuestos”, denunció el influyente sindicalista. Tras la crisis financiera de 2008, el Grupo de los 20 (G20, países ricos y emergentes) prometió que tomaría medidas contra los paraísos fiscales, aunque cuatro años más tarde muchos de esos países aún se niegan a facilitar a las autoridades fiscales detalles del capital financiero de ciertos individuos, principalmente de los más ricos.

Comentarios