Secuestran a periodista de Globovisión Venezuela

lunes, 7 de abril de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- Nairobi Pinto, jefa de corresponsalías del canal venezolano de televisión Globovisión, fue secuestrada por tres sujetos encapuchados la tarde del domingo pasado cuando llegaba a su casa en Chaguaramos, Caracas. Luis Pinto, padre de Nairobi, quien también es periodista, dijo desconocer el motivó del secuestro de su hija. "Sé que tiene un trabajo de mucha responsabilidad, es posible que alguien no le guste lo que publicaste y eso es normal dentro del periodismo, pero profesionalmente no tiene problemas", declaró a la agencia EFE. La televisora, afín al gobierno de Nicolás Maduro, indicó a través de su sitio web que sus directivos acompañaron a los familiares de la periodista "en el proceso de contacto con los cuerpos de seguridad, los cuales están atendiendo el caso". Hizo un llamado a los captores para que la liberen y a la sociedad en general a hacer buen uso de las redes sociales. "Esta planta televisiva insta a ser responsables en el uso de las redes sociales, para evitar entorpecer las labores de las autoridades y poner en peligro la vida de nuestra compañera de labores", pidió. De acuerdo con el padre de Nairobi, tres hombres armados y encapuchados que iban a bordo de un automóvil Chevy color azul metálico, sin placas, interceptaron a Nairobi cuando salía de su vivienda en Chaguaramos, Caracas. "Fue un hecho que se registró en fracciones de segundo, no sé si podría utilizar esa expresión, pero fue sumamente rápido. “Había llegado de hacer mercado, fue con una compañera, estaba bajando las compras. En el momento en que salimos a ayudar, apareció un vehículo, se desplazan tres sujetos, todos encapuchados, nos encañonaron y no sabíamos si querían llevarse la camioneta o a Nairobi. “Se llevan a Nairobi, nos movilizamos y pusimos la denuncia ante las autoridades", relató el padre de la periodista El periodista pidió a los captores de su hija que la devuelvan pronto y aseguró tener confianza en la labor de las autoridades policiales de Venzuela. "¿Qué (se puede) sentir cuándo no sabes dónde está tu hija?, ¿qué ha pasado con tu hija? estoy atado de pies y manos. Solo pido a Dios Todopoderoso que intervenga y me devuelvan a mi hija sana y salva", manifestó. Pinto declaró que hasta el momento no han recibido ninguna llamada de los secuestradores quienes, dijo, "quizás no valoran la acción que han cometido". "El dolor que tenemos nosotros en el hogar es incomparable, en otras oportunidades había escuchado estas expresiones, pero no sabía la magnitud de lo que sufre un padre, una madre, un hermano", declaró. "Por dentro llevo un candelero de preocupación, no de rabia, sino de impotencia ante una situación que no se sabe a qué se debe, no somos gente de bienes de fortuna, somos profesionales. Incluso, soy profesional del periodismo tal como lo es mi hija. Su madre está derrumbada como toda su familia y sus hermanos", expresó.