El Salvador: El FMLN dispuesto a una "agenda común" con la oposición

viernes, 14 de marzo de 2014
San Salvador (apro).- A las dos de la madrugada del jueves 13 el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de El Salvador, Eugenio Chicas, dio a conocer el resultado del escrutinio final de las elecciones del domingo 9 en las que se realizaron votaciones en segunda ronda para elegir al próximo presidente de la República. La conclusión del TSE fue clara: las votaciones beneficiaron al candidato de la izquierda Salvador Sánchez Cerén, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), quien ese mismo día llamó a todas las fuerzas políticas, económicas y sociales a un acuerdo de nación para enfrentar los grandes problemas locales como la violencia, el desempleo y la pobreza. Pero la propuesta del FMLN no es gobernar solos, sino con el acompañamiento de otros sectores políticos y sociales, incluido la oposición, tal como lo anuncian la mayoría de líderes del partido exguerrillero, quienes han negado que pretendan hacer algún tipo de revolución, en su defecto proponen: la época actual es de entendimiento e integración. Sánchez Cerén aventaja por apenas 6 mil 364 votos, es decir 0.22 puntos porcentuales de la votación válida, a Norman Quijano, de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), quien desconoció inmediatamente los resultados. El día de las elecciones, cuando se contabilizaba apenas el 50% de las actas electorales, montó una conferencia de prensa y se autoproclamó presidente electo. Horas más tardes el escrutinio preliminar fue adverso para la derecha. La situación actual de El Salvador nunca había tenido lugar en la historia de este país centroamericano: hay un triunfador de los comicios, pero  no se le ha proclamado al presidente electo porque existen pendientes recursos legales de nulidad de las elecciones que el TSE debe resolver. El abogado y exmagistrado del TSE, Félix Ulloa, aclara a Apro que “nunca se había dado en El Salvador semejante conflicto que se está dirimiendo en el campo jurídico. Al siguiente día de las elecciones Arena presentó un recurso de nulidad del proceso electoral; en estos momentos el TSE estudia las pruebas y resolverá quizás la próxima semana”. “Sólo hay un caso más o menos parecido a nivel internacional: el de México de 2006, cuando el Partido de la Revolución Democrática (PRD), que postulaba a Andrés Manuel López Obrador, alegaba que había ganado la contienda y que le habían cometido fraude a favor de Felipe Calderón, del Partido de Acción Nacional (PAN)”, explicó Ulloa, quien recalcó que el conflicto local también podría extenderse como ocurrió en el caso mexicano. Por su parte, Salvador Sánchez Cerén, junto con el resto de los dirigentes más importantes del FMLN, ha asegurado que “las elecciones han sido limpias, transparentes y legítimas”. “Los candidatos de Arena y su liderazgo saben que han perdido, pero son malos perdedores”, afirmó el diputado Roberto Lorenzana, jefe de Comunicaciones del partido izquierdista. “Estamos esperando que a los señores de Arena se les pase el mal momento de la derrota para podernos sentar y diseñar una ruta de diálogo para una agenda común”, añadió Lorenzana, para más adelante señalar que “habrá que tener confianza en la palabra y la propuesta de Sánchez Cerén porque con él se estará hablando con el ‘poder real’ del FMLN”, aseguró en referencia a que no pasa ni pasará lo mismo que tener nexos con el actual presidente Mauricio Funes, porque éste no es un militante del FMLN, mientras que el candidato triunfador “es uno de los principales fundadores y dirigentes del partido izquierdista”. El beneficio de la duda” Medardo González es también excomandante insurgente, al igual que Sánchez Cerén. Ocupa el cargo de secretario general del FMLN. Tras de que el TSE informó de las estadísticas del escrutinio final, González explicó cuál es la “ruta a seguir! por el FMLN en los próximos días. “Bueno, nos hemos reunido con el candidato a hacer agenda. Lo primero que tenemos en mente es la conformación del equipo de transición nuestro, con el del presidente saliente. Imagínate que ahí nuestro futuro presidente tiene gran labor porque él es vicepresidente de la República”, apuntó González, quien en 2009, cuando triunfó Funes, también tenía a  su cargo la dirección del partido. “También tenemos en agenda al equipo que va a trabajar el Plan de Nación, que es de largo plazo y para el cual hemos llamado a la oposición y le tendemos un puente”, acotó. El líder del FMLN mencionó que “los problemas no esperan” y que “es urgente iniciar en el desarrollo de los planes de seguridad, porque la inseguridad es lo que más agobia a los salvadoreños; el tema del empleo y cómo vamos a resolver la productividad de la economía, porque sólo así se genera empleo”. “A ese empresariado que ha tenido una postura política e ideológica contraria a nuestro partido, pues que nos den el beneficio de la duda. Los llamamos a sentarse con nosotros, para ver si es posible elaborar agenda. Sé que tenemos puntos de vista distintos y a veces encontrados sobre la mayoría de aspectos: económicos, políticos y sociales. Pero debemos hacer un intento porque estamos dispuestos a entrar en una lógica de entendimiento”, dijo González. “No estamos pensando en locuras, lo que queremos es combatir la pobreza y que no haya más gente hambrienta ni descalza. Juntos, empresarios y Estado, podemos juntar esfuerzos para resolver estos problemas”, reconoció finalmente González, quien fue conocido durante el conflicto armado como “Comandante Milton Méndez”. De acuerdo a las propuestas que ha hecho el FMLN, en especial el triunfante Sánchez Cerén, “se está trabajando en la conformación de un equipo de trabajo que diseñe lineamientos estratégicos para hacer de El Salvador un país productivo”. “Este equipo multidisciplinario debe diseñar las líneas para convertir a El Salvador en un país productivo, educado, saludable y seguro para los próximos 25 años. Se trata de construir acuerdos económico sociales y cómo revivimos y reactivamos la economía que fue estancada por el neoliberalismo”, explicó otro de los dirigentes del FMLN, José Luis Merino, conocido en la guerra como “Comandante Ramiro Vázquez”. “El mensaje que nos ha enviado la sociedad salvadoreña en estas elecciones es que debemos tener entendimiento e integración. Por eso puedo decir que estamos contentos con haber sido certeros en la decisión de llevar como candidato a Salvador”, reconoció Merino. “Tendremos al frente del gobierno al tercer guerrillero de Latinoamérica que asume el gobierno en esta etapa de democracia. Él es un hombre honesto y transparente, al mismo tiempo que ha despertado la confianza de la sociedad. Esto va a fortalecer la relación del FMLN con la sociedad y estamos muy contentos en haber propuesto a un exjefe, a un comandante de la guerrilla para que fuera el futuro presidente de El Salvador”, finalizó José Luis Merino.

Comentarios