La crisis mundial hace mucho daño a los jóvenes: Papa Francisco

lunes, 22 de julio de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El papa Francisco, quien pasará una semana en Brasil en ocasión de la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud, manifestó su preocupación por la gran cantidad de jóvenes desempleados en el mundo y demandó una cultura más inclusiva. Además, condenó la cultura “desechable” que cada día, apuntó, daña más a los que tienen la sabiduría de la vida, la historia de la familia y de la patria: los ancianos. A bordo de su avión, el pontífice se reunió con los periodistas de todo el mundo que lo acompañan en el vuelo de Roma a Brasil, a quienes dijo que la crisis mundial está haciendo mucho daño a los jóvenes y que se corre el riesgo de que haya una generación que nunca ha tenido trabajo. Francisco sostuvo que este primer viaje que hace al extranjero desde que asumió el pontificado “es para encontrar a los jóvenes, a los que quiero encontrar no aislados, sino en medio del tejido social, en sociedad, ya que cuando aislamos a los jóvenes les hacemos una injusticia, pues les quitamos la pertenencia", subrayó. Añadió: "Los jóvenes pertenecen a una familia, una patria, una cultura y una fe, y hay que mantener esa pertenencia. Ellos son el futuro de un pueblo, porque tienen la fuerza, la juventud y van hacia delante". Jorge Mario Bergoglio no sólo se refirió a los jóvenes, también alzó la voz por los ancianos, de quienes dijo tienen la sabiduría de la vida. "Un pueblo tiene futuro si camina hacia adelante, con los jóvenes, con la fuerza que llevan y también con los ancianos, porque ellos son la sabiduría de la vida". Subrayó que muchas veces “se comete la injusticia de dejar de lado a los ancianos al pensar que no tienen nada que darnos, pero ellos tienen la sabiduría de la vida, la historia de la familia y de la patria". Por ello, explicó, quiere encontrar a los jóvenes "en su tejido social, es decir, también con los ancianos". El Papa afirmó que la crisis mundial "no hace cosas buenas” con la juventud, y comentó cómo la semana pasada conoció "el porcentaje de jóvenes sin trabajo" (en Grecia o España, las tasas de desempleo juvenil rondan el 60%). "Corremos el riesgo de tener una aceleración de una generación que no ha tenido nunca trabajo y del trabajo viene la dignidad de la persona, que es el poder ganarse el pan", insistió. Francisco señaló que por desgracia en esta sociedad actual estamos acostumbrados “a la cultura del desecho", y lo peor, agregó, es que "con los ancianos se practica esta cultura, pero ahora también se está haciendo con los jóvenes que no tienen trabajo. "Hay que acabar con esta cultura y cambiarla con cultura de la inclusión y del encuentro. Hay que hacer un esfuerzo para llegar a todos, a la sociedad, y este es el sentido de mi visita: llevar a los jóvenes a la sociedad", dijo.

Comentarios