Presidente interino de Egipto disuelve parlamento

viernes, 5 de julio de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- A menos de 24 horas de haber rendido protesta como presidente interino de Egipto, Adly Mansur disolvió la Cámara Alta del Parlamento, conformada en su mayoría por islamistas. De acuerdo con un reporte de la televisión del Estado, en una declaración constitucional Mansur emitió la orden de desaparecer el Consejo de la Shura, un órgano de poderes limitados que no suele legislar, pero bajo la presidencia del derrocado Mohamed Morsi adquirió poderes legislativos, debido a que la Cámara Baja había sido disuelta previamente por orden de la corte. Mientras tanto, miles de partidarios del depuesto presidente Mohamed Mursi, reagrupados en un nuevo Frente Nacional de Defensa de la Legitimidad, salieron este viernes a las calles de El Cairo para exigir el regreso de su líder al poder. Por la tarde, tres manifestantes perdieron la vida y varios más resultaron heridos durante los enfrentamientos entre militares y simpatizantes de los Hermanos Musulmanes que trataban de acercarse al edificio donde se encuentra detenido el depuesto mandatario. El Ejército aseguró que no disparó contra los inconformes. El primer ataque importante contra los militares, en el Sinaí, causó temores de que los islamistas recurran a la violencia en sus relaciones con los golpistas. Un grupo de partidarios de Morsi llenó gran parte de un bulevar frente a una mezquita de El Cairo, y prometió permanecer ahí hasta que el líder islamista, el primer presidente egipcio electo en elecciones democráticas, regrese al cargo. Los manifestantes protestaron contra lo que consideran el regreso del régimen del autócrata Hosni Mubarak, depuesto a principios del 2011. "Ha vuelto el antiguo régimen peor que antes", dijo Ismail Abdel-Mohsen, un estudiante de 18 años que formaba parte de la multitud congregada ante la mezquita de Rabia al-Adawiya, de acuerdo con información difundida por la agencia AP. Además, restó importancia al presidente del nuevo gobierno interino que juró el cargo la víspera, por ser "una marioneta de los militares". La multitud comenzó a desfilar hacia el cuartel general de la Guardia Republicana, muchos al grito de "Tras el anochecer, el presidente Morsi volverá al palacio". Los detractores del depuesto presidente conformaron su propia agrupación, el Frente de Salvación Nacional (FSN), y lanzaron “un llamado urgente a movilizarse en todas las plazas de Egipto en apoyo a la revolución del 30 de junio”, por las masivas manifestaciones de protesta del pasado domingo.

Comentarios