Suspende El Vaticano a obispo alemán por despilfarrador

miércoles, 23 de octubre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El Papa Francisco suspendió temporalmente al obispo alemán Franz Peter Tebartz-van Elst, a cargo de la diócesis de Limburgo, debido al escándalo que provocó en Alemania por su vida despilfarradora y llena de lujos. La principal acusación contra Tebartz-van Elst es haber construido una ostentosa sede episcopal que cuenta con museo, sala de conferencias, capilla y lujosos departamentos privados. En un principio, el proyecto de construcción, decidido por su predecesor, rondaba los 5 millones de euros, pero finalmente los gastos de la obra alcanzaron los 31 millones de euros, es decir que se dispararon seis veces más. Ante este hecho, el Vaticano dio a conocer hoy un comunicado en el que señala: “La Santa Sede considera oportuno autorizar a monseñor Tebartz-van Elst que deje durante un tiempo la diócesis, a la espera del resultado de la investigación de la Iglesia alemana”. El texto agrega que el Papa Francisco será informado “en forma permanente y objetiva” sobre los avances de esta investigación. La decisión de destituir temporalmente al llamado “obispo despilfarrador” fue tomada por el pontífice, luego de que la semana pasada sostuvo una reunión con altos jerarcas del clero alemán, quienes fueron a quejarse de Tebartz-van Elst. Entre estos jerarcas alemanes se encontraba el cardenal Joachim Meisner, de la diócesis de Colonia, y Robert Zollitsch, presidente de la Conferencia Episcopal Alemana y quien quedará temporalmente a cargo de la diócesis del obispo destituido. La investigación ordenada por el Papa es realizada por el cardenal italiano Giovanni Lajolo, quien ya se encuentra trabajando en la diócesis de Limburgo.

Comentarios