Víctimas de la dictadura en Guatemala retratan el infierno que vivieron

viernes, 22 de marzo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- En el juicio contra el general golpista de Guatemala, Alfredo Ríos Montt, quien es acusado de los delitos de genocidio y crímenes de guerra, han comparecido 34 indígenas ixiles, cuyos testimonios dan cuenta del infierno que vivieron durante el gobierno de facto. Los integrantes del Tribunal Primero A de Mayor Riesgo han escuchado los testimonios de los sobrevivientes de las matanzas cometidas por miembros del Ejército entre marzo de 1982 y agosto de 1983, período en el que gobernó de facto Ríos Montt. De acuerdo con la agencia EFE, los testigos ixiles, auxiliados por traductores judiciales, han narrado los asesinatos, torturas, violaciones sexuales, robos y destrucción de viviendas y cosechas, a manos de los militares, en las comunidades del denominado Triángulo Ixil, en el departamento de Petén. Mientras los fiscales, abogados querellantes y de la defensa interrogan a los testigos, Ríos Montt y su exjefe de Inteligencia Militar, el también general retirado José Rodríguez, procesado por los mismos delitos, escuchan atentos los relatos y sin intervenir en los alegatos. El juicio continuará el próximo lunes y será interrumpido el miércoles 27 con motivo de la Semana Santa. Reiniciará el 1 de abril y no se sabe cuándo culminará ya que el Tribunal deberá conocer 900 medios de prueba que presentará la fiscalía para demostrar la supuesta responsabilidad de Ríos Montt y Rodríguez como autores intelectuales de la muerte de mil 771 ixiles entre 1982 y 1983. Según expertos el juicio histórico –es la primera vez que un exjefe de Estado es procesado por delitos de lesa humanidad durante la guerra interna que vivió Guatemala entre 1960 y 1996—podría prolongarse durante al menos dos meses.

Comentarios