Derechos humanos e inmigración, temas de la primera reunión Cuba-EU en La Habana

jueves, 18 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- En la primera reunión de alto nivel que sostendrán en enero próximo representantes de Estados Unidos y Cuba en La Habana, los derechos humanos y la inmigración, serán dos de los temas principales que enmarcarán la agenda sobre la reanudación de las relaciones bilaterales entre ambos países, informó la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson. La funcionaria precisó que el encuentro que ella misma encabezará por parte de Estados Unidos se desarrollará en el marco de una ronda de diálogo migratorio en la que se pondrán sobre la mesa los derechos humanos, un tema –dijo—siempre presente en los diálogos migratorios. Se ha hablado, por ejemplo, de si las autoridades cubanas han acosado a las personas que solicitan el estatus de refugiado para ir a Estados Unidos, señaló Jacobson en rueda de prensa. "Cuando hablamos de cómo las personas son tratadas cuando regresan a Cuba después de que han intentado dejar el país, eso es una cuestión de derechos humanos", explicó. Jacobson dijo que la novedad del diálogo radica en que se hablará por primera vez de "temas adicionales que no aparecen en la agenda de diálogo sobre migración" y que forman parte de "una serie separada de conversaciones que entran en la nueva iniciativa" del presidente Barack Obama. "Usaremos los diálogos migratorios como una oportunidad para comenzar a hablar de otras cosas que están en la agenda, dado el anuncio de ayer", con el que Obama abrió un nuevo capítulo en las relaciones diplomáticas entre ambos países. “Vamos a usar este diálogo como parte del proceso de restauración de las relaciones diplomáticas", subrayó. En la rueda de prensa, Jacobson también se refirió a la apertura de embajadas en las capitales de ambos países. Al respecto explicó que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas implicará el fin del acuerdo que Estados Unidos y Cuba mantienen con Suiza, país que ha fungido como mediador y se ha encargado de proteger las oficinas de intereses de ambos países en La Habana y Washington. Según la funcionaria el personal estadunidense en la isla dejará de estar bajo la protección de Suiza y será incluido en la lista de diplomáticos del gobierno cubano. Respecto de la revisión de la inclusión de Cuba en la lista de países a los que Estados Unidos considera patrocinadores del terrorismo, otra de las medidas anunciadas por Obama, la secretaria adjunta dijo que, si el Senado de Estados Unidos retira a Cuba de esta lista, algunas de las sanciones y restricciones que pesan sobre la isla "podrían ser eliminadas". Para sacar al país del listado, detalló, el Departamento de Estado comprobará que Cuba no ha participado ni apoyado ningún acto de terrorismo internacional en los últimos seis meses. “Debemos de ver si (Cuba) ha renunciado al uso del terrorismo. Debemos ver si ha ratificado instrumentos internacionales para luchar contra el terrorismo", subrayó. De acuerdo con Jacobson, una que el Departamento de Estado aclare estos puntos, su titular, John Kerry, enviará al presidente un informe con los detalles y las conclusiones del documento que se enviarán al Congreso mismo que deberá devolverlo en 45 días. Aclaró que este será meramente informativo y "no para pedir la aprobación o negación del Congreso". El viaje a La Habana, la apertura de las embajadas y la revisión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo son solo algunos de los puntos sobre los que trabajará el Departamento de Estado en los próximos meses. En principio, el encuentro de alto nivel en La Habana iba a celebrarse la segunda semana de enero pero debido a “un problema de agenda” de Jacobson se propuso efectuarlo a finales de ese mes, aunque todavía falta que el gobierno cubano se pronuncie al respecto.

Comentarios