La trama Gürtel gastó más de 32 mil euros en boda de la hija de Aznar

martes, 21 de mayo de 2013
MADRID (apro).- La trama Gürtel, el mayor caso de corrupción política en torno al gobernante Partido Popular (PP, derecha) español, pagó una parte de los gastos de la boda de la hija del expresidente José María Aznar, reveló hoy El País. El diario español refiere documentación incorporada al sumario del proceso a la trama Gürtel que instruye la Audiencia Nacional, la que fue incautada por la policía hace dos años. La boda de Ana Aznar y el empresario Alejandro Agag, celebrada en el Monasterio del Escorial el 5 de septiembre de 2002, fue un gran acontecimiento, porque el entonces presidente le dio un aire de boda de Estado. Entre los invitados estuvieron los reyes Juan Carlos y Sofía, los jefes de gobierno del Reino Unido, Tony Blair; el italiano Silvio Berlusconi; el portugués José Manuel Durao Barroso y el salvadoreño Francisco Flores. Ana Aznar es, además, hija de la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Ana Botella. De acuerdo con la contabilidad de la trama corrupta, en la fiesta posterior a la celebración religiosa –que tuvo lugar en la finca dedicada a la cría de caballos llamada Los Arcos del Real, parte de los gastos fueron cubiertos por el empresario Francisco Correa– el cabecilla de la trama corrupta. Correa, a quien gustaba que le llamaran Don Vito —por el personaje mafioso Vito Corleone—, no sólo fue un invitado en la boda Agag-Aznar, sino que fue el testigo del novio. El otro testigo fue Silvio Berlusconi, quien enfrenta también procesos judiciales en su país. Este empresario organizaba la mayoría de los actos electorales del PP en toda España y los documentos que fueron aportados al juzgado de la Audiencia Nacional reflejan que cubrió gastos por 32 mil 452 euros de algunos servicios (iluminación, andamios, generadores, estacionamiento, acreditaciones, alojamientos…). Los documentos fueron requisados por la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF), en enero de 2011. En un comunicado enviado al diario español, Agag confirmó el “regalo de boda”, pero se defendió diciendo que entonces él no era funcionario del gobierno y Francisco Correa no estaba imputado en esta causa judicial. El propio expresidente Aznar está inmerso en la polémica: el 1 de febrero pasado demandó al diario El País por una violación del derecho al honor, porque el matutino le atribuyó supuestas conductas y decisiones ilegales durante su gestión al frente del PP. El caso se derivó de los llamados “Papeles de Bárcenas”, como bautizó el rotativo la contabilidad paralela —y sin fiscalizar— que llevaba el contador del partido, Luis Bárcenas. Ahí se registraban los pagos de dinero negro a los principales dirigentes del PP desde la época de Aznar, incluida la de Mariano Rajoy, actual presidente español. La demanda fue ampliada el 10 de mayo pasado, luego de que el diario diera a conocer los pagos ocultos que recibió el propio Aznar, después de que juró el cargo como presidente. Esta ampliación la hizo dos días después de su participación en México en el 23 Convención de Aseguradores de México, donde aprovechó para ensalzar el Pacto por México impulsado por el presidente Enrique Peña Nieto. Aznar incluso se entrevistó con el presidente del PRI, César Camacho, a quien le refrendó sus comentarios sobre las reformas anunciadas por el gobierno mexicano. En la actualidad, Aznar no sólo es presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), el think tank del PP, sino que representa a empresas como Endesa, donde es asesor externo para América Latina, entre un cúmulo de sociedades mercantiles y fondos de inversión. Alejandro Agag anunció que emprenderá acciones legales contra el periódico El País por la información publicada en el sentido de que la red Gürtel pagó parte de la boda de la hija de Aznar y Alejandro Agag. En un comunicado, el empresario Agag precisa lo siguiente: “D. Alejandro Agag emprenderá acciones legales contra el periódico EL PAÍS. “El Sr. Agag, como ya precisó en un comunicado a dicho periódico ayer, nunca ha recibido nada de ninguna supuesta trama. “Hace 10 años y medio no se conocía nada denominado como trama Gürtel. “El Sr. Agag, tal y como detalló ayer en su comunicado a El País, recibió un regalo de boda de un particular, amigo suyo en esa época, e invitado a su boda. “El vincular este extremo con una presunta trama se hace con la clara intención de confundir a los lectores de dicho periódico y a la opinión pública en general, con el único objetivo de hacer daño y desprestigiar al Sr. Agag y a su familia. “No existe vínculo alguno entre D. Alejandro Agag y la supuesta trama a la que hace alusión el periódico El País. “D. Alejandro Agag no forma parte de ninguna causa judicial abierta, ni como imputado ni como testigo”.

Comentarios