Otorgan a la joven paquistaní Malala Yousafzai el premio Sájarov

jueves, 10 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El Parlamento Europeo otorgó hoy a Malala Yousafzai, la joven paquistaní de 16 años que sobrevivió a un disparo en la cabeza en un atentado talibán, el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia por su lucha por el derecho de los niños a recibir educación. "Al otorgar este premio a Malala Yousafzai, el Parlamento Europeo reconoce la increíble fuerza de esta joven mujer. Defiende con bravura el derecho de todos los niños a recibir una educación. Este derecho que se rechaza muy a menudo a las mujeres", afirmó el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz. La adolescente también se encuentra en la lista de los posibles ganadores del Premio Nobel de la Paz, que será otorgado este viernes. A propósito de la razón por la que se otorgó el galardón a Malala, el parlamentario socialdemócrata alemán comentó que este viernes se celebra el Día Internacional de la Niña y es necesario recordar que todavía hay 250 millones de niñas en el mundo que no pueden ir libremente a la escuela. "El ejemplo de Malala nos recuerda nuestro deber y responsabilidades sobre el derecho a la educación de los niños. Esta es la mejor inversión para el futuro", subrayó. Los presidentes de los grupos políticos del Parlamento europeo eligieron, por unanimidad, galardonar a Malala quien sobrevivió a un disparo en la cabeza de un comando talibán el 9 de octubre de 2012 en Mingora, en el valle de Swat, al norte de Paquistán. Un miliciano del Tehrik Taliban Pakistán (TTP) grupo terrorista vinculado a los Talibales, abordó el autobús escolar en el que iba Malala y le disparó en repetidas ocasiones con un fusil impactándole el cráneo y el cuello. El 15 de octubre de 2012 fue trasladada al Hospital Reina Isabel de Birmingham, en Reino Unido, para seguir con su recuperación. En enero de 2013, luego de implantarle una placa de titanio y un dispositivo auditivo, Malala regresó a clases en una escuela secundaria en Inglaterra. Desde pequeña la joven paquistaní ha sido una fervorosa militante por la educación de las niñas. A los 11 años ya escribía en un blog, utilizando un seudónimo, debido al miedo que reinaba en su comunidad y la imposibilidad de asistir a clases en esa región controlada por los islamistas talibanes entre 2007 y 2009. En 2009 el documental Pérdida de Clases, La muerte de la educación de la mujer, dirigido por Adam Ellick e Irfan Asharaf, del New York Times, muestra a Malala y su padre Ziauddin Yousafzai y como la educación de las mujeres es difícil o imposible en esas áreas islamitas. Recibirá el premio en Estrasburgo Malala será invitada a recibir el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia en Estrasburgo, el próximo 20 de noviembre. Es llamado así en honor al científico y disidente soviético Andrei Sájarov, y fue creado en 1988 por el Parlamento Europeo para rendir homenaje a personas u organizaciones que han dedicado sus vidas o acciones a la defensa de los derechos humanos y de las libertades. Además de Malala, estaban nominados para ese galardón el estadounidense Edward Snowden y los bielorrusos encarcelados Ales Bialiatski, Eduard Lobau y Mykola Statkevich. Snowden, exinformático de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA), refugiado en Rusia, reveló la vigilancia sistematizada que realiza Estados Unidos en todo el mundo. Su candidatura era apoyada por grupo ecologista y de extrema izquierda del Parlamento Europeo. Ales Bialiatski, Eduard Lobau y Mykola Statkevich fueron propuestos para recibir el premio en representación de todos los prisioneros políticos bielorrusos pero sólo recibieron el respaldo del grupo de los antieuropeos. Malala en cambio recibió el apoyo unánime de todos los grupos políticos del Parlamento Europeo y también figura como favorita para ganar el Premio Nobel de la Paz. De obtenerlo, se convertiría en la más joven en recibir ese galardón. En 2011, la joven paquistaní obtuvo el Premio Nacional por la Paz, por su defensa de la educación de las niñas en Pakistán. El mismo año fue nominada al Premio Internacional de los Niños por la Paz, convirtiéndose en la primera niña paquistaní nominada por el grupo pro derechos de los niños KidsRights Foundation. Este año recibió el Premio Simone de Beauvoir, Francia, el Premio UNICEF de España por su defensa del derecho de las niñas a la educación, el Premio de la Paz Internacional Tipperary, Gran Bretaña, el Premio Embajador de Conciencia por Amnistía Internacional, el Premio Internacional Infantil de la Paz, Holanda; Premio Internacional Cataluña, España; Premio Clinton Ciudadano Global por la Fundación Clinton, Estados Unidos, y el Premio Peter Gomes de la Universidad de Harvard.

Comentarios