La CIA paga 10 mdd al año a AT&T para tener acceso a llamadas internacionales

jueves, 7 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F., (apro).- La Agencia Central de Inteligencia (CIA por sus siglas en inglés) paga 10 millones de dólares anuales a la telefónica AT&T para tener acceso a sus bases de datos de registros de llamadas internacionales sospechosas, según reveló hoy el diario The New York Times. En su edición de este jueves, el diario dice que la colaboración de la compañía telefónica se realiza con base en un contrato voluntario con la CIA y no por una orden judicial. “La CIA proporciona los números de teléfono de los sospechosos de terrorismo en el extranjero, AT&T busca en su base de datos y proporciona los registros de llamadas que pueden ayudar a identificar a los asociados extranjeros”, según destaca el rotativo estadunidense. La empresa cuenta con un “enorme archivo” de datos sobre las llamadas telefónicas, tanto extranjeros como nacionales, que fueron manejados por el equipo de la red, no sólo los de sus propios clientes. El diario destaca la importancia de la noticia porque le da una nueva dimensión al tema del espionaje que, en los últimos meses se ha centrado en la Agencia Nacional de Seguridad (NSA en inglés) luego de que el extécnico de la dependencia, Edward Snowden filtrara información sobre el espionaje que realiza Estados Unidos. "El programa agrega una nueva dimensión al debate sobre el espionaje del gobierno y la privacidad de los registros de las comunicaciones, que ha sido enfocado en los meses recientes a los programas de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés)", destacó  el New York Times. La nueva revelación, abundó, arroja nueva luz sobre los vínculos entre funcionarios de inteligencia y los proveedores de servicios de comunicaciones. “Debido a que la CIA tiene prohibido espiar  las actividades internas de los estadounidenses, la agencia impone garantías de privacidad en el programa”, dijeron al NYT funcionarios que pidieron guardar el anonimato. Según dichos funcionarios, la mayor parte de los registros proporcionados por AT&T a la CIA son de llamadas internacionales pero cuando una de estas llamadas termina en Estados Unidos, la telefónica no proporciona datos sobre ese usuario debido a que por ley está prohibido espiar a ciudadanos. Sin embargo está abierta la posibilidad de que la CIA pueda referir la información a Buró Federal de Investigaciones (FBI), y éste puede obtener una orden judicial para obtener acceso a registros de personas en Estados Unidos. “La oficina se encarga de una investigación interna, pero a veces comparte con la CIA la información sobre el participante americano en esas llamadas”, dijeron los funcionarios al rotativo. El NYT solicitó la postura de la CIA al respecto, sin embargo,  Dean Boyd, portavoz de la agencia estadunidense, se negó a confirmar el programa. El funcionario se limitó a decir que las actividades de recolección de inteligencia de la agencia son legales y sujetas a una amplia supervisión. "La CIA protege a la nación y defiende los derechos de privacidad de los estadounidenses, garantizando que sus actividades de recolección de información se centran en la adquisición de inteligencia y contrainteligencia extranjera, de acuerdo con las leyes de Estados Unidos. "La CIA tiene expresamente prohibido la realización de las actividades de recolección de inteligencia dentro de los Estados Unidos con el propósito de obtener información sobre las actividades nacionales de personas de Estados Unidos, y la CIA no lo hace ", sostuvo Boyd. Por su parte, el portavoz de AT&T Marcos Siegel, afirmó que la empresa valora la privacidad de sus clientes y trabaja “arduamente” para protegerlo, garantizando el cumplimiento de la ley en todos los aspectos. “No hacemos comentarios sobre cuestiones relativas a la seguridad nacional", atajó. El rotativo concluyó en su nota que “la disposición de AT&T-CIA ilustra que tales actividades (de espionaje) no se limitan a la NSA, y que la cooperación a veces es voluntaria”.

Comentarios