HSBC y la manipulación de tasas de cambio

viernes, 8 de noviembre de 2013
LONDRES (apro).- El banco británico HSBC, una de las mayores organizaciones de servicios bancarios y financieros del mundo y con una plantilla de 306 mil 300 empleados, quedó en el centro de una investigación internacional por presunta manipulación de tasas de cambio. El HSBC está siendo investigado por reguladores globales, incluidos la Autoridad de Conducta Financiera de Gran Bretaña y el regulador de los mercados de Suiza, Finma. El grupo es investigado junto a otras seis entidades bancarias, entre ellas las británicas Barclays y Royal Bank of Scotland (RBS), las estadunidenses Citigroup y JP Morgan Chase, Deutsche Bank de Alemania y UBS de Suiza. Y debe señalarse que las tasas de cambio, calculadas diariamente, son ampliamente utilizadas en una gran variedad de transacciones financieras, por lo que cualquier manipulación sería una actividad altamente redituable. Así, cuatro de los bancos representan más de la mitad del mercado de tasas de cambio global, según un análisis publicado en mayo pasado por el grupo Euromoney Institutional Investor Plc. Deutsche Bank es el número uno, con 15% de las transacciones, seguido por Citigroup con casi 15% y Barclays y UBS, ambas con 10%. Más aún, las transacciones por tasas de cambio representan un tercio de los ingresos de HSBC en sus operaciones de mercado, la mayor fuente única de beneficios de esa entidad. Además, se estima que el mercado de tasas de cambio maneja por día unos  5 mil 300 billones de dólares. Por cierto, la tasa más popular se establece cada día de operaciones a las cuatro de la tarde hora de Londres para las monedas más vendidas, incluido el dólar estadunidense, la libra esterlina, el euro, el yen y el franco suizo. Entre 1 y 2% de los 5 mil 300 billones de dólares diarios de transacción en monedas globales se realiza con esa tasa, mientras que la mayoría de las transacciones de monedas menos vendidas ocurre en tiempo real en los mercados internacionales. Incluso, algunas compañías e inversores también utilizan ese tipo de cambio para medir sus bienes y pasivos en moneda extranjera para fines contables. Esos valores se asemejan a los del cierre del mercado de valores. En Londres, por ejemplo, los tipos de cambio prevalecientes cerca de las 16:00 horas determinan el valor final. Entonces, los clientes bancarios emiten órdenes para comprar o vender ciertas monedas a los bancos, previo al establecimiento de esos tipos de cambio. Uno de los temas que los reguladores internacionales están investigando es si algunos corredores de bolsa de bancos hicieron transacciones previas a las órdenes de compra de sus clientes para así lograr ganancias multimillonarias. Según la cadena Bloomberg, los agentes y corredores de bolsa intercambian información acerca de sus posiciones a través de mensajes instantáneos por teléfono o redes sociales, ejecutan sus propias ventas antes de las órdenes de compra de los clientes y buscan manipular las tasas de referencia WM/Reuters al presionar por ventas antes y durante el periodo de gracia de 60 segundos en el que se establecen dichas tasas de referencia. Las tasas WM/Reuters determinan cuánto pagan muchos fondos de pensión y administradores de dinero por las divisas, y son utilizadas por proveedores de índices como el FTSE Group y el MSCI Inc. para calcular valuaciones diarias de índices que abarcan muchas monedas. Incluso pequeños movimientos pueden afectar el valor de fondos que incluyen aquellos de pensión y ahorro que rastrean índices globales. Y las tasas de cambio son publicadas cada hora para 160 monedas y cada media hora para las 21 monedas más vendidas. Esas tasas son el valor promedio de todas las ventas hechas en un periodo de un minuto, comenzando los 30 segundos previos al comienzo de cada media hora de transacción. Los valores de monedas menos comercializadas se establecen a partir de cotizaciones durante un periodo de gracia de dos minutos. El interés de los reguladores en el mercado de divisas extranjeras ocurre luego de que varios bancos debieron pagar multas multimillonarias por haber manipulado el Libor (London InterBank Offered Rate), una tasa de referencia diaria basada en las tasas de interés a la cual los bancos ofrecen fondos no asegurados a otros bancos en el mercado monetario mayorista, o mercado interbancario. La tasa Libor es utilizada para establecer precios para contratos financieros globales diarios por un valor de 300 billones de dólares. Luego de una investigación del periódico estadunidense The Wall Street Journal en abril de 2008 por supuestas irregularidades en la tasa Libor, el sector de la banca internacional y algunos entes reguladores aseguraron que esa tasa ampliamente utilizada funcionaba sin inconvenientes. Pero para 2010, los investigadores financieros estadunidenses lograron hallar evidencia de un extendido plan por parte de operadores financieros y corredores de bolsa de varios bancos internacionales para manipular la tasa Libor con el fin de beneficiar sus posiciones de venta. Cuatro instituciones financieras han pagado en total 2 mil 700 millones de dólares en Estados Unidos y Gran Bretaña tras denuncias de manipulación de la tasa Libor. Además, siete exoperadores financieros y corredores de Bolsa fueron acusados formalmente por delitos de fraude tanto en Estados Unidos como en el Reino Unido. En el caso de HSBC, también está siendo investigado por supuestamente haber vendido de forma abusiva productos financieros a unos 200 mil clientes británicos, falta por la que podría verse obligada a pagar millones de dólares en compensación. El Grupo, que tiene más de 10 mil oficinas en 82 países en territorios de Asia, Oriente Medio, Europa, África y América, y que es la segunda mayor empresa mundial en acciones, destinó 149 millones de dólares en la primera instancia, principalmente para cubrir los costos de una pesquisa independiente encabezada por el exfuncionario Grant Thornton, aunque se estima que la cifra total por compensación sería muy superior. “Se trata de las primeras etapas (de la investigación) y ninguno de los nombres (buscados por supuesta manipulación de tasas de cambio) trabaja ya para nosotros”, declaró el director ejecutivo del HSBC, Stuart Gulliver, el lunes 4. El directivo confirmó que por ahora ningún empleado del grupo fue arrestado. Sin embargo, tanto HSBC como el resto de los bancos investigados suspendieron o retiraron provisoriamente de sus cargos a sus corredores de bolsa de más alto rango. En 2012, un informe del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado de Estados Unidos reveló que, durante años, el HSBC lavó dinero de los cárteles mexicanos y de otras organizaciones criminales de Rusia, Irán, Arabia Saudita y Bangladesh. También denunció que el banco británico esquivaba las sanciones comerciales de Estados Unidos contra Cuba, Sudán, Myanmar, Irán y Corea del Norte. El HSBC reconoció los errores, aceptando pagar una multa de mil 920 millones de dólares para evitar cargos en la investigación criminal. La nueva pesquisa al banco británico se conoció el mismo día que la entidad anunció un fuerte aumento de las ganancias trimestrales, de hasta 28%, unos 3 mil 200 millones de dólares de julio y septiembre últimos. HSBC había reportado ganancias después de la deducción de impuestos por 2 mil 500 millones de dólares para el tercer trimestre de 2012. “Los ingresos fueron estables en el tercer trimestre (de 2013), influenciados por un panorama macroeconómico global ambivalente”, declaró Gulliver en un comunicado difundido el mismo 4 de noviembre. “Nuestros mercados en el Reino Unido y Hong Kong contribuyeron a más de la mitad de todos los ingresos del grupo previo a las deducciones impositivas”, agregó Gulliver. Según el directivo, HSBC “sigue bien posicionado para capitalizar la mejoría en las condiciones económicas de esos mercados”. El banco confirmó que seguirá concentrado en reducir sus costos, luego de conseguir ahorros por un valor de 400 millones de dólares en el tercer trimestre del año y ajustes totales desde comienzos de 2011 por 4 mil 500 millones de dólares. “Esto es mucho más del objetivo que nos habíamos impuesto para finales de 2013. Hemos re-invertido parte de estos ahorros en fondos de riesgo y cumplimiento, incrementando las ganancias desde diciembre de 2012”, destacó Gulliver. El comunicado del HSBC hizo que las acciones del grupo en la Bolsa de Valores de Londres subieran 3% a 708 peniques de libra en la tarde del lunes pasado. Resta por verse si las nuevas complicaciones por supuesta manipulación de las tasas de cambio asestarán o no un duro golpe a las finanzas del gigante bancario.

Comentarios