Avanza en el Congreso de EU plan de ataque militar contra Siria

miércoles, 4 de septiembre de 2013
WASHINGTON (proceso.com.mx).- Aun cuando los líderes legislativos expresan apoyo al pedido que hace el presidente Barack Obama, para lanzar un ataque militar limitado contra Siria, el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, con múltiples objeciones, la petición del mandatario estadunidense. Con 10 votos a favor y siete en contra, el Comité Legislativo avaló la propuesta de resolución que le envió la Casa Blanca, de realizar un ataque militar muy específico y limitado contra Siria, como castigo contra el gobierno del presidente Bashar al-Assad, por presuntamente ordenar el ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto contra varias poblaciones civiles a las afueras de Damasco. La aprobación en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, es apenas un paso en el proceso legislativo de Estados Unidos, para que el pedido de Obama pueda ser debatido y sometido a votación; tanto en el Pleno del Senado como en el de la Cámara de Representantes; la próxima semana a partir del 9 de septiembre. La resolución aprobada por el Comité establece un periodo de 60 días para que Obama y sus estrategas militares ataquen objetivos militares en Siria, con la estricta condición de no involucrar a tropas terrestres en las acciones bélicas. La medida también ofrece la ampliación de 30 días al plazo convenido, en caso de que los estrategas del Pentágono lo consideren necesario para concretar los objetivos del ataque. La clara división en el resultado de la votación del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, refleja la incertidumbre que hay respecto a la votación final sobre el pedido de Obama en los plenos del Congreso federal. Al voto del Comité senatorial falta también sumarle el que ocurrirá en el Comité de Relaciones Internacionales de la Cámara de Representantes, en donde como en el anterior, John Kerry, secretario de Estado; Chuck Hagel, de Defensa, y el general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto, expusieron los objetivos del ataque y cabildearon por su aprobación. A pesar de que en su pedido original al Congreso Obama no establece como objetivo del ataque el derrocamiento del gobierno de Assad, en el documento aprobado por el Comité del Senado, se agregó este apartado por iniciativa del senador republicano por el estado de Arizona, John McCain. Las encuestas llevadas a cabo por distintos medios de comunicación, señalan que la gran mayoría de los ciudadanos estadunidenses se oponen al pedido de Obama. Consideran que no existe ninguna amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos en Siria. De esto se desprende en que en la Cámara de Representantes dominada por los republicanos, existan más probabilidades de que la autorización para atacar a Siria pueda ser rechazada, a diferencia del Pleno de la Cámara de Senadores donde el dominio representativo es de los demócratas.

Comentarios